Pfizer fabricará solo la mitad de las vacunas contra la COVID-19 previstas para 2020

El laboratorio advirtió que esto ocurre como consecuencia de problemas con la puesta a punto de la cadena de suministro.

Pfizer fabricará solo la mitad de las vacunas contra la COVID-19 previstas para 2020

Foto: Reuters

Sociedad Unidiversidad Vacuna COVID / por Unidiversidad / La Nación / Publicado el 04 DE DICIEMBRE 2020

El laboratorio Pfizer, unos de los que lideran la carrera contra la vacuna para combatir la COVID-19 en el mundo, anunció que solo fabricará la mitad de las dosis previstas para este año, como consecuencia de problemas con la puesta a punto de la cadena de suministro. En un principio, la compañía había estimado más de 100 millones de unidades de su vacuna, a la espera de la autorización en Estados Unidos y la Unión Europea, pero ahora se compromete a reducir 50 millones antes de que termine 2020, de acuerdo con lo que señala The Wall Street Journal.

"Vamos tarde. Algunos de los primeros lotes de las materias primas no han satisfecho los estándares. Lo hemos solucionado, pero nos ha faltado tiempo para alcanzar las proyecciones", dijo un representante de la empresa al medio estadounidense.

Si bien lo previsto para este año ha menguado a la mitad, Pfizer mantiene su proyección de producir más de 1000 millones de dosis durante 2021, cuando comience la verdadera campaña mundial. Fue este 1.° de diciembre cuando la empresa y su socio alemán BioNtech pidieron la autorización europea para "producir a nivel mundial hasta 50 millones de dosis de vacunas en 2020 y hasta 1300 millones de dosis en 2021".

Vacunación masiva: "híper freezers" y el aporte clave de la UNCUYO para un operativo inédito

La provincia de Mendoza comenzó a preparar el terreno para cuando lleguen las vacunas contra la COVID-19. Para este operativo inédito la refrigeración de las dosis es clave. En este marco, el Ministerio de Salud provincial firmó un convenio con la UNCUYO, para que se puedan almacenar vacunas en el híper freezer que tiene la Facultad de Odontología.

Debido a que la vacuna se formula con materias que el laboratorio recibe de Estados Unidos y Europa –como agentes antivirales, antisépticos, agua estéril o fragmento de ARN del SARS-CoV-2–, se complicó el hecho de alcanzar la escala necesaria de estas para producirla en masa.

El anuncio tiene lugar después de que el grupo informático IBM alertara ayer de una serie de ciberataques dirigidos contra la cadena de distribución de las vacunas contra el coronavirus de Pfizer, que requieren que las dosis sean almacenadas y transportadas a muy bajas temperaturas.

Memes y desconfianza política, los efectos secundarios de la vacuna contra la COVID-19

La carrera para conseguir la vacuna contra la COVID-19 generó grandes expectativas en la sociedad argentina porque significa un posible final para la enfermedad. Sin embargo, al visibilizar la voluntad de compra del Gobierno nacional y comprobarse más del 90 % de efectividad, algunas personas afirmaron que no quieren vacunarse.

La dirección general de Fiscalización y Aduanas, servicio perteneciente a la Comisión Europea, fue uno de los blancos del ataque, así como compañías de energía e informática de Alemania, Italia, República Checa, Corea del Sur y Taiwán, dijo IBM.

Los piratas enviaron correos electrónicos fraudulentos a nombre de un supuesto dirigente de la empresa china Haier Biomedical, que efectivamente forma parte de la cadena logística de las vacunas y colabora con la Organización Mundial de la Salud, Unicef y otras agencias de la ONU. El objetivo era obtener datos confidenciales y sensibles.

Fernández adelantó que intentarán vacunar a 300 mil personas antes de Año Nuevo

El presidente Alberto Fernández reveló este jueves que el Gobierno nacional firmará "esta semana" el contrato con Rusia para recibir las vacunas Sputnik V contra el coronavirus y adelantó que se prevé "vacunar a 300 mil personas antes de fin de año".

El grupo estadounidense precisó que no puede determinar quién está detrás de esos ataques, pero asegura que su naturaleza y sofisticación hacen pensar en los métodos de un actor estatal. "Sin un camino claro a un botín, es improbable que los cibercriminales consagren el tiempo y los recursos necesarios para ejecutar una operación tan premeditada", escribieron Zaboeva y Frydrych. IBM dice no saber si los intentos fueron exitosos.