En 16 años, la pobreza extrema en Latinoamérica creció más del 10%

Según un informe, uno de cada 10 habitantes de esa región y el Caribe vive con necesidades básicas insatisfechas, número máximo en una década.

En 16 años, la pobreza extrema en Latinoamérica creció más del 10%

Foto: ViajeJet.

Sociedad Unidiversidad Pobreza / por Unidiversidad / Fuente: El País / Publicado el 16 DE ENERO 2019

De 2002 a 2018, el número de latinoamericanos en situación de pobreza creció un 10, 53 %, ya que de 57 millones de personas pasó a 63. Además, según un informe, uno de cada 10 habitantes de esa región y el Caribe vive en carencia extrema.

Estos datos se desprendieron del informe Panorama Social 2018 de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), presentado en Santiago de Chile. Aunque la tasa general de pobreza medida por ingreso se mantuvo estable, ligeramente por encima del 30 %, y la desigualdad por ingresos se redujo considerablemente desde 2000, uno de cada 10 latinoamericanos vive actualmente en pobreza extrema (10,2%), la cifra más alta en una década.

El informe indicó que en 2002 había 57 millones de personas en situación de carestía extrema en América Latina, cifra que creció hasta los 62 millones en 2017 y que volvió a aumentar en un millón más, hasta alcanzar los 63 millones de latinoamericanos en 2018, según la proyección de la Cepal.

"Aun cuando la región logró importantes avances entre la década pasada y mediados de la presente, desde 2015 se han registrado retrocesos, particularmente en materia de pobreza extrema", señaló Alicia Bárcena, responsable del brazo de Naciones Unidas para el desarrollo económico en la región, al tiempo que hacía un llamamiento a impulsar políticas públicas complementarias de protección social e inclusión laboral y redistributivas en materia de ingresos.

Este aumento de la pobreza se explica, en buena medida por la mala evolución de Brasil, el país más poblado de la región, que en entre 2015 y 2017 vio cómo este problema pasó de afectar del 4 % al 5,5 % de su población.

"Si bien en muchos países hubo reducciones o estancamiento de la pobreza extrema como en Paraguay, Colombia, Costa Rica, Panamá, Chile o Ecuador, al momento de analizar la situación conjunta de la región, impacta lo que sucede en países con mucha población, como Brasil", comentó el oficial a cargo de la división estadísticas de la Cepal, Xavier Mancero.

El informe, que incide en la discrepancia entre los datos nacionales y los del propio organismo –que fija sus propios criterios para unificar la información–, una constante en todos los países de la región, no pudo siquiera analizar las cifras de Venezuela, una de las economías que peor evolución registró en los últimos años.

"Desde 2015 no tenemos datos de Venezuela", dijeron desde Cepal. La nula credibilidad de los números que aporta el Gobierno de Nicolás Maduro hace imposible que el brazo de Naciones Unidas pueda ofrecer una cifra certera mediante el filtro estadístico que aplican a todas las naciones latinoamericanas y caribeñas.

La tasa de pobreza general por ingreso, por su parte, se mantuvo en 2017 en el 30,2% (184 millones de personas) en toda Latinoamérica, una tasa idéntica a la registrada un año antes.

 

El salario del 40 % de los trabajadores latinos está por debajo del mínimo legal

Los mercados laborales de los diferentes países de la región siguen caracterizándose por una oferta de empleos insuficiente y por brechas "significativas" en la calidad de esos empleos, en el acceso a la protección social y en los ingresos laborales, "que en una alta proporción son inferiores a los salarios mínimos legales con un 40 % del total de trabajadores latinoamericanos, sobre todo jóvenes, mayores y mujeres, según los últimos registros, y a lo requerido para superar la pobreza y lograr niveles adecuados de bienestar, a raíz de lo cual una proporción importante de ocupados trabajan largas jornadas", señaló El País.

Asimismo, el informe de Cepal reveló que uno de cada cinco trabajadores latinoamericanos recibe ingresos laborales inferiores a la línea de la pobreza de su país, cifra que se dispara hasta el 35 % en el caso de la población rural, pese a completar largas jornadas diarias, en muchas ocasiones por encima de lo pautado por ley.

La Cepal advirtió que la evolución futura no parece augurar un cambio de tendencia a favor de la formalización de sus puestos de trabajo: "Las transformaciones en el mundo del trabajo asociadas a la revolución tecnológica pueden aumentar aún más la proporción de ocupados en esta situación", sentenció el estudio en referencia implícita a plataformas digitales que han favorecido el trabajo por cuenta propia.

sociedad | latinoamérica | pobreza | caribe |