El círculo virtuoso de reciclar plástico en Mendoza

Dos proyectos se unieron para generar un impacto ambiental y social. Botellas de Amor y Madera Plástica Mendoza, socios para el bien común.

El círculo virtuoso de reciclar plástico en Mendoza

Foto: gentileza

Sociedad Unidiversidad Medio ambiente / por Por Juana Casá / Publicado el 23 DE OCTUBRE 2020

La Organización mendocina Botellas de Amor y el emprendimiento Madera Plástica Mendoza están trabajando juntos desde hace un año con el objetivo de ayudar a nuestro planeta. Hace poco más de un mes, firmaron un convenio con la Fundación Notti, con el fin de llevar a cabo una acción solidaria que va de la mano de un proyecto ecológico y ambiental.

Botellas de Amor fue creada el 23 de agosto de 2019. El grupo de voluntarias que lleva adelante esta iniciativa busca generar conciencia sobre nuestros residuos y ser el nexo entre las personas a las que les interesa reciclar y la planta recicladora. El proyecto incentiva a que la gente llene botellas de plástico con residuo de empaques y elementos plásticos limpios y secos. Luego las llevan a la fábrica de Madera Plástica Mendoza.

Hablamos con María de los Ángeles González, una de las 7 mujeres que conforman la organización Botellas de Amor, y le preguntamos si consideraba que los mendocinos se mostraban con ánimos de generar un aporte al medio ambiente. Nos reveló que, si bien al principio tenían ciertas dudas con respecto al impacto del proyecto, se llevaron una sorpresa al ver el interés generado: “Se puede decir que somos una provincia bastante comprometida con nuestro entorno”.

Reciclaje de plástico

Es importante aclarar que no todos los plásticos pueden ser reciclados de la misma forma y esto influye en el segundo uso que se les puede dar.

“Existen diferentes procesos de reciclaje para cada plástico, dependiendo de su composición. Esto podríamos decir que es lo innovador de Botellas de Amor, ya que el residuo plástico que se introduce no sirve para comercializarse, por lo que, para su reciclaje, no queda más que pasarlos por un proceso industrial como el que realizan las plantas recicladoras”, menciono María de los Ángeles.

 

Madera Plástica Mendoza

Es por esto mismo, que Botellas de Amor trabaja mano a mano con la empresa Madera Plástica Mendoza, emprendimiento mendocino que nació tres años atrás y se dedica al reciclaje de plásticos para transformarlos en postes para viñas. Se encargan de darle un uso al residuo plástico de difícil disposición y lo convierten en bienes de uso que reemplazan la madera. De esta manera, evitan la tala de árboles y que muchos residuos terminen contaminando ríos o montañas. La empresa fue fundada por Leonardo Cano, Carlos Arce y Pío de Amoriza.

“Junto con dos socios, Carlos Arce y Pío De Amoriza, buscábamos alguna alternativa al residuo plástico de difícil disposición, sobre todo, estos plásticos que son multilaminados, que son muy heterogéneos, y dimos con el tema de la madera plástica. Empezamos a investigar e invertimos en maquinaria para empezar a fabricarla”.

Los postes Vidplast son creados a partir de materia prima recolectada por recuperadores urbanos. Son 100 % reciclados y 100 % reciclables. Se tratan igual que la madera y requieren menos cuidados que esta. Cada poste recupera 10 kilos de plásticos de difícil disposición y evita la tala de un árbol. Esto tiene un gran impacto ambiental en Mendoza, ya que por año se reemplazan 5 millones de postes de madera de eucalipto y algarrobo.

Madera plástica, el emprendimiento mendocino que ayuda al medio ambiente

Leonardo Cano es uno de los responsables de Madera Plástica Mendoza, un emprendimiento local que se dedica a reciclar residuos plásticos y convertirlos en postes para viñedos o pisos, entre otros productos. Habló en Radio U sobre la tarea que llevan adelante y que tiene como principal objetivo el cuidado del medio ambiente.

