Bajó la cantidad de cesáreas en hospitales públicos de Mendoza

Los nacimientos por cesárea en efectores públicos descendieron del 34 % al 30 % en el último trienio (2016-2018). Se celebra la Semana del Parto Respetado.

Bajó la cantidad de cesáreas en hospitales públicos de Mendoza

Foto: captura Youtube

Sociedad Unidiversidad por Fuente: Prensa Gobierno de Mendoza / Publicado el 09 DE MAYO 2019

En Mendoza, a partir de la sanción de la Ley Provincial 8855, todos los años se conmemora la Semana Mundial del Parto Respetado, lanzado este año con la apertura del I Congreso Internacional y XVI Congreso Nacional de la Federación Obstétrica de la República Argentina, desde hoy hasta el 19.

Participan en el Congreso alrededor de 350 inscriptos de todo el país y de Perú, Chile, Uruguay y España. Está dirigido a todos los obstetras y licenciadas/dos en obstetricia del país. Se tratarán temas relacionados con la salud fetal, nacimiento, manejo no farmacológico del dolor en el parto y salud reproductiva después del parto, entre otros.

En la apertura, la ministra Elisabeth Crescitelli expresó: “Es un privilegio participar de un encuentro de esta calidad. Tomar este congreso como inicio de la Semana del Parto respetado es un fuerte mensaje para todos los integrantes del sistema público de Mendoza. La idea es seguir visibilizando y poniendo en valor el trabajo de estos profesionales”.

“En la provincia tenemos el grato orgullo de estar bajando todos los indicadores sensibles de salud. En el último trienio (2016-2018), Mendoza tiene un 7,7 de mortalidad infantil cada 1000 nacidos vivos y 2,36 de mortalidad materna cada 10 mil nacimientos. También hemos bajado del 34 % al 30 % las cesáreas en efectores públicos durante nuestra gestión. Eso nos alienta a continuar trabajando, porque nos falta mucho para llegar a lo óptimo”, agregó la ministra.

Crescitelli puso en valor la profesión: “Sabemos del rol central que cumplen en el control del embarazo, el parto respetado, el control postparto, en la Consejería de Salud Sexual y Reproductiva. Lo importante es que este sector se capacite y puedan ayudarnos en la implementación, colocación y uso de métodos anticonceptivos”.

 

Parto respetado

Este movimiento promueve que la mujer debe ser considerada en ese momento como sujeto de derechos, ser atendida amorosamente y con calidad para evitar riesgos para ella y su bebé y asegurarse de, si se presentara alguna complicación, poder resolverla satisfactoriamente. Los servicios de salud, las maternidades son los lugares preparados para poder brindar la mayor seguridad y calidad de atención.

Nuestro país tiene la Ley Nacional 25929 (Parto Respetado) y, en la Provincia de Mendoza, la Ley Provincial 8130 (Protección Materno-Perinatal). Ambas leyes tienen por objeto asegurar los derechos de las mujeres y los niños en el nacimiento, dentro de un modelo de atención del parto en Maternidades Seguras y Centradas en la Familia. Este modelo es avalado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Unicef.

 

“Buenas prácticas” en la atención del nacimiento

  • El parto debe ser considerado como un hecho natural y no un acto médico.
  • La cesárea se realiza solamente cuando es necesario.
  • La mujer debe ser llamada por su nombre y ser tratada con respeto.
  • La mujer puede elegir caminar, sentarse, estar acostada, mientras está con contracciones, puede ingerir líquidos y alimentos.
  • Evitar intervenciones innecesarias: evitar romper bolsa, sueros, medicación de rutina, episiotomía de rutina.
  • Recibir tratamientos no farmacológicos para el dolor: hidroterapia, relajación, esferodinamia y otros.
  • Estar acompañada por quien ella elija durante las contracciones y en el momento de la salida del bebé.
  • Tener al bebé con ella desde el nacimiento e iniciar precozmente la lactancia, con contacto piel a piel.
  • En caso de que el bebé necesite tratamiento médico o internación en neonatología, poder tener el ingreso libre al servicio (mamá y papá).
  • Que reciba toda la información necesaria sobre su evolución en el trabajo de parto, parto y puerperio y sobre su bebé. También, poder decidir, en caso de ser necesario, de acuerdo con sus convicciones religiosas y culturales.
  • Recibir información sobre los cuidados para ella y su bebé.
  • Tener acceso en el postparto a la Consejería en Salud Sexual y Reproductiva.

parto respetado | cesáreas | mendoza | hospitales públicos