Rafael Giardini: “Es doloroso tristísimo e irreparable”

El presidente de Huracán Las Heras habló luego del trágico hecho en el Estadio General San Martin. Sorpresa, tristeza y culpas compartidas fueron las sensaciones de Giardini.

Rafael Giardini: "Es doloroso tristísimo e irreparable"

Los jugadores del Globo festejan uno de sus goles antes de que se desatara el conflicto. Foto: gentileza Prensa HLH.

Deportes

El Suplementario

Violencia en el Fútbol

Radio U

Martín Pereyra para Radio U

Publicado el 01 DE NOVIEMBRE DE 2021

Iban 33 minutos del segundo tiempo del partido que el Globo le ganaba 3 a 1 a Ferro de General Pico, con goles de Bruno Nasta, Agustín Verdugo y José Méndez cuando comenzó el hecho que ensombreció de la tarde. En el tercer gol ya se habían dados indicios de que algo podía pasar. Luego del segundo gol convertido por Verdugo se vieron corridas en la popular del General San Martin. Los dichos por hinchas presentes mencionan que el conflicto pasó porque un grupo de una de las dos facciones involucradas intentó ingresar sin pagar la entrada, los de la otra facción que estaba dentro de la cancha echaron a las piñas a los que querían entrar y ese fue el inicio de lo que pudo terminar en tragedia.

Dentro de la cancha, mientras se veían las corridas, el partido continuaba y llegaría el tercer gol de Huracán, convertido por Méndez. Grito de gol que fue opacado por las corridas y el cero accionar policial, que aún no se daban cuenta de lo que estaba pasando a los alrededores. Luego del gol uno de los colaboradores del club local se percató de que un hincha había entrado a la cancha, estaba sacando las banderas, le dieron avisó al árbitro y a la policía, que con cautela intentaban entender lo que estaba pasando. Hasta que comenzaron las detonaciones sonidos de una balacera de película de acción, algo fuerte sucedía en los alrededores del estadio y repercutió dentro de la cancha cuando algunos de los tiros ingresaron por uno de los portones que se ubica en la esquina norte del estadio.

Un impacto de bala dio en el hombro izquierdo del director técnico de Ferro, Mauricio Romero, quien cayó al piso y fue ayudado por sus jugadores para salir de la cancha. Mientras que más de 300 personas que estaban en la tribuna detrás de los bancos de suplentes, entre periodistas, jugadores y familiares de los jugadores se refugiaban tras la pared baja del alambrado mientras se escuchaban los zumbidos de las balas que entraban a la cancha.

Sorpresa, incertidumbre, miedo y tristeza lo que se veía en la cara de todos y todas, luego de lo sucedió quien no escapó a esos sentimientos fue Rafael Giardini, presidente de la institución, explicó: “Estoy sorprendido por la gravedad de los hechos, cada día entiendo menos las cosas, a la gente, a la sociedad y el momento que vivimos, es irreparable”.

Es un hecho que no se vivía hace muchos años, para Rafael Huracán Las Heras era un club ordenado sin problemas, sin violencia y esto va a dejar una secuela. Cosa que al presidente de la institución “le da vergüenza”.

“Es lamentablemente muy fuerte lo que ha pasado. ¿Quién puede tener ganas o deseo de cambiar esta imagen que me causa mucho dolor? Esto es irreparable”, dijo Giardini al borde de las lágrimas y poniendo en velo su continuidad y la de todos en el club.

En cuanto al impacto de bala en el hombro de Mauricio Romero, el mandamás del Globo afirmó que “gracias a Dios el director técnico salió caminando”. Romero fue rápidamente atendido por los médicos en el vestuario y luego llevado al hospital Carrillo donde se constató que recibió un disparo calibre 22 y fue dado de alta a las pocas horas.

 

¿Qué fue lo que pasó?

“Dos fracciones que tiran tiros para cualquier lado, imagínate pagamos un servicio policial donde entran las armas. ¿Cómo hacen para entrar? Es doloroso tristísimo e irreparable” comentó Giardini, también culpando al accionar de la policía que se vio desbordada con lo sucedido. 

A esto agregó “Creo que hay que llamarse al silencio, aceptar la realidad y lo que ocurra. Hay que hacerse cargo porque hay cosas que a veces escapan a uno y desgraciadamente no se pueden solucionar”.

En cuanto a la sanción que le puede caber al club es algo inimaginable, sin embargo, en las redes sociales y medios se hablan de una sanción ejemplificadora, y el Globo podría perder la categoría, respecto a eso Rafael sostuvo: “No me interesa la sanción, me interesa la imagen de una institución que nos hemos roto el lomo de manera impresionante para llegar y terminar. Esto es grave, es muy feo y la realidad va a marcar que cada uno tomaremos la decisión que sea más ventajosa para lo personal, si nos atrevemos a esto ya no hay seguridad”.

El presidente de Huracán Las Heras finalizó comentando: “Por supuesto que todo esto es responsabilidad de los dirigentes pero, ¿qué querés que hagamos? ¿Vos crees que se puede parar? Esto como dirigente no lo podemos parar, cada uno se tendrá que hacer cargo”.

deportes fútbol violencia en el fútbol huracán las heras balacera hlh hlh el suplementario