Pizzi asumió anunciando "diálogo en una gestión abierta y democrática"

Daniel Pizzi y Jorge Barón, la fórmula del Interclaustro, juraron hoy como nuevos rector y vicerrector respectivamente. Hicieron un llamado a la participación y postularon una universidad dialoguista e inclusiva.

Pizzi asumió anunciando "diálogo en una gestión abierta y democrática"

Sociedad Unidiversidad por Laura Fiochetta - Fotos Axel Lloret / Publicado el 17 DE AGOSTO 2014

El mismo día en que la Universidad Nacional de Cuyo cumplió 75 años, asumieron las primeras autoridades de su historia en ser elegidas por voto directo: Daniel Pizzi y Jorge Barón, quienes representaron al Interclaustro (un grupo conformado principalmente por radicales, socialistas e independientes), se transformaron en rector y vicerrector respectivamente. El acto fue en el teatro del preinaugurado Centro Cultural Julio Perceval (que queda en el Parque Central y fue presentado en sociedad un día antes por el rector saliente, Arturo Somoza) desde las 11.30 del sábado, y contó con la presencia de referentes de la comunidad universitaria local y nacional, así como de la dirigencia política provincial. En su discurso, el nuevo rector prometió “un modelo dialoguista con una gestión abierta y democrática”, convocó a la sociedad a participar y presentó a su equipo, conformado por personas de diferentes sectores académicos y políticos.


Ante un teatro repleto, juraron las nuevas autoridades

El acto fue sencillo y con salidas del protocolo, impulsadas por el mismo Pizzi. De hecho, la primera canción que entonó el Coro de Cámara de la UNCUYO para abrir la ceremonia fue “Pronto Venceremos”, un tema elegido por el propio rector. Después llegaron los himnos Nacional y de la UNCUYO, y empezó así la ceremonia. El teatro estaba repleto. La militancia estudiantil de Franja Morada, Libres del Sur y el Partido Socialista alentó con cánticos a Pizzi y Barón. Hubo una fuerte presencia de legisladores/as e intendentes del radicalismo, como la senadora nacional Laura Montero, el senador nacional Ernesto Sanz, el ex vicepresidente de la Nación y actual diputado nacional Julio Cobos, el diputado nacional Luis Petri; los intendentes Alfredo Cornejo (Godoy Cruz), Mario Abed (Junín), Rodolfo Suárez (Capital) y Gustavo Pinto (La Paz). También estuvieron presentes legisladores/as provinciales, autoridades partidarias (como el presidente de la UCR Sergio Pinto y el vicepresidente Marcelino Iglesias) y, como representantes del Gobierno provincial asistieron el ministro de Gobierno, Rodolfo Lafalla, y la directora General de Escuelas, María Inés Abrile de Vollmer. También estuvieron autoridades universitarias como el presidente del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN),  Darío Maiorana, quien entregó una placa a Pizzi por los 75 años de la UNCUYO.

El rector saliente, Somoza, tomó juramento a Pizzi quien, emocionado, juró por “la Patria y el honor”. De inmediato, ya convertido formalmente en rector, Pizzi tomó juramento a su compañero de fórmula, Barón, quien usó la fórmula “Por Dios, la Patria, los Santos Evangelios y el honor”. Para terminar, y ante los flashes de las cámaras fotográficas, se dieron un abrazo sostenido.


Los ejes: participar, dialogar e incluir

La mesa académica se constituyó con las autoridades que estarán al frente de la UNCUYO por los próximos cuatro años. No estuvieron solos Pizzi y Barón, sino que se sentaron en una amplia mesa dispuesta en el escenario con sillas que fueron ocupando de a poco, al ser nombrados/as, quienes serán los/las decanos/as en las distintas facultades. Además de un abrazo, Pizzi y Barón les entregaron una resolución por la que quedaron a cargo de cada facultad pero no juraron, ya que lo harán en los próximos días, de acuerdo a un cronograma que abarcará toda la semana. Así, de la extensa mesa participaron quienes resultaron ganadores/as de la primera elección directa de la UNCUYO: la fórmula de rector y vicerrector (que quedó electa en segunda vuelta el 19 de junio pasado), pero además, decanos y decanas (la mayoría, con excepción de Ciencias Políticas, ganó en la primera vuelta del 10 de junio): Patricia Dinasso (Facultad de Odontología), Adolfo Cueto (Filosofía y Letras), Esther Sánchez (Ciencias Económicas), Pedro Esteves (Medicina), Concepción Arjona (Ciencias Agrarias), Ismael Farrando (Derecho), Daniel Fernández (Ingeniería), Mónica Castilla (Educación Elemental y Especial), Diego Drajak (Artes y Diseño), Claudia García (Ciencias Políticas) y Lucía Ordóñez (Ciencias Aplicadas a la Industria).

