“PeA es el acta fundacional de un momento histórico de los trabajadores de prensa”

Así lo sostuvo Juan Rodríguez del Diario El Sol. Con el comienzo de la normalización del Sindicato de Prensa, los trabajadores siguen señalando que la participación para modificar el estado de precarización laboral, es la clave.

"PeA es el acta fundacional de un momento histórico de los trabajadores de prensa"

Foto: Archivo NU Digital / Axel Lloret

Sociedad Unidiversidad por Natalia Bulacio / Publicado el 22 DE ABRIL 2012

Hace un año atrás trabajadores de prensa discutían en el Círculo de Periodistas, panfleteaban en el centro, caminaban las calles con megáfonos explicando su malestar, llegaban a las puertas de la Legislatura para reclamar por el cumplimiento del convenio de trabajo 17/75 calificado como “un derecho adquirido, legitimado por la Suprema Corte de Justicia”.

También denunciaban que el por entonces, secretario general del sindicato de Prensa, Roberto Picco, había firmado un convenio en baja a espaldas de los trabajadores. La nueva traición era confirmada y los trabajadores decían basta.

Tras el cansancio, el hartazgo por los manejos pocos claros del Sindicato de Picco, surge Periodistas en Alerta (PeA), un grupo creado en la red social Facebook, con fines informativos acerca de la situación de los trabajadores de medios en la provincia de Mendoza.

Claro que la cuestión no quedó allí, la organización y movilización de PeA logró que el Ministerio de Trabajo de la Nación, con la firma de la viceministra Noemí Rial, no sólo no homologara ese convenio, sino que declarara la vigencia del CCT 17/75, en todos sus artículos, incluido el 58 (que establece la escalara salarial), mediante presentaciones fundamentadas.

Por su parte los organismos defensores de los Derechos Humanos de Mendoza, se solidarizaron públicamente con la lucha de los periodistas mendocinos ante el avasallamiento de sus derechos de participación democrática sindical.

El comunicado sostenía “con la firma de manera inconsulta, por parte de la conducción sindical, de asuntos que afectan las condiciones laborales de los trabajadores de prensa, no sólo se está agraviando el inalienable derecho a la participación sindical, sino que - en este grave caso - se afecta el derecho a la libre expresión. La defensa de ambos derechos nunca nos fue ajena y su violación nos preocupa seriamente”.

En instancia de profunda incomodidad y necesidad de acciones, se dio lugar a la participación de la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN) que intercedió en la situación, y ubicó a Osvaldo Couceiro como interventor del Sindicato.

De esta manera, la lucha de los trabajadores se veía coronada y se iniciaba el camino de investigación y normalización de la entidad gremial. Irregularidades administrativas, legalidad de representaciones y convenios, afiliaciones y rechazos, presupuesto - entre otras cosas- fueron las primeras acciones de revisión del representante de la Federación.

Pasó un tiempo ya, la autocrítica y la reflexión sobre situaciones de precarización laboral, y manejos oscuros convocan, para ir conociendo lo que piensan los trabajadores de prensa. Juan Rodríguez periodista, redactor del Diario El Sol, y prensa institucional, responde.

¿Cuál es el balance a 1 año de PeA?

El balance que podemos hacer es bueno. A veces siento que es “muy bueno” y en otras ocasiones creo que nos podemos sacar un siete, como piso de la aprobación. Sucede que hay tantas cosas por hacer que uno puede entrar en pánico, perder perspectiva y olvidar el esfuerzo que mucha gente viene haciendo desde hace un año.

A esto hay que sumarle que debemos adquirir experiencia en algo en lo que los trabajadores de prensa muchas veces conocemos nada más que desde la cobertura periodística, que es la defensa de los derechos laborales.

El perfil de la actividad en ocasiones no ayuda pero le estamos poniendo energía, hace falta concientizar más y en algunos momentos da ganas de flaquear, pero creo que por los menos nos debemos la oportunidad de concluir esta etapa de normalización del Sindicato y tener elecciones en la que los trabajadores podamos elegir de verdad quienes nos representan.

¿Cuál es el estado actual de PeA y del Sindicato, hoy?

Pienso que PeA fue y será siempre, como el acta fundacional de un momento histórico y debe tener una continuidad en la tarea gremial de los trabajadores de prensa. En este momento el interventor en el sindicato es Osvaldo Couceiro, el secretario general del sindicato de prensa de Entre Ríos, y autoridad de la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN).

Él creó comisiones en la que participamos algunos compañeros, que sin tener la autoridad ni la protección sindical de una comisión normal en un gremio, vamos haciendo las tareas necesarias para colaborar con la normalización. El asesor legal del sindicato es Adolfo Marengo.

¿Cuál es tu crítica sobre la situación laboral que los trabajadores de prensa tienen hoy?

Lo más crítico de la actividad sigue siendo el tema de los salarios. Hay un promedio de ingreso, en la mayoría de los medios, que roza los 3 mil pesos, o un poco menos. Este tema es clave, pero si hay algo que estamos aprendiendo es que el reclamo por mejores sueldos no puede ser aislado. Uno no puede sólo buscar negociar salarios, tiene que haber un trabajo de dignificación de nuestra labor.

¿Cómo siguen las acciones, desde los trabajadores?

Con más participación. Esa es la clave. Hay que estar aunque sea para expresar las diferencias y aportar otros puntos de vista, no hay otra. Sino podemos - sin querer- repetir lo que criticamos, combatimos y pudimos descabezar. Por eso, que ustedes desde la UNCuyo difundan, participen y no se olviden de este año que nos venimos juntando trabajadores de muchos medios, es esencial.

pea | trabajadores de prensa | picco | sindicato | organización | juan rodríguez