Según Wagner, CFK era jefa de un sistema de recaudación ilegal

Así lo declaró en la causa sobre los cuadernos de las coimas. El expresidente de la Cámara Argentina se presentó ante la Justicia como “arrepentido”.

Según Wagner, CFK era jefa de un sistema de recaudación ilegal

Carlos Wagner, extitular de la Cámara Argentina de Construcción, y Cristina Fernández de Kirchner, expresidenta de la Nación. Foto publicada en Perfil.

Nacional Unidiversidad Diario de coimas / por Unidiversidad / Fuente: Clarín / Publicado el 13 DE AGOSTO 2018

Cristina Fernández de Kirchner presentó un escrito ante el juez federal Claudio Bonadio, en Comodoro Py, por la causa de los cuadernos de las coimas. Es que la expresidenta fue señalada directamente por el empresario Carlos Wagner, quien también fue el titular de la Cámara Argentina de Construcción y que declaró como “arrepentido” en la investigación.

Wagner expuso a CFK como jefa del sistema de recaudación ilegal que él mismo contribuyó a armar. El empresario declaró que tanto el ministro de Planificación Federal de los Kirchner, Julio De Vido, como la propia exjefa de Estado sabían de los pagos ilegales que recolectaba Roberto Baratta, número dos de la cartera mencionada. El pasado viernes (10 de agosto) dio su testimonio en la causa con la figura de “arrepentido”.

En la Justicia consideraron que su testimonio fue crucial para la causa y, por esa declaración, la senadora con fueros Cristina Fernández debió presentarse ante el juez Bonadio en calidad de imputada como jefa de una asociación ilícita que juntó alrededor de 160 millones de dólares por fuera del circuito legal. Wagner aportó su testimonial que complicó a la expresidenta, pero -según especificó Clarín- no es la única prueba que habría en el expediente en contra de la legisladora.

Wagner declaró que las constructoras que ganaron licitaciones de obra pública durante la década del kirchnerismo estaban adjudicadas de antemano y todos los participantes de esos procesos administrativos lo sabían, incluso el Gobierno.

En su testimonio, el expresidente de la Cámara de Construcción afirmó que la distribución “trucha” de parte de los fondos estatales que sus colegas ganaban gracias a los contratos multimillonarios para construir infraestructura volvía a los Kirchner a modo de coimas o sobornos para poder continuar formando parte de ese “club” de beneficiados y beneficiarios. Además, aseguró que CFK estaba al tanto de todo lo que pasaba y hasta sabía al detalle de cómo marchaba la “recaudación” entre empresarios que ejecutaban Baratta y otros.