Buscan que choferes aprendan a frenar y denunciar el acoso

El proyecto de ley busca crear un protocolo de actuación en el transporte público de Mendoza. El punto principal es capacitar a los conductores de transporte público para que sepan cómo actuar e identificar al agresor en casos de roces intencionales, comentarios sexuales, insinuaciones o gestos obscenos.

Buscan que choferes aprendan a frenar y denunciar el acoso

Foto: Victoria Gaitán.

Sociedad Unidiversidad Violencia de género / / Publicado el 05 DE DICIEMBRE 2018

El acoso sexual en el transporte público es una forma más de violencia contra las mujeres, pero no hay ninguna línea de acción concreta en Argentina para erradicarlo y sancionarlo. Es por esto que los legisladores Daniela García (UCR) y Ernesto Mancinelli (Libres del Sur) están trabajando en la creación de un protocolo de actuación para que la persona atacada pueda dar aviso del hecho, que los choferes sepan qué hacer y que se identifique al agresor.

Hay pocos antecedentes en el mundo sobre este tipo de medidas y casi ninguna información sobre cómo abordar los acosos que ocurren en colectivos, trenes o subtes. En Argentina, debido al gran número de denuncias, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires habilitó hace un mes una línea telefónica para brindar asistencia y contención a quienes sufran esto en el transporte público.

Mendoza no escapa a esta realidad, pero los legisladores Daniela García y Ernesto Mancinelli están avanzando en el abordaje de estos casos. Crearon un proyecto para establecer un protocolo de actuación que involucra a cuatro instituciones: la Secretaría de Servicios Públicos, que supervisará su cumplimiento; la Dirección Provincial de Género y Diversidad, que registrará los casos, realizará la prevención y capacitará al personal de las empresas de transporte.

Estas últimas tendrán a su cargo el abordaje de la situación cuando una pasajera sea acosada. Las empresas serán responsables de exigir que el personal asista a las capacitaciones y siga el protocolo. Finalmente, las áreas de Género municipales se ocuparán de la atención, orientación y asesoramiento de las víctimas.

Integrantes de la comisión de Género y Equidad se reunieron hoy, miércoles 5 de diciembre, para evaluarán distintas propuestas destinadas a establecer la Prevención Integral de la Violencia contra las Mujeres; entre ellas, la de crear este protocolo. Las situaciones a las que se hace referencia pueden ir desde roces intencionales, comentarios sexuales o insinuaciones hasta gestos obscenos. 

García explicó "Estos casos son habituales, pero difíciles de abordar cuando las personas que están alrededor no están en consonacia. El protocolo incluye capacitar al chofer, contar con medidas de actuación e inclusive, si es necesario,  buscar a la policía o ir a la fiscalía para hacer la denuncia respectiva".

Si el conductor de la unidad considera que la integridad o la vida de una mujer están en riesgo, podrá accionar el botón de pánico y ofrecerle a ella, junto con los acompañantes y testigos, ubicarse en los asientos próximos al del conductor. También deberá notificar al control del incidente para que se coordine cómo continuar actuando.

Cuando el delito sea flagrante, el chofer deberá dar aviso a la Policía para que se encargue del presunto agresor y garantice la seguridad de la víctima. De no ser así, el caso deberá referirse al área de la mujer competente según el departamento en el que se encuentre. Si se trata de un menor, se dará aviso también al OAL correspondiente, explicó el diario El Sol.

sociedad | transporte público | acoso |



Mirá también: