Cristina, en juicio: "Es una clase práctica del 'lawfare' en la Argentina"

La expresidenta fue indagada por la causa que investiga presuntas irregularidades en la concesión de obra pública en la provincia de Santa Cruz. Sus frases destacadas.

Cristina, en juicio: "Es una clase práctica del "lawfare" en la Argentina"

Foto: Télam

Nacional Unidiversidad Juicio oral a Cristina / por Unidiversidad / Fuentes: Infobae, Página/12 / Publicado el 02 DE DICIEMBRE 2019

Pocos días antes de asumir como vicepresidenta, Cristina Kirchner fue indagada este lunes por primera vez en su vida en el marco de un juicio oral en su contra. Es por la causa que investiga presuntas irregularidades en la concesión de obra pública en la provincia de Santa Cruz, que los tiene a ella y al empresario Lázaro Báez como principales acusados.

En el inicio de la audiencia, la exmandataria expresó: “Voy a declarar y oportunamente contestaré preguntas”. La expresidenta empezó su declaración insistiendo con que la denegatoria de la transmisión es "una clase práctica del 'lawfare' en la argentina llevado a cabo por este tribunal".

 

Frases destacadas de la indagatoria

- “Si alguien tenía dudas de la existencia del lawfare, la lectura del presidente del tribunal del rechazo del recurso de la transmisión es una clase práctica del lawfare en Argentina llevado a cabo por este tribunal”.

- “Esta causa que hoy está aquí, que se conoce como la causa de la corrupción de la obra pública, tuvo una difusión mediática en vivo y en directo inédita. Y así fue durante todo el juicio. Además, la causa cayó por sorteo (hizo con los dedos las comillas). Voy a tener que comprar un número de la lotería, siempre me toca Bonadio o Ercolini. Todo trasmitido en vivo y en directo. Y ni que hablar cuando comenzó el juicio: se transmitió en vivo y en directo toda la acusación. Nunca en mi vida escuché un guion en lugar de una acusación fiscal”.

- “No solo todo el juicio de instrucción fue difundido, sino que era tema en 20 millones de programas de televisión. Hubo cinco audiencias completas que fueron transmitidas en vivo y en directo y en los pasajes más escabrosos del guion fiscal apuntaban a mi cara. Eso es el lawfare: que los medios de comunicación publiciten cosas que no figuran en el expediente o que no son delitos para conformar a la opinión pública y con eso los jueces no tengan otra alternativa que condenar. Eso es para presionar a los jueces probos. Es para construir mediáticamente lo que no pueden comprobar jurídicamente”.

- (Mirando a los jueces) “¿No les parece que tiene impacto que la vicepresidenta de la Argentina está acusada de asociación ilícita, de ser la jefa de una banda? ¿En serio les parece que no? ¿En serio me lo dicen? ¿En serio?”.

- (Sobre la causa en la que está siendo acusada) “Fue un plan ordenado por el gobierno saliente”.

- “El Gobierno utilizó la Oficina Anticorrupción y la UIF para impulsar las causas judiciales. El rol de la señora Laura Alonso, no abogada, que asume la OA, se modificó el decreto para que pueda asumir. ¿Quién es el titular de la UIF? Mariano Federici, un exfuncionario del FMI. Eso no es reprochable, pero Federici viene del HSBC, una entidad financiera que ha sido internacionalmente perseguida por lavado de dinero. Y el HSBC tiene una causa en la Argentina. Podemos hablar de la estructura de la AFI, de Arribas y de Majdalani, y de la causa de Dolores, que el tribunal debería tener en cuenta”.

- "El Gobierno que se va tenía una mesa judicial que decidía quién iba preso, quién no, a qué empresario había que apretar para que no vaya preso, para que venda sus empresas”.

- "El plan fue ideado para una feroz e inédita persecución para quien fuera dos veces presidenta de la República. Primero, multiplicidad de procesamientos. Soy jefa de cuatro asociaciones ilícitas: la verdad que no sé cómo tuve tiempo para gobernar, porque me la pasaba haciendo asociaciones ilícitas”.

- Además de la persecución contra su persona, Cristina Fernández de Kirchner denunció la que sufrieron sus hijos tan solo por “cometer el delito terrible de ser los hijos de Néstor y Cristina Kirchner”. La expresidenta remarcó que a su hija, Florencia, “le hicieron un fotomontaje” con millones de dólares para acusarla de corrupción.

“El dinero de la sucesión, de los plazos fijos, no estaba en ningún paraíso fiscal. Estaba en una cuenta de mi hija en el Banco Galicia y nunca se movió de ahí”, explicó CFK, y agregó: “Por una denuncia de una diputada opositora, mi hija apareció como si hubiera robado millones de dólares. Era la sucesión de mi hija, en una caja de seguridad declarada”.

