Nueva matriz evalúa cómo sanear mejor los pasivos petroleros

Unidiversidad | Sociedad

19 de mayo de 2017, 12:47. Por: Verónica Gordillo.


La creó un grupo de profesionales del CCT Conicet Mendoza. A pedido del gobierno, realiza informes técnicos sobre las declaraciones juradas que presentan las concesionarias. Recomendaciones y seguimiento de los casos.


Nueva matriz evalúa cómo sanear mejor los pasivos petroleros

Los investigadores realizan una evaluación técnica de la información que aportan las firmas. Foto: Unidiversidad.


Un grupo de profesionales del CCT Conicet Mendoza creó una matriz que evalúa qué tipo de saneamiento ambiental es preferible utilizar frente a un pasivo petrolero, ya que en algunos casos la mejor repuesta es no tocar el terreno, porque eso causaría peores consecuencias. Así lo explicó el presidente de la Fundación Cricyt, Mariano Cony, quien recalcó que ya analizaron la situación de alrededor de 200 pasivos.

El ingeniero agrónomo explicó que los profesionales –entre los que hay técnicos ambientales, biólogos, ingenieros en petróleo y especialistas en hidrología–trabajaron seis meses a pedido de la Dirección de Protección Ambiental para idear esta matriz, que no solamente evalúa el riesgo del pasivo ambiental, sino el riesgo de saneamiento y las mejores formas de concretarlo.

Cony comentó que un pasivo ambiental no es otra cosa que una deuda pendiente con el ambiente, que en el caso de las petroleras puede significar el derrame de crudo, restos de cañería y hasta piletas de agua salobre, que se utilizan en la industria.
 

Monitoreo

Cony explicó que una de los objetivos de la Fundación Cricyt –una unidad de vinculación tecnológica del Conicet– es relacionar el medio socio-productivo con el sistema científico tecnológico. Una de las formas de relación es prestar diversos servicios; entre ellos, las auditorías de pasivos ambientales de las empresas que tienen la concesión de las áreas mendocinas y que hacen a pedido del Ejecutivo.

El ingeniero comentó que el circuito comienza cuando el Ejecutivo les envía las declaraciones juradas que elaboraron las empresas concesionarias de las áreas petroleras, en las que detallan su o sus pasivos ambientales. La tarea de los profesionales del Conicet es evaluar esos informes, solicitar análisis que permitan confirmar o negar las conclusiones presentadas por las firmas, aportar datos técnicos y auditar el saneamiento que se haga del problema.

El CCT Conicet inició esta tarea hace dos años y ya evaluaron alrededor de 200 pasivos ambientales. Según explicó Cony, si bien existen pasivos, la situación es manejable.

Desde el Ejecutivo, les pidieron a los profesionales que estudiaran la posibilidad de crear una matriz de evaluación de saneamiento ambiental, es decir, cuál es la mejor solución para que impacte lo menos posible. Después de seis meses de trabajo, tenían lista esa herramienta.

Cony comentó que en la matriz se incluyen unas 50 variables y se evalúa no sólo el pasivo, sino qué riesgos puede producir el saneamiento, todo resumido en una fórmula matemática. Esa herramienta brinda cuatro alternativas: remoción total del pasivo, remoción parcial, focalizar las tareas donde está la acumulación de petróleo –un sector específicamente delimitado– y un saneamiento superficial, porque debajo no hay pasivo y en algunos casos la alternativa es no tocar nada, simplemente porque el remedio causaría más daño.

El ingeniero explicó que a la matriz, que se basa en una ecuación matemática, se suma el criterio de los profesionales que van a terreno antes de tomar una decisión final. El resultado de esas evaluaciones se eleva al Ejecutivo a modo de dictamen técnico. No es vinculante, sino que es el Gobierno el que toma la decisión final.

El profesional comentó que, además de evaluar los pasivos y las formas de remediación, estudian las soluciones concretas que realizan las empresas concesionarias. Es decir que, siguiendo los órdenes del Ejecutivo, están presentes en el área petrolera donde se concreta una remediación.

Cony comentó que en los 200 casos que evaluaron en dos años fueron muy pocas las oportunidades en que la recomendación final fue no hacer nada frente al pasivo, porque hubo una recuperación natural de la zona o porque tocar los restos de combustible causaría más daño que la afectación actual.

Etiquetas:
petróleo | conicet | cricyt | pasivos | ambientales