Divorcios exprés en Mendoza: desde 2015 sube la cifra año a año

Desde que se implementó, hace casi un lustro, los procesos se agilizaron y los casos no han parado de crecer. Esta "facilidad" se visibiliza en las estadísticas del Poder Judicial a las que accedió Unidiversidad. Una mirada psicológica del fenómeno.

Divorcios exprés en Mendoza: desde 2015 sube la cifra año a año

Imagen ilustrativa

Sociedad Unidiversidad Nuevo Código Civil / por Mariano Rivas / Publicado el 08 DE AGOSTO 2019

A un lustro de su implementación, el divorcio exprés hizo aumentar la cantidad de separaciones legales en Mendoza. Esta conclusión puede extraerse de acuerdo a estadísticas brindadas por el Poder Judicial: el pico en estos cinco años se alcanzó en 2018, en el que se registraron 3642 divorcios en la provincia. También es posible observar que la curva ascendente se fue amesetando, con subas menos pronunciadas año a año. Sin embargo, la tendencia es al aumento, pese a que este año todo indica que podría bajar la cantidad de divorcios con respecto a los últimos años. 

 

Esta es la cantidad de divorcios en los últimos cinco años, desde que se implementó el Código Civil y Comercial el 1.º de agosto de 2015:

Cómo se facilitó el proceso

Desde el Poder Judicial agregaron que, antes de la entrada en vigencia de este cuerpo legal, cuando una de las partes no quería divorciarse, se daban los divorcios contenciosos, en los que había que determinar la culpabilidad del proceso.

En cambio, ahora existen los divorcios unilaterales, que permiten que una persona pueda divorciarse de manera relativamente rápida sin que la otra esté de acuerdo. Esto, que parece tan esencial, no era posible hasta 2015 sin pasar por el largo proceso del divorcio contencioso. Por regla general y de acuerdo al caso, el proceso puede demorarse de uno a seis meses.

La psicóloga Romina Iacovetta brindó su visión de las consecuencias que trae la posibilidad de separarse más ágilmente: “Me parece un avance en el sentido de que una separación de pareja o un divorcio significa de por sí un movimiento psíquico muy doloroso. Implica a veces una mudanza, la caída de un proyecto conjunto, de una ilusión. Vivimos un poco de ilusiones, nos ilusionamos con cosas que perseguimos. Entonces, de por sí esto es muy doloroso para el aparato psíquico”. El Artículo 438 del Código Civil y Comercial establece que “en ningún caso el desacuerdo en el convenio suspende el dictado de la sentencia de divorcio”. Esto significa que la separación legal será una realidad, independientemente del acuerdo o no.

Baja la cantidad de matrimonios y aumentan las uniones convivenciales

Sociedad Unidiversidad por Unidiversidad / Fuente: Prensa Gobierno de Mendoza / Publicado el 28 DE MARZO 2019 A medida que nuevas formas de estructurar una pareja se afianzaron desde el punto de vista social y legal, también se modificó la dinámica a la hora de asentar las uniones ante el Estado mendocino.

“Es menos traumático”, señaló Iacovetta, al tiempo que agregó: “Si una de las dos partes está 100 % decidida a no participar más de la relación, la verdad es que era medio carcelario que la ley obligara a que ambas partes tuvieran que estar de acuerdo (...) Evidentemente, si un vínculo de pareja se rompe, es porque muchas cosas no están pudiendo acordarse”, razonó.

La modalidad exprés de divorcio permite también preguntarse si la misma constituye una mejora desde la problemática de género. Iacovetta, integrante de la Red de Psicólogxs Feministas, observó: “En la sociedad machista y patriarcal en la que vivimos, probablemente sea la mujer la que quede más amarrada (en un proceso de divorcio) por una cuestión de diferencias de poder”.

Muchas situaciones de separación vienen precedidas por “violencia  o ruptura de pactos —ejemplificó la profesional—. Estaba muy en el inconsciente colectivo la idea de que las personas se casaban ‘hasta que la muerte las separe’. Entonces, quizás algunas mujeres, para no llegar a un femicidio, intentan hacer algún movimiento antes”. Ante esta situación, concluyó Iacovetta, las asimetrías de poder dejan a la mujer con menos posibilidades de acción, y esta nueva legislación las faculta para encontrar una salida más rápida.

Jubilación de amas de casa: más poder y más divorcios

La jubilación de amas de casa no solo reivindicó el trabajo de miles de mujeres que hasta ese momento había sido invisibilizado, sino que también cambió las relaciones de poder dentro del hogar. A mayor aporte económico de las mujeres, mayor fue su capacidad de negociación e, incluso, muchas pudieron divorciarse.

sociedad | nuevo código civil | divorcios express | mendoza | romina iacovetta | separación legal | poder judicial | código civil y comercial | igualdad de género