"No es un trabajo"

La trampa de los gremios

"No es un trabajo"

Identidad y Género

Especial Ser puta

Unidiversidad

Natalia Bulacio

Publicado el 03 DE JULIO DE 2015

Sonia se muestra enojada cuando se le consulta sobre si una prostituta es o no una “trabajadora sexual". Le da bronca el discurso que sostiene que sí. Hace un mea culpa porque ella alguna vez lo creyó y porque también convenció a muchas mujeres de que así era. Utiliza su enojo para denunciar que ese concepto encubre la explotación y los intereses menos humanos que ella conozca.

Sonia Sánchez hoy es educadora popular y ayuda a las mujeres a salir de la situación de trata. Fue durante muchos años prostituta, y narra con agudeza y, por momentos, con angustia, los pesares que le implicó esa actividad.

Muchas mujeres encontraron un espacio en la Central de Trabajadores Argentinos, lugar que hoy señala como “sindicalismo con manejo fiolo”. "En AMMAR CTA no pudimos discutir si aceptábamos ser o no 'trabajadoras sexuales'. Las putas no elegimos, no decidimos, ¡somos putas!”.

Sonia no cree que la prostitución sea un trabajo. Considera que hay muchos sectores a los que les conviene que se les denomine así “porque el trabajo dignifica”.   

Con el paso del tiempo, la mujer presidió AMMAR Capital, pero abandonó esta posición porque el trabajo que se hacía allí era “repartir forros y cajas de alimentos”, apadrinados por iglesias y organismos varios.

¿Pensar que la prostituta es una trabajadora, entonces, es un engaño?

 El “orgullo de ser puta” es un engaño. Las palabras maquillan. Maquillan con palabras como “trabajadoras sexuales” y, por ende, reconocen a la prostitución como un trabajo. Hace más de diez años que circula ese discurso y, decime, ¿quién consiguió jubilación, derechos, seguridad social? ¿Cómo es eso? ¿A los cuántos años te jubilás de puta? ¿Cuántos días te corresponden de vacaciones por ser puta? Sólo un grupo de dirigentes vive bien gracias a este discurso, porque explota a las demás. Las putas son las otras. Lo único que les dan son forros. Y la verdad es que la prostitución es violencia. No es trabajo. La puta no tiene decisión sobre su propio cuerpo. Es una “mujer-máquina de hacer dinero” para otros.

¿Y el proxeneta?

¡Se legaliza al fiolo! Porque si la prostitución es un trabajo yo paso a ser una trabajadora sexual y el fiolo un empresario del sexo. Y entonces se hace un sindicato, que les cobra cuotas y recolecta información que, en definitiva, le sirve sólo a los proxenetas.

Especial atención te llamó el proyecto de la legisladora mendocina Lorena Saponara

¿Cómo se puede decir que este tipo de violencia es trabajo? Mendoza es una de la cinco provincias argentinas que buscan reglamentar desde derecho esta explotación. Una niña de 17 años es penetrada oral, bucal, y analmente hasta 30 veces por noche. En el sur de nuestro país, un varón prostituyente paga una hora 1000 pesos para penetrar bucal, oral y vaginal a esa mujercita. Lo puede hacer cuantas veces quiera porque ya pagó. De ese dinero, el 60 % va para el dueño del prostíbulo y el resto para el fiolo o la fiola de esa puta. ¿Y ella? A las mujeres que están en el prostíbulo les descuentan la comida y los elementos de la higiene personal. ¿De qué prostitución autónoma habla Saponara? La diputada dice que quiere luchar contra la trata, pero si regulariza la prostitución yo le quiero decir que tenga ojo, que el proxenetismo y los traficantes de mujeres son socios y necesitan de los sindicatos de trabajadoras sexuales, necesitan de ese discurso para poder legalizarse. El juez federal Ariel Lijo elevó a juicio oral la causa de Claudia Brizuela, representante de AMMAR CTA, como partícipe necesario en el crimen organizado de la trata. Porque se hicieron seis allanamientos en varios prostíbulos de San Miguel, provincia de Buenos Aires, y encontraron mujeres traficadas y todas con el carnet de “trabajadoras sexuales CTA”. Y estas mujeres declararon cómo las estaban sindicalizando y hasta cómo tenían que pagar 100 por mes ese carnet. Si la señora Lorena Saponara del FpV logra legalizar desde el derecho, saca del delito al proxenetismo. Entonces esos fiolos van a poder explotar a las putas sin ir presos, porque tendrán mujeres “trabajando”.

especialputa