Boris Johnson ahora habla de amor

El primer ministro británico cambió drásticamente su discurso luego de estar internado en terapia intensiva por infectarse con coronavirus. Antes, subestimaba la pandemia, mientras que ahora se toma en serio la emergencia sanitaria.

Boris Johnson ahora habla de amor

Foto: Último Cable

Internacionales Unidiversidad Nuevo coronavirus / por Página 12 / Publicado el 25 DE ABRIL 2020

Informan, filtran, especulan. Que el roce con la muerte lo ha transformado, que Boris Johnson no es el mismo, que está lejos del que alardeaba de dar la mano a todo el mundo en plena epidemia y decía que la sociedad tendría que aceptar el impacto del coronavirus, es decir, la muerte de miles de personas.

Según esta versión de las cosas, el diario porteño Página 12 asegura que el nuevo Johnson "nace el 27 de marzo con su reconocimiento de que contrajo el coronavirus y sale a volar con su internación en terapia intensiva el 7 de abril". Según él mismo, estuvo “50 y 50”, entre la vida y la muerte. 

Este nuevo primer ministro reivindica el estado con un lenguaje que nunca ha usado, dice que el “amor” es el motor del Servicio Nacional de Salud (NHS) y que, contrario a las palabras icónicas de Margaret Thatcher para afirmar el individualismo en los 80, “la sociedad existe”.

La realidad o no de esta presunta metamorfosis es vital para el Reino Unido porque este lunes Johnson podría estar de vuelta en 10 Downing Street, según el matutino ultraconservador “Daily Telegraph”. El jueves, en una de esas conferencias de prensa en las que aconseja hasta la ingesta de lavandina para el coronavirus, el infaltable Donald Trump dijo que había hablado con Boris y que sonaba “increíble, listo para volver”. 

 

Sea este lunes o más tarde, está claro que el regreso de Johnson sucederá en breve porque forma parte de ese quince por ciento de los pacientes de coronavirus en terapia intensiva que se recuperan en una o dos semanas. Y su presencia es vital porque esa especie de triunvirato más uno que lo reemplazó el 6 de abril, comandado por el canciller Dominc Raab, se mostró más desorientado que el Boris Johnson previo a la cuarentena y su roce con la muerte.

La cuestión es ¿qué Johnson volverá al gobierno? Los que apuestan a la metamorfosis ponen como prueba que el lunes el gobierno salió a desmentir la posibilidad de un relajamiento de la cuarentena luego de que Johnson dejara en claro su oposición. Según la prensa británica, el primer ministro había dejado en claro que un relajamiento podría llevar a un segundo brote de coronavirus que obligaría a una nueva cuarentena con un impacto sanitario y económico mucho mayor.

Un feroz rival de Johnson, el pro-europeo nieto de Winston Churchill, Sir Nicholas Soames, opina que el primer ministro “ha cambiado, hoy es un líder nacional”. Churchill es el símbolo del “líder nacional” surgido en épocas de crisis, ídolo de los conservadores, entre ellos del mismo Johnson que publicó una biografía, “The Churchill Factor”, años antes de perseguir a su nieto por sus desviaciones pro-europeas.

Al “roce con la muerte” y el modelo Churchill se le puede añadir su próxima paternidad con su prometida, Carrie Symmonds, embarazada de seis meses, que también estuvo en cuarentena luego de contraer el virus. Los Tuits de Symmonds han competido con los de Johnson en su agradecimiento y alabanza al providencial Servicio Nacional de Salud que está emergiendo de la crisis como la institución más sólida y popular del Reino Unido.

internacionales | nuevo coronavirus | boris johnson | cambio | discurso | amor | pandemia