La situación de las cárceles

La situación de las cárceles

Nanclares aseguró que vigilan la situación de los internos en las penitenciarías. Foto: Axel Lloret.

Sociedad Especiales Justicia y seguridad / por Verónica Gordillo / Publicado el 25 DE ENERO 2018

El presidente del la Suprema Corte, Jorge Nanclares, aseguró que la situación de los internos alojados en las penitenciarías mendocinas es un tema que vigilan de cerca y que no pueden descuidar. Dijo que, pese a los esfuerzos y los proyectos que el Ejecutivo puso en marcha, en algunos casos las personas privadas de libertad no tienen condiciones mínimas de dignidad en los penales.

¿Usted y la Corte en general siguen de cerca la situación de los internos en las cárceles mendocinas?

El tema de las cárceles es un tema que no hay que descuidar. La Corte Interamericana de Derechos Humanos y la Corte Nacional nos han determinado que debemos vigilar que las condiciones penitenciarias sean mínimamente dignas, lo más dignas posibles, mínimas porque realmente no se estaban cumpliendo esas condiciones mínimas hace muchos años. Ahora hay una evolución muy importante, hay proyectos muy interesantes de reinserción social, pero siguen siendo pocos, escasos y demandan muchos recursos que a veces no se tienen, pero también hay que tutelar que no se baje el nivel de dignidad que tienen que tener los presos para cumplir su sentencia.

El hacinamiento desmejoró las condiciones de detención

Ese es el diagnóstico de dos jueces de Ejecución Penal y del procurador de las Personas Privadas de Libertad. Dijeron que las modificaciones legislativas y los delitos de violencia de género produjeron un aumento significativo de la cantidad de ...

Ese tema a veces generó rispideces con el Ejecutivo, especialmente luego del fallo de 2016 que ordenó regularizar la situación de los detenidos bajo la figura de la prisión preventiva.

Creo que generó una rispidez inapropiada. El Ejecutivo lo tomó como si fuera una suerte de ataque personal de la Justicia sobre el Ejecutivo y, lejos de eso, lo que estamos es expectantes a la violación de un derecho de cualquier ciudadano, del Ejecutivo, de la actividad privada o de la empresa que despide al obrero. Somos los guardianes de los derechos de la sociedad y si la Justicia no funciona bien, significa que el Estado de derecho está funcionando mal, y si el Estado de derecho funciona mal, tenemos una democracia muy debilitada. Entonces es muy importante que la Justicia funcione bien, y hay que reconocer que no funciona bien en Mendoza, pero tampoco en el país. No resuelve los casos difíciles, no resuelve los casos de corrupción y se demora años de años.

Siguiendo las causas judiciales, parece que los actos de corrupción los comete siempre el que dejó el poder, nunca el que está en el poder.

Por ahí puede caer algún chivo expiatorio, pero tampoco estamos estructuralmente preparados para resolver casos que son complejos, que tienen muchos vericuetos jurídicos, que están hechos inteligentemente. Por otro lado, no es en lo personal, porque yo no me dejo influenciar por nadie, pero obviamente en muchos lugares los jueces son presionados y afectan su independencia.

corte | suprema | justicia | nanclares | juez | codigo | civil | oralidad | tribunal | abogado | cornejo | cárcel