Bodegueros en alerta por el exceso de stock de vino y la baja demanda

La baja del consumo interno y las cosechas "normales" provocan que el producto esté almacenado sin poder venderse. Un reporte de Coninagro señaló que la industria está en baja desde hace diez meses.

Bodegueros en alerta por el exceso de stock de vino y la baja demanda

Foto: Bodegas de Argentina

Provincial Unidiversidad Crisis vitivinícola / por Mariano Rivas / Publicado el 07 DE DICIEMBRE 2018

Un informe mensual de Coninagro volvió a evidenciar una situación que ya se viene discutiendo mucho año a año: la crisis en el sector de la vitivinicultura. En ese contexto, un factor que llama la atención es el de la sobreoferta y la baja demanda, particularmente en el mercado interno.

La organización que agrupa al sector agrario elabora mes a mes un breve relevamiento de las actividades de las economías regionales. El informe utiliza un semáforo como parámetro y cada cadena productiva es definida según un estado entre cinco, los que van de los colores verde a rojo, y de “prosperidad” a “crisis”, según el caso.

Sobreoferta, mercado estancado, precios planchados: estos términos pueden leerse en el décimo “semáforo” del año en lo que refiere al sector del vino y el mosto. Incluso, en el escrito de la Coninagro se destaca que es el décimo mes consecutivo de la vitivinicultura en rojo.

Walter Bressia, presidente de Bodegas de Argentina, admitió que la sobra de stock es un problema real. “Nosotros veníamos acostumbrados a que a partir del mes de agosto, septiembre, los minoristas y mayoristas hacían sus compras para fin de año y se 'stockeaban' con volúmenes. En cambio, ahora están haciendo las compras de acuerdo a las ventas”, manifestó.

Asimismo, el diagnóstico de José Zuccardi, titular de la Unión Vitivinícola Argentina, es lapidario. “Hay una conjunción de factores que hace que la economía vitivinícola realmente esté en rojo y con perspectiva de estar peor, afirmó”.

El problema, entre comillas, es que la siguiente cosecha aparenta ser regular. La necesidad de ubicar ese volumen de producto, que se sumará al que ya existe en las bodegas, es imperiosa. “Frente a la llegada de una nueva cosecha que aparenta ser normal, ese nivel de stock va a crecer aún más”, señaló Zuccardi, y subrayó que esto hace que el panorama se vea “mucho peor”.

Normalmente, en un año se cosechan entre 28 y 29 millones de quintales. En 2016 y 2017, los números fueron los peores de los últimos 50 años, lo que generó un incremento en el precio del vino. Este año eso comenzó a revertirse, por lo que la siguiente producción estaría entre los 26 y los 27 millones de quintales, según informó Bressia.

“No es bueno que se pierda producción. Tendremos que buscar las herramientas como para que la buena producción no signifique un castigo, y en eso estamos trabajando”, concluyó el presidente de Bodegas de Argentina.

En tanto, Zuccardi observó que la solución está en “generar mercados para que toda la producción tenga colocación". "Hoy lo que estamos reclamando a los gobiernos es que no es lógico, por ejemplo, pagar retenciones por la exportación de producto que al no exportarse genera un gran problema de sobrestock y de baja de precios”, explicó.

Cuando el vino "pasa de moda"

El debate lo planteó Cornejo frente a las autoridades de la Coviar. Cada vez se vende menos vino y nadie parece asumir la responsabilidad de ese fracaso. ¿Cambio cultural o desprecio de la juventud?

provincial | crisis vitivinícola | bodegas | vino | stock | coninagro | walter bressia | josé zuccardi