- Pasado el mediodía, la expresidenta insistió con la idea de lawfare. “No es lo que está en el expediente, no son las pruebas documentales, es la construcción mediática que poco tiene que ver con el derecho ni con los hechos”, dijo. En este sentido, CFK explicó que la auditoría sobre la obra pública no evidenció “deficiencias constructivas de relevancia”.

- “No se encontraron desvíos significativos de montos. Los desajustes no fueron relevantes. Estamos hablando de desajustes del 0,1 %. Hablamos de menos de 2 km de carpeta asfáltica sin ejecutar en un total de 2200 km ejecutados y terminados”, agregó la vicepresidenta electa, que dijo que, a pesar de la prueba, quedó “procesada una vez más”.

- Al tribunal le adjudicó “falsedad, incoherencia y denegatoria para producir prueba”. 

- Luego, negó discrecionalidad en las contrataciones. “Cuando uno es presidente, el derecho administrativo es claramente delegativo; si no, sería imposible. Tendríamos que estar al tanto de lo que pasa en cada mesa de entradas, sería imposible ser funcionario”, opinó CFK sobre su acusación, y agregó que las pruebas recogidas muestras un listado de pagos a empresas contratistas. Austral Construcciones, la empresa de Lázaro Báez, se encontraba en sexto lugar, seguida por Iecsa, de Ángelo Calcaterra, lo que desmentiría la supuesta discrecionalidad alegada.

- La vicepresidenta electa remarcó que cada vez que fue citada a declarar se presentó, incluso cuando fue citada por Bonadio para prestar ocho indagatorias en una misma mañana. Indignada, CFK lo comparó con la postura tomada por el fiscal Carlos Stornelli, que pasó nueve meses en desacato. “Hasta eso tuvimos que soportar. Nueve meses estuvo un fiscal de esta causa para presentarse a declarar. Utilizan la función de fiscales o de jueces para cometer delitos”, afirmó. En este sentido, la expresidenta remarcó que Cambiemos llegó al gobierno “con el auxilio invaluable de Comodoro Py”.

- Según CFK, Cambiemos se propuso condenar el gobierno de Néstor Kirchner y traer de vuelta al Fondo Monetario Internacional. ”Este tribunal seguramente tiene la condena escrita. No me interesa. A mí me absolvió la historia”, fue la frase con la cerró su declaración indagatoria. Acto seguido, la expresidenta se levantó, pero fue interrumpida para preguntarle si pensaba responder preguntas. "¿Preguntas? Preguntas van a tener que responder ustedes, no yo", fue su respuesta final.

- Persecución contra los gobiernos populares. “Esto pasa solo con los gobierno peronistas”, agregó Cristina Fernández, conmovida y elevando su tono de voz. “Siempre pasan estas cosas en la Argentina contra los peronistas. En el pasado y en estos cuatro años”, agregó. En esta misma línea, CFK planteó que a todo peronista con plata se lo considera corrupto. “Ahora, si no sos peronista pero sos multimillonario, se te presume honesto”, cerró.

- Imputada por "designar funcionarios". Cumplidas las tres horas de declaración indagatoria, la expresidenta siguió justificando su inocencia y la parcialidad del tribunal para juzgarla. “El hecho de que una persona tenga una empresa y sea amigo de otro, ¿es delito? ¿Cómo le llamarían al empresario que se benefició con los tarifazos energéticos?”, agregó CFK.

- La vicepresidenta electa criticó que la imputación responda a "la designación de funcionarios", sobre lo que planteó que no es extraño que un presidente que antes fue gobernador traiga a funcionarios de su gestión anterior. Por ejemplo, el director de Vialidad Nacional. “¿Eso es un delito?”, preguntó irónica.

- “A los jueces y al fiscal les llama la atención que Nelson Periotti, extitular de Vialidad, haya sido designado en Nación, pero a ningún juez se le ocurrió que fuera raro, por lo menos, que quien fue presidente de Shell pase a ser el nuevo titular de Energía, el que fija las tarifas de combustible”, se mostró indignada.

- Elevando el tono de ironía, CFK preguntó entonces cuál había sido su maniobra. “Confirmar a los funcionarios y no echarlos. Fallecido Néstor, la jefa era yo”, dijo, y reafirmó: “Para el fiscal, la prueba de que yo continué la asociación ilícita es que mantuve a los funcionarios”. 

- La expresidenta agregó también que para que la persecución judicial surtiera efecto, antes “le llenaron la cabeza a la gente en horas y horas de televisión”. Volvió a explicar que las obras no eran ejecutadas ni licitadas a través de Vialidad nacional. Se hacían mediante las administraciones provinciales. "A la mentira le ponen asociación ilícta", lanzó.

cristina | indagatoria | lawfare | obra | publica