Fantasmas

El partido entre Argentina y Croacia nos dejó a todos a las puertas del abismo, con un pie fuera del Mundial. La victoria de Nigeria de hoy nos dio una nueva luz de esperanza. El martes a las 15 se define todo.

Fantasmas

Messi demuestra la frustración de todo un país. Foto: gentileza.

Sociedad Radio U Bang Bang / Rusia 2018 / por Por Luca Torrez / Publicado el 22 DE JUNIO 2018

Es de noche en el estadio Nizhni Nóvgorod, mientras cae la tarde en la Argentina y se va oscureciendo un poco el cielo. Las casas argentinas que se inundaron de las imágenes que llegaron de Rusia ahora están llenas de tristeza. No hay humor para bromear, ni de casualidad. Parecemos fantasmas, creo que no exagero y es que el argentino lo vive así. Lo absurdo es que ahora nos estemos sintiendo como lo que vimos por el televisor.

Como si la pantalla nos hubiera transmitido lo que pasaba en el césped en el que la selección cayó goleada 3 a 0 con Croacia. Vaya semejanza, ¿no?

Ayer la Argentina fue eso: un fantasma total. "Imagen de un objeto que queda impresa en la fantasía", dice la Real Academia Española sobre la palabra que titula este texto. Entonces se me vienen a la mente las tres finales perdidas consecutivamente: Mundial de Brasil 2014, Copas América 2015 y 2016. En esos tres partidos hay un común denominador que fue errar goles insólitos. Entre los últimos dos hay otro común denominador: un equipo apagado, sin actitud y que pareciera no tener el mismo ritmo que el rival. La Selección jugó un gran primer tiempo, pero en el segundo tiempo fue más de aquel fantasma de las finales. Vergonzoso y de los peores minutos de juego que le he visto a mi país en su historia. Realmente doloroso ver a una selección que corría, pero sin alma, sin corazón y sin sangre. Fantasmas.

Argentina tiene un punto: el que sacó del empate 1 a 1 con Islandia en un partido que, la verdad, pudo haber ganado. “Amenaza de un riesgo inminente”, define también la RAE. El del 2002. El miedo a quedarnos, otra vez, en primera ronda. Solo tres partidos y a la casa. ¿Estamos preparados para tal golpe (si bien ahora ya nos vamos preparando)? ¿Está el mundial preparado para quedarse sin Messi recién a los primeros 10 días de que empezó? Sería un mazazo.

Lionel Messi, sepa usted que quien escribe lo ama. Me quedo maravillado en cada partido que lo veo jugar con el Barcelona y me hizo volver a soñar con Rusia con esos tres goles a Ecuador para darnos la clasificación. Tengo su 10 estampada en la camiseta. Ayer, Leo jugó el peor partido que le he visto jugar en su carrera. Ya desde que estaba parado en el momento en el que se cantaba el himno, la cámara lo enfocó y se tomaba la cabeza, como si estuviera ido. Lo comenté con un amigo que tenía al lado mío por lo bajo, él había observado lo mismo. Ya de entrada no se lo veía bien. Era un ente y duele decirlo, pero es así. Fuera de sí. No recuerdo siquiera alguna conexión de pases con algún compañero. No pateó al arco. No la pidió. Cuando el equipo está mal y desde el banco no se acompaña con nada, debe aparecer en quien están todas las miradas. No es por comparación, pero Uruguay necesitaba goles y apareció Suárez, a Portugal le apareció Cristiano Ronaldo, a Francia le apareció Griezmann, a Dinamarca le apareció Erikssen, a Bélgica le apareció Lukaku. El 10, ayer, deambuló la cancha.

El cuerpo técnico. Aquello que no existe o es falso es, también, un fantasma, según la RAE. El banco ayer fue el caos que viene siendo últimamente. Finalmente, Sampaoli puso la línea de 3 que tanto quiso desde que llegó a la selección y por la que tanta disputa ha habido. Es de conocimiento que los jugadores le plantearon al casildense que ellos preferían jugar con línea de 4 defensores. Sampaoli al final terminó haciendo lo que realmente quería para un partido trascendental, de no creer. En el segundo tiempo, en el campo, la Argentina era una anarquía total. Tiró a la cancha a Paulo Dybala a los 68 minutos cuando caíamos 1 a 0, pero a esa altura ya estábamos devastados. Digo "tiró" porque eso fue lo que hizo: lo quemó en un partido que, obviamente, no íbamos a empatar. Dybala entró a ver qué hacía. Se lo vio recibir una pelota en la posición de lateral derecho para poder arrancar una jugada. ¡Un jugador que en su club siempre pisa cercano a la medialuna del área! Extraviadísimos. 

Somos fantasmas, ahora invocados por Nigeria, que jugaron con los pies sobre la tierra para ganarle a Islandia 2 a 0 y darnos una vida más. Con la calculadora en mano, el auricular en una oreja y con los pies sobre la tierra, prendemos una vela para que los once que salten a la cancha sepan aprovechar esta oportunidad.

deportes | fútbol | rusia 2018 | mundial rusia 2018 | argentina | selección argentina | el suplementario