"En Chile no habrá paz si no hay justicia social"

Así lo aseguraron dirigentes de la Mesa de Unidad Social tras reunirse en La Moneda con el ministro del Interior Gonzalo Blumel.

"En Chile no habrá paz si no hay justicia social"

La Mesa de Unidad Social chilena advirtió al gobierno que no habrá acuerdo hasta que "brinden respuestas sólidas y sin trampas". Foto: La Nación.

Internacionales Unidiversidad Crisis en Chile / por Unidiversidad / Fuente: Télam / Publicado el 28 DE NOVIEMBRE 2019

Dirigentes de Mesa de Unidad Social (MSU) de Chile, que reúne a más de 150 organizaciones sociales, estudiantiles y sindicales, señalaron este jueves que no están disponibles "para negociar a espaldas de la gente", tras reunirse en La Moneda con el ministro del Interior Gonzalo Blumel.

El grupo ingresó temprano a la sede del gobierno chileno portando remeras con consignas tales como: "No + jóvenes ciegos" o "Fin a la educación de mercado" y con un parche en uno de sus ojos en señal de protestas por las lesiones oculares durante la represión.  

La reunión se produjo tras 42 días de una crisis político social con escasos antecedentes en la historia chilena, con multitudinarias manifestaciones en reclamo de cambios profundos al modelo, un estallido que dejó una veintena de muertos, miles de heridos y detenidos, y violaciones Derechos Humanos durante la represión.

Récord de lesiones oculares por la represión en Chile

El Colegio Médico de Chile (Colmed) reportó que el número de personas con lesiones oculares por la represión policial durante las manifestaciones iniciadas hace tres semanas en el país es el mayor registrado a nivel mundial.

El presidente del Colegio de Profesores, Mario Aguilar, la presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores de Chile (CUT), Bárbara Figueroa, y el líder del movimiento No + AFP, Luis Mesina, entre otros, participaron de la reunión convocada el viernes pasado por el ministro Blumel.

Mario Aguilar señaló que el gobierno se "dignó a conversar con el movimiento social recién el día 35" desde que estallaron las protestas y lo adjudicó a " una señal de esa arrogancia, de esa desconexión, de un cierto menosprecio que viene de la élite de este país al mundo social".

"Para nosotros, los dirigentes sociales, este estallido no fue una sorpresa, para la élite fue una sorpresa. Nosotros lo veníamos alertando desde hace mucho tiempo, hubo también estudios académicos e investigaciones que diagnosticaban que aquí se estaba incubando un conflicto severo por la desigualdad, por el abuso, por la prepotencia", manifestó Aguilar.

Y agregó: "No fue sorpresa para nosotros, hay muchos síntomas que estaban incubándose y ustedes, los que dirigen este país, nunca lo escucharon".

Tras la extensa reunión, Aguilar, reveló que le expusieron al ministro sus demandas y que no están disponibles a una negociación a espaldas de la gente.

"La palabra negociación como transacción está desacreditada. Nosotros estamos disponibles a venir y exponer las demandas del mundo social y que sean ellos los que empiecen a dar respuestas concretas y gestos concretos", señaló y enfatizó que exigieron una asamblea constituyente para una nueva constitución, pero "sin letra chica y sin trampas".

"El acuerdo que se generó en el Congreso está lleno de trampas: la trampa del quórum, la trampa de los representantes ciudadanos, la trampa de que va a estar toda la asamblea cocinada previamente", aseguró el dirigente social.

Sobre la agenda social, dijo que "hay que terminar con las AFP", ya que las pensiones "son una estafa, un robo" y pidió pensiones dignas y una educación "que deje de ser un bien de consumo", en referencia a los pasados dichos del presidente Sebastián Piñera, quien llamó a "defender la industria educativa".

Por su parte, el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, aceptó que los temas prioritarios de la agenda social es el "fortaleciendo del pilar solidario, de la pensión solidaria y del aporte previsional solidario", que sólo será posible "si se restablece la paz social" y el "orden público".

Blumel responsabilizó por la violencia en las calles a grupos violentos vinculados al narcotráfico y urgió al Senado a a aprobar las leyes que aumentan las sanciones "a las barricadas, al saqueo, a los encapuchados y la ley que permite disponer de la colaboración de las Fuerzas Armadas en el resguardo de la infraestructura crítica para liberar más efectivos policiales para el control del orden público".

Blumel insistió en que para lograr la paz social "necesitamos recuperar el orden público", al tiempo que coincidió en que "el orden público va de la mano con los derechos humanos".

 

internacional | chile | crisis | protesta | violencia | mesa | unidad | social | gobierno | 2019