¿Y si Mendoza fuera una provincia forestal? El Centro Tecnológico de la Madera propone el desafío

La UNCUYO gestiona el también llamado "Laboratorio de la madera" en la Facultad de Agrarias. Esperan fondos nacionales para que comience a funcionar en el primer trimestre de 2021.

¿Y si Mendoza fuera una provincia forestal? El Centro Tecnológico de la Madera propone el desafío

Fuente: Prensa de Gobierno de Mendoza

Universidad

Unidiversidad

Unidiversidad / Jorge Yori

Publicado el 10 DE NOVIEMBRE DE 2020

El Centro Tecnológico de la Madera (CTM), ubicado en el predio de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNCUYO e inaugurado a mediados de 2019, se encuentra a la espera de comenzar a funcionar a pleno. Su inactividad se debe a varios factores, como los problemas económicos que viene atravesando el país, el cambio de gobierno a nivel nacional y los conocidos efectos de la pandemia. La fecha prevista para que las maquinas madereras comiencen a funcionar es durante el primer trimestre de 2021. Unidiversidad habló con Roque D'Anna, coordinador de Vinculación Tecnológica y Socioproductiva de la Universidad, uno de los responsables de este innovador emprendimiento.

El CTM surge de un convenio realizado a mediados de 2017 entre la UNCUYO y el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, mediante un crédito que otorgaba el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para la financiación en la construcción de seis centros tecnológicos en todo el país: La Plata, Misiones, Jujuy, Río Negro (2) y Mendoza fueron los destinos elegidos.

              

Apuntar a la reactivación de la producción maderera, realizar un importante plan forestal en la provincia y empezar a inculcar una cultura de construcción de casas de madera con el fin de lograr una eficiencia energética son algunos de los objetivos que tiene el Centro ubicado en Luján de Cuyo

“En ese momento, se buscaba la mejor ubicación en la región de Cuyo, y la UNCUYO ofreció las instalaciones y el predio de la Facultad de Agrarias para que allí se construyera. De esta manera, la Universidad está a cargo del funcionamiento y gestión de este emprendimiento”, explicó el coordinador de Vinculación Tecnológica y Socioproductiva.

El famoso laboratorio de la madera cuenta con sala de afilados, depósitos, horno de secado de madera, una caldera de 180 000 calorías, sala de carpintería, vestuarios y enfermería. Además, podrá ofrecer servicios de aserrado de rollizos, afilado de distintos tipos de sierras y todo lo que pueda necesitar una pyme maderera. “Todo ese equipamiento es de primer nivel, que en muchos casos no existe en la provincia o en la región de Cuyo”, confesó D’ Anna.

EDICIÓN U - Funcionarios recorrieron la obra finalizada del Centro Tecnológico de la Madera

Enjoy the videos and music you love, upload original content, and share it all with friends, family, and the world on YouTube.

 

Soñar con ampliar la matriz productiva

La razón principal de la construcción de estos laboratorios de la madera en el país fue la de mejorar la competitividad del sector maderero de cada región y generar valor agregado a las producciones. Al no ser Mendoza una provincia forestal, el negocio de la madera aquí no es fuerte y no figura entre los principales polos productivos de la zona.

Ante este déficit, D’Anna resaltó que el rol de la UNCUYO es fundamental, ya que facultades como Agrarias, Ingeniería, Artes y Diseño, ITU, Económicas o la Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria formarán parte de proyectos de capacitación, innovación, investigación y desarrollo para articular con las pymes y brindarles herramientas para agregar valor a sus producciones.

                      

Además de mejorar la competitividad, hay una serie de objetivos que vienen de la mano: a nivel nacional, se viene produciendo un fenómeno a la hora de lograr una eficiencia energética en los hogares y por esto hay una creciente construcción de casas de madera, debido a que consumen menos electricidad y gas para la calefacción.

“La construcción con mampostería, como estamos acostumbrados nosotros, no es la mejor manera de obtener eficiencia energética, pero acá pasa por algo cultural. Al ver esta tendencia, vamos a trabajar desde la Universidad, junto con organismos del Gobierno como el IPV, para empezar a evaluar las construcciones de casas de madera en la provincia”, comentó el directivo.

De todas maneras, el objetivo trascendente para que el Centro Tecnológico y las pymes madereras puedan funcionar es el plan de forestación que anunció el gobierno provincial. En los últimos años, la producción de madera en Mendoza estuvo decaída debido a que el tiempo de maduración de una especie de árbol puede tardar entre 6 a 8 años.

“En la provincia hay hectáreas que no están cultivadas y tienen derecho a riego, que no son centrales, ya que no compiten con la producción vitivinícola u hortícola. Entonces está la posibilidad de apuntar a eso, ya que no se necesita un mayor gasto de mantenimiento”, argumentó el coordinador de Vinculación Tecnológica y Socioproductiva.

Roque D'Anna explicó que desde la Secretaría de Extensión y Vinculación de la UNCUYO apuntan a que, en un futuro, el centro tecnológico sea sustentable; por eso los recursos de la Nación son fundamentales. En la actualidad, las instalaciones del “laboratorio de la madera” se encuentran terminadas y a la espera de la partida presupuestaria del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca para dar inicio a esta innovadora iniciativa.

“Con respecto a la fecha, pensamos en el primer trimestre del año que viene, pero dependemos de cuándo lleguen los recursos de Nación: si vienen más tarde, arrancaremos después y así hasta que lleguen”, finalizó D’Anna.

mendoza uncuyo centro tecnológico de la madera roque ddana coordinación de vinculación tecnológica y socioproductivo uncuyo