“Vimos que en Mendoza se usaba una gran cantidad de postes para viña. Todos los años se reemplazaban muchos postes de madera porque se quiebran, porque se pudren o por las inclemencias climáticas. Vimos una oportunidad de fabricar algo que iba a dar una solución a este problema y que iba a generar un impacto social positivo muy grande. Empezamos a fabricar los postes para viña en cantidad, hasta llegar a la actual de unos 100 diarios, que es una tonelada de plástico por día”, dijo Cano.

La planta de Madera Plástica Mendoza se encuentra en el departamento de Junín, es decir que todas las botellas de amor que son recolectadas en los distintos puntos de recolección son llevadas a esa planta de reciclaje. En esa misma planta, trabaja Junín Punto Limpio, un programa de la Municipalidad de Junín, que tiene una política ecológica y ambiental, que se dedica desde 2012 a recuperar envases de plástico para su posterior reciclado.

“Espero que en algún momento podamos tener plantas recicladoras en varios departamentos para poder darles cada vez más un mejor tratamiento a nuestros residuos. Es importante remarcar que existen otras plantas, aunque no hemos podido trabajar con ellas ya que no pueden trabajar la botella de amor”, agregó Ángeles González.

 

Campaña solidaria

Botellas de Amor buscaba lograr un impacto social, además del impacto ambiental que están generando. “Desde el primer momento, nuestra idea era que el proyecto atacara no solo una problemática ambiental, sino también social. Al nosotras no recibir nada por las botellas, queríamos que se devolviera todo el esfuerzo que realizamos y realiza la gente en algo social”, contó Ángeles, y agregó: “Hoy en día, hemos podido solucionar esta situación con la campaña que estamos llevando a cabo con Madera Plástica y la Fundación Notti, denominada 'Llena una Botella de Amor, es para la Fundación Notti', en la cual todas las botellas recolectadas en puntos específicos son compradas por Madera Plástica y ese dinero se destina por la fundación a la construcción de una pileta de rehabilitación para niños”.

“Decidimos hacer una acción junto a la Fundación Notti, de decir 'Hagamos que todo esto vaya en beneficio de una fundación', que creo que a todos los mendocinos nos ayuda, porque ayuda a un hospital que es esencial acá en Mendoza, y nos copó la idea”, nos contó Leonardo Cano.

"Botellas de amor" para reciclar plástico y multiplicar conciencia

Ángeles González, integrante del proyecto "Botellas de Amor", visitó Like a las 10 para contar en qué consiste esta iniciativa que busca concientizar a las personas sobre la importancia de cuidar el medioambiente. Al respecto, la estudiante de abogacía comentó que este proyecto nació en Colombia, donde tuvo resultados muy positivos, y viajó a la Argentina para replicarse en Buenos Aires hasta llegar a Mendoza.

El convenio fue firmado el 7 de septiembre de 2020 y convirtió a la Fundación Notti en un nuevo punto de recolección de las botellas de amor. Todas las botellas que sean recolectadas allí tendrán como fin recaudar fondos para finalizar la obra de la pileta de rehabilitación del Hospital Notti, que es muy necesaria para los niños y niñas que se encuentran transitando diferentes tratamientos. La Fundación se encuentra ubicada en Av. Bandera de los Andes al 2876, en el departamento de Guaymallén.

Tuvimos la oportunidad de hablar con Melina Musri, encargada de relaciones institucionales de la Fundación Notti, que nos contó que la acción solidaria tuvo mucha repercusión: “La verdad es que hay un compromiso muy grande de la sociedad. Los mendocinos se acercan al punto de recolección de la Fundación y dejan ahí sus botellas de amor. Se arrancó el 7 de septiembre y hoy hay casi ocho bolsones grandes, todo lleno de botellas de amor”.

Los fondos que se recauden, nos contó Melina, pueden ser en forma de una donación material como también económica por parte de Madera Plástica Todos, además de ir destinados a finalizar la pileta de rehabilitación propia del hospital, que “ahora está construida al 70 %“, según nos informó Musri, irán a la fundación para que continúe trabajando en los distintos programas sociales y de salud que desarrolla.

reciclar | botellas de amor | madera plástica | reciclaje | mendoza