¡Queremos tocar! Por qué nos estresa no poder abrazar a quienes queremos

La evolución del ser humano y su gestación influyen en nuestras ganas de tener contacto físico. Un psicólogo brindó algunos consejos para reemplazar esa satisfacción.

¡Queremos tocar! Por qué nos estresa no poder abrazar a quienes queremos

Sociedad

Aislamiento obligatorio

Unidiversidad

Unidiversidad / Fuente: BBC

Publicado el 28 DE ABRIL DE 2020

Si bien muchos de nosotros todavía podemos ver o hablar con nuestros seres queridos, no podemos abrazarlos ni tocarlos. El distanciamiento físico es una de las claves para evitar la transmisión de coronavirus. Sin embargo, algunos especialistas advirtieron que somos menos felices al no poder tener contacto físico con otras personas.

Cumpleaños y otros festejos se celebran actualmente con videollamadas, vecinos conversan a través de la ventana y aquellos que viven solos sobreviven sin contacto humano alguno en esta cuarentena cuyas reglas varían de país en país, pero que, en líneas generales, nos obligan a permanecer en la casa y a mantener una distancia de dos metros de otras personas en caso de tener que salir.

El tacto es algo "verdaderamente fundamental" para los humanos; vivir sin él debilita nuestras relaciones más cercanas, dijo Robin Dunbar, profesor de Psicología Evolutiva de la Universidad de Oxford, en Reino Unido.

"El tipo de contacto más íntimo –el brazo alrededor del hombro, una palmada en el brazo y este tipo de cosas reservadas para amistades más cercanas y miembros de la familia– es realmente importante", aseguró el científico. Nos hace sentir más felices y satisfechos, y nos ayuda a confiar en los demás.

El tacto es el primer sentido que se desarrolla en el útero. Investigaciones han mostrado que el contacto físico con otros reduce el efecto del estrés.

Descubrir la rosa en medio de la crisis por la pandemia

Gracias al Zorro, el Principito descubre que el verdadero sentido de su existencia es su rosa, la misma que lo confunde a tal punto con su comportamiento que decide dejar su asteroide y emprender un viaje a través del universo para separarse de ella.

 

Del aseo social al acariciamiento

Dunbar sostuvo que la razón por la que los humanos necesitan contacto físico es debido a nuestro pasado evolutivo como primates.

"Todos los primates son intensamente sociales y, probablemente, los más intensamente sociales de todos los animales del planeta", señaló.

"Ellos construyen este tipo de relaciones y amistades entre sí a través del tacto social, que toma la forma de aseo social, que consiste en revisar el pelaje del otro. Y nosotros todavía lo hacemos", continuó Dunbar. "Mientras que la mayor parte de nuestro pelaje ha desaparecido, los humanos hacemos los mismos movimientos en exactamente las mismas neuronas cuando acariciamos, abrazamos y damos palmadas", explicó. Esto estimula la producción de endorfinas, las sustancias químicas que nos hacen sentir bien y que actúan en el cerebro para acallar el dolor.

Simple y claro: cómo cumplir con las salidas recreativas

El presidente Alberto Fernández defendió el permiso otorgado en esta nueva fase de cuarentena para que se realicen paseos cortos de una hora. En línea con esa medida, el gobernador Rodolfo Suarez articuló durante el mediodía cómo debe desempeñarse la población a través de una conferencia de prensa realizada en Casa de Gobierno.

Cómo reemplazar el contacto físico

Aunque algunas culturas son más táctiles que otras, pero tocar es importante para todos, manifestó Dunbar a la BBC. "Hicimos un sondeo en toda Europa, desde Rusia hasta Finlandia en el norte, pasando por Reino Unido e Italia en el sur, y también en Japón, y todos básicamente tocan las mismas partes del cuerpo", explica.

Aun así, es posible reemplazar los beneficios del contacto físico en la distancia, aseguró el científico. "Reírnos, hacer reír a los demás y cantar son formas muy buenas para poner en movimiento al sistema de endorfinas", dijo.

"Pero al final, para las relaciones cercanas –esos amigos que nos ponen el hombro para llorar– creo que dependen del contacto físico de la mirada".

sociedad aislamiento obligatorio abrazos contacto físico evolución primates distanciamiento social coronavirus bbc