Sentados junto al “equipo que conduce la UNCUYO”, como los nombró Pizzi, el rector y el vice dijeron su discurso. Lo hizo Barón primero, sin leer y con un tono muy coloquial. Adelantó que él hablaría del “contexto y Daniel, de lo orgánico”. Hizo un agradecimiento especial, en primer lugar a su esposa, a quien conoce “desde que tenía 16 años”. Parafraseó sin nombrar al expresidente radical Raúl Alfonsín (fallecido): “Voy a parafrasear a alguien que decía que con la democracia se come y se educa”. Mientras el auditorio respondía con estridentes aplausos, agregó: “Y con la educación se construye más democracia”.

Barón aseguró que al recorrer la Universidad para la campaña, se encontraron con Pizzi, en los diferentes claustros “con muchísimas ganas de participar”. Después ponderó “la educación pública y gratuita” y afirmó que “a mucha gente le costó la vida defenderla”, mientras recordaba la dictadura y el periodo predictatorial. Como haría el rector minutos después, Barón apostó a la inclusión. “Que pueda acceder quien quiera sin más límite que su propio deseo o su capacidad intelectual”. Por último, leyó un texto de su autoría, que ya había incluido cuando rindió su tesis doctoral: “El héroe estándar”, un escrito que hace énfasis en “el esfuerzo” para alcanzar las metas. Con esto finalizó y la ovación fue protagonista.

Pizzi leyó sentado su discurso, pero luego se salió del protocolo, se paró, hizo bromas y terminó presentando a sus secretarios y secretarias, pese a que no estaba previsto. “Nos comprometemos con el mismo espíritu de trabajo que nos acompañó hasta aquí y que sostendremos en adelante. Nuestro aporte será más rico y productivo si es conjunto, variado, múltiple, si proviene de fuentes complementarias y diversas”, dijo entre sus primeras palabras.

Después dividió su discursos en ejes y el primero fue "el sentido”. Para eso habló del saber y de la libertad, y esa conexión indisoluble. Citó a José de San Martín para fundamentar sus ideas. “Mañana se cumple una fecha muy especial, los 164 años de la muerte de José de San Martín, y su mirada clara sobre la búsqueda de la independencia puede, aún hoy, inspirarnos. Creo que esa visión puede sintetizar y encarnar nuestros fundamentos ontológicos más significativos (...) San Martín fue, y se reconoce en el todo el Continente, el Libertador. Jamás un dominador”, advirtió. Y terminó esas líneas diciendo: ”Y por eso hoy lo sabemos: No hay poder ninguno en dominar a otros. No hay nada en absoluto en dominarnos los unos a los otros”.

Para hablar de su idea de universidad, afirmó: “Para ello, nuestra filosofía de trabajo debe recuperar las ideas y conceptos que nos han acompañado hasta hoy: pensamos en una Universidad transparente, plural, reformista, participativa, activa, independiente, inclusiva y autónoma”. De esta manera recuperó los postulados que el Interclaustro planteó en la campaña. Esa idea de apertura y diálogo fue repetida durante toda su alocución. “Se trata de una administración prudente, en una institución jerarquizada, pero en el marco de un modelo dialoguista con una gestión abierta, democrática”. Para concluir el discurso, expresó: “En la idea del diálogo están implícitas la escucha y la atención al otro. Aquí se encuentra la posibilidad concreta y efectiva de la integración. En el diálogo se encuentran y confluyen saberes y perspectivas, tanto de personas como de cuerpos teóricos, y sistemas científicos completos. Será posible. Ahí vamos. Ya hemos comenzado”, y se ganó aplausos y ovación de los presentes.

Inmediatamente, Pizzi salió de la Mesa Académica, tomó el micrófono y prometió que no sería la primera vez que rompería el protocolo. Bromeó sobre su corbata: “Esta es la corbata de la UNCUYO, no la tengo por los colores del campeón de América” (es hincha de San Lorenzo). Y sin rodeos, invitó a sus secretarios y secretarias para que quedaran presentados en sociedad. “Suban, chicas y chicos”, les dijo. Y así nombró a Julio Daher (Secretario de Extensión), Héctor Smud (Secretario de Relaciones Internacionales), Graciela Cousinet (Secretaria de Bienestar Estudiantil), Nito Parés (Ciencia y Técnica), Adriana García (Secretaria Académica), Alejandro Gennari (Relaciones Institucionales), Gustavo Castiñeira de Dios (Legal), Alejandro Gallego (Económica Financiera) y además, sumó a Andrea Lara en Planificación y Control y a Fernanda Bernabé, quien colaborá con Gallego. La secretaria académica, Adriana García, fue candidata a vicerrectora por la fórmula Integración, que encabezó el decano de Ciencias Económicas Jorge "Coco" López (que estaba presente en el público) y el vicerrector saliente José Rodríguez (que también ocupará un cargo en la nueva gestión) había sido candidato a rector.

Pidió que se pusieran de pie quienes integran el Consejo Superior y luego la Asamblea Universitaria. “Este es un mensaje para el pueblo de Mendoza, este es el Gobierno de la UNCUYO”, gritó Pizzi mientras aplausos, cánticos y alegría se entremezclaron en el público.

Asunción del nuevo Rector y Vice de la UNCUYO


pizzi | barón | asunción | 75 años | uncuyo