Voluntad y compromiso

La mirada de Mauricio Boullaude.

Voluntad y compromiso

Facultad de Ciencias Económicas Suplementos RSE en Mendoza / por Matías Albornoz, becario de Prensa de la Facultad de Ciencias Económicas / Publicado el 04 DE NOVIEMBRE 2015

VALOS es una organización mendocina que promueve prácticas de responsabilidad social empresaria (RSE) junto a empresas y empresarios que operan en la provincia. Entrevistamos a su presidente, Mauricio Boullaude.

¿Cómo es la situación actual de nuestra provincia en materia de RSE en comparación con otras provincias y otros países?

Mendoza es pionera y con mayor desarrollo de la RSE en el empresariado, comparado con el resto de las provincias argentinas. En cuanto a Latinoamérica, estamos en el promedio de los más avanzados dependiendo del sector industrial de que se trate, porque hay sectores industriales muy dinámicos en la temática en Chile, Colombia y Brasil. Tenemos mucho que trabajar para ponernos a la altura de las potencias económicas como Estados Unidos y Europa. Finalmente, entiendo que en Asia hay países que todavía tienen mucho por desarrollar.

¿Hay incentivos por parte de los organismos públicos para que las empresas adopten estas prácticas?

Hay muy pocos programas e incentivos a nivel nacional. Uno interesante que funcionó muy bien en Mendoza fue Producción + Limpia, ejecutado a través del Ministerio de Medio Ambiente de la provincia y financiado con fondos del BID. A nivel provincial, actualmente existe una ley de RSE que fija algunos incentivos impositivos, aunque son muy limitados por lo que no ha logrado motivar al empresariado. Creo, personalmente, que una buena forma de bajar el alto nivel de presión impositiva actual, nacional y provincial, puede ser a través de incentivos a la aplicación efectiva de programas de RSE.

¿Hace falta más compromiso empresarial o por parte del Estado para el control y aplicación de estas acciones?

Si queremos un verdadero desarrollo sostenible para Mendoza, hace falta más compromiso empresarial. Recordemos que el desarrollo sostenible basa su definición en dejar a futuras generaciones al menos los mismos recursos con que cuenta la generación actual que hace uso de ellos. Por otro lado hay gente que le interesa el tema y no sabe cómo empezar; para eso trabajamos desde Valos, creando una comunidad de empresas que hagan sinergia y compartan acciones y prácticas de RSE. También falta mayor compromiso para lograr empresas más ciudadanas, que le exijan a los municipios y al Estado provincial metas a largo plazo, mayor participación ciudadana en los presupuestos y alto grado de transparencia en información pública, Nuestra Mendoza hace un buen trabajo en ese aspecto. Finalmente, considero que el Estado no sólo debe fomentar a las empresas a trabajar en sus acciones sino que como institución pública debe aplicar acciones de RSE para su funcionamiento. Lo mismo corre para el tercer sector como universidades o clubes.

¿Se debe capacitar al personal de manera especial para poder hacer efectiva la implementación?

No es necesario capacitar aunque ayuda conocer la temática y las buenas prácticas de otras empresas. Las principales acciones de RSE suelen venir por propuestas de sus colaboradores, sin estar estos necesariamente capacitados, y muchas veces se concretan bajo la forma de voluntariado con el aporte desinteresado de los colaboradores. Lo que debe hacer la empresa es ser vehículo para que se puedan concretar las buenas ideas que surgen de sus grupos de interés más cercanos como su personal, proveedores, comunidad cercana o clientes.

Si una empresa decide cumplir con la RSE, ¿se elevan los costos internos?

Todo lo contrario. Está largamente demostrado que la RSE no sólo no produce costos incrementales sino que produce importantes ahorros, nuevos negocios y ayuda a la sustentabilidad económica a largo plazo. Ejemplo de ellos son reducción de consumo eléctrico (menor huella de carbono), menor costo por reducción de uso del agua (huella hídrica), menor uso, reciclado o recuperación de materiales (huella ecológica), mejor salud para sus colaboradores, mayor compromiso de los grupos de interés, apertura de nuevos mercados a consumidores que exigen productos amigables con el medio ambiente (orgánicos, biodinámicos) o socialmente responsables (comercio justo), entre otros.

 

 

 

 

 

rse