Sarlo, la vacuna “por debajo de la mesa” y la respuesta de Kicillof

Una vez que trascendió su declaración en Tribunales en el marco de la causa del “Vacunatorio VIP”, se armó una gran polémica nacional.

Sarlo, la vacuna "por debajo de la mesa" y la respuesta de Kicillof

Foto publicada por infobae.com/AE

Nacional Unidiversidad Vacunatorio VIP / por Unidiversidad / Fuentes: Télam / Medios / Publicado el 10 DE MARZO 2021

La jueza María Eugenia Capuchetti tomó declaración este miércoles a la intelectual Beatriz Sarlo en la causa que investiga el posible desvío de vacunas contra el coronavirus, a raíz de que la escritora relató en televisión que le habían ofrecido inocularse cuando –según criterios epidemiológicos– aún no le correspondía.

“El ofrecimiento fue a fines de enero por intermedio de mi editor de Siglo XXI, Carlos Díaz. Por lo que yo entendí, desde provincia de Buenos Aires estaban vacunando para lograr fotos que persuadieran a la gente. En ese momento, todavía había cierta duda de la efectividad de la vacuna”, declaró Sarlo ante el fiscal Eduardo Taiano y la jueza Capuchetti.

La escritora dijo que el ofrecimiento fue realizado por Soledad Quereilhac, la esposa del gobernador bonaerense Axel Kicillof. Por esta razón, una vez que trascendió su declaración, se armó una gran polémica nacional.

Minutos después, el Gobierno bonaerense dio su versión desmintiendo haberle ofrecido a la ensayista vacunarse contra el coronavirus "antes de tiempo o sin esperar el turno". Precisó que, en el inicio de la campaña de vacunación, se la había invitado a participar de una cruzada de concientización para contrarrestar la campaña de desprestigio que por entonces impulsaban "parte de los medios y algunos sectores de la oposición".

Los voceros de la administración provincial señalaron que la idea de hacer una campaña en defensa de la vacunación estaba inspirada en acciones similares realizadas en otras partes del mundo, como la llevada adelante por el Servicio Público de Salud (NHS) de Gran Bretaña, que, para transmitir confianza en la vacuna, convocó a figuras relevantes en la vida pública de ese país.

Así lo expresaron fuentes del Gobierno bonaerense luego de que Sarlo declarara en Tribunales que una oferta de vacunarse contra el coronavirus le había llegado en enero último "desde la provincia de Buenos Aires, a través de la esposa del gobernador" (por Soledad Quereilhac).

Sarlo, de 78 años, declaró este miércoles por la mañana y relató ante la jueza federal María Eugenia Capuchetti y el fiscal Eduardo Taiano que el editor Carlos Díaz, de la editorial Siglo XXI (por la que publica sus libros), le había hecho llegar una propuesta de la esposa de Kicillof para participar de la campaña de vacunación con personalidades públicas que por entonces estaba motorizando el Gobierno bonaerense.

 

Arrepentimiento

Beatriz Sarlo reflexionó este miércoles que no debió haber dicho que le habían ofrecido la vacuna contra el coronavirus "por debajo de la mesa" y aseguró que se autocritica "fuertemente", luego de haber tenido que ir a declarar como testigo ante la justicia federal en el marco de una causa en la que se investiga si hubo desvío de vacunas a personas a las que aún no les correspondía recibirlas.

"Me autocritico fuertemente, no debí decir 'por debajo de la mesa'", sostuvo Sarlo en el marco de una entrevista radial que le concedió esta tarde al programa "Mejor País del Mundo", que se emite por Radio Con Vos.

La causa

En la causa está imputado el exministro de Salud, Ginés González García, entre otros. Los investigadores ya escucharon como testigos a médicos y empleados del Hospital Posadas, adonde eran derivadas personas desde el Ministerio para vacunarse. También declararon ya los miembros de una comitiva del hospital que fue al Ministerio a aplicar vacunas, ocasión en la que se inmunizaron varias personas, entre ellas, el periodista Horacio Verbitsky.

 

Habló Kicillof

El gobernador bonaerense negó que su esposa le haya ofrecido una vacuna contra el coronavirus a la escritora Beatriz Sarlo y aclaró que sólo se la invitó a participar de una acción colectiva de concientización, que pretendía contrarrestar la campaña de desprestigio hacia la vacuna que impulsaban, en enero, dirigentes de la oposición y algunos medios.

"Mi esposa (por Soledad Quereilhac) no ofrece vacunas, no se vacunó nadie de mi familia. Lo que titulan algunos medios es mentira, y una campaña horrible y de odio hacia mi familia", cuestionó el mandatario.

En declaraciones a TN, Kicillof detalló que, después de participar de un acto con el Presidente, vio que "había títulos que decían que a Sarlo se le ofreció una vacuna por abajo de la mesa: es una campaña de desprestigio a mi esposa, porque nadie ofreció eso". 

El gobernador recordó que, en enero, en Villa Gesell, anunció el inicio de una campaña denominada "Yo pongo el hombro" para sumar personalidades que se vacunarían en público para transmitir confianza a la sociedad y contrarrestar "el desprestigio a la vacuna que impulsaba una parte de la oposición". Detalló que, en aquel momento, con la idea de motorizar la iniciativa, contactó "al director de la editorial en la que se publican mis libros (por editorial Siglo XXI) y el editor (Carlos Díaz) le mando un mail a Sarlo para invitarla a la campaña, porque es conocida y opuesta al gobierno".

"Suspendimos la campaña de gente reconocida cuando el artículo de 'The Lancet' hizo de goma el argumento antivacuna contra la Sputnik V", explicó Kicillof, y agregó: "La campaña antivacuna fracasó, pero tuvimos que darle disputa".