Infodemia: aumentó el consumo de noticias y cada vez se recurre más a las redes para informarse

El informe, elaborado por Reuters y la Universidad de Oxford, busca entender cómo en las etapas iniciales de la pandemia se accedió a noticias e información sobre COVID-19. El estudio incluye a Alemania, Argentina, Corea del Sur, España, los Estados Unidos y el Reino Unido.

Infodemia: aumentó el consumo de noticias y cada vez se recurre más a las redes para informarse

Foto: Universidad Fasta

Sociedad Unidiversidad Efecto cuarentena / por Unidiversidad / Fuentes: Reuters / Universidad de Oxford / Publicado el 14 DE OCTUBRE 2020

Con el brote y la diseminación de la COVID-19, “no solo combatimos una epidemia: también luchamos contra una infodemia”, dijo el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, el 15 de febrero. En esta situación, tiene una importancia crítica que la gente acceda a noticias e información que le resulte fiable y que puede ayudarle a comprender la crisis del coronavirus, qué hacer para protegerse a sí misma, a sus seres queridos y a sus comunidades, y también al periodismo independiente, que muestra cómo los gobiernos y otros reaccionan frente a la pandemia.

En este informe elaborado por Reuters y la Universidad de Oxford se utilizaron datos recolectados a finales de marzo y principios de abril de 2020 para entender cómo la gente accede a noticias e información sobre COVID-19 en seis países, cómo califica la fiabilidad de las diferentes fuentes y plataformas que usa, cuánta desinformación dice encontrar en diferentes fuentes y plataformas, y qué sabe (y qué hace) respecto de la crisis del coronavirus.

El consumo de noticias aumentó en los seis países y la mayoría de la gente en la mayoría de los países recurre a redes sociales, motores de búsqueda, sitios de video y aplicaciones de mensajería (o una combinación de esas vías) para obtener noticias e información sobre el coronavirus.

En los seis países, las personas con bajo nivel educativo formal son mucho menos propensas a decir que confían en los medios para informarse sobre el coronavirus y más propensas a confiar en redes sociales y aplicaciones de mensajería. En Argentina, Corea del Sur, España y Estados Unidos, los jóvenes son mucho más propensos a confiar en redes sociales, mientras que en Alemania, el Reino Unido y los Estados Unidos, confían más en los grupos en aplicaciones de mensajería.

La infodemia y el peligro de la desinformación durante la pandemia

En paralelo al avance del coronavirus, hay un nuevo concepto que también deja su impacto por estos días: la "infodemia", una práctica que consiste en difundir noticias falsas o maliciosas sobre la pandemia y que aumenta el pánico o la angustia en las sociedades.

 

Fuentes de información

El consumo de noticias crece y los medios siguen siendo una de las principales fuentes de información, pero no son la única en una crisis de salud pública donde la mayoría de la gente está online y varias organizaciones, incluyendo las autoridades públicas, tienen disponibles páginas oficiales, cuentas de redes sociales y otros canales de comunicación.

Los hábitos de búsqueda de información no se centran exclusivamente en los medios. Una imagen compleja surge cuando la gente responde qué fuentes ha usado durante la última semana para obtener noticias o información específicamente sobre coronavirus: por ejemplo, visitando directamente páginas web o aplicaciones, a través de varias plataformas o en persona.

Gráfico 2. Proporción que usó cada fuente para obtener noticias sobre coronavirus durante la última semana

En los seis países, aproximadamente dos tercios de las personas dicen que confiaron en los medios, desde un bajo 47 % en Alemania hasta un alto 77 % en Corea del Sur. Es notable que, en esta era de noticias abundantes y de fácil acceso, en la que la información rigurosa, creíble y fiable es tan importante, una gran parte del público no ve a los medios como fuente de noticias e información sobre la crisis (el consumo de noticias está lejos de concentrarse exclusivamente en el coronavirus, incluso en medio de la pandemia).

Si bien los medios representan la fuente de noticias e información sobre coronavirus más ampliamente identificada, muchas personas dicen no confiar en ellos. Otras fuentes, incluyendo gobiernos, autoridades sanitarias y expertos, en conjunto resultan muy fiables, mientras una minoría significativa dice que ha confiado en personas corrientes.

En los seis países, las personas con bajo nivel de educación formal son mucho menos propensas a decir que confían en los medios para obtener noticias e información sobre coronavirus. Y en todos los países, menos en Alemania y en el Reino Unido, los jóvenes son mucho menos propensos a decir que confían en los medios.

 

El rol de las plataformas

Muchas de las fuentes en las que confía la gente son accesibles mediante los productos y servicios que ofrecen varias plataformas, que cada vez se usan más como fuentes de noticias e información y demás propósitos (Newman y otros, 2019). Al tiempo que medios y gobiernos han invertido fuertemente en ayudar a que la gente comprenda el coronavirus, Facebook presentó el “COVID-19: centro de información” en su principal red social.

La búsqueda de Google provee alertas, paneles de información nueva y un centro de datos y recursos sobre el virus. Al menos en algunos países, YouTube presenta información que brindan las autoridades sanitarias. Twitter ofrece tuits sobre coronavirus de medios y autoridades. Muchas de las principales plataformas también han ofrecido espacios publicitarios para diseminar mensajes de salud pública.

Si bien una pequeña minoría de nuestros encuestados identifica a las redes sociales como su principal fuente de noticias (en promedio, uno de cada siete: el 16 %), está claro que varias plataformas juegan un papel clave en el modo en el que la gente accede y encuentra noticias e información sobre coronavirus (ver tabla 2).

Tabla 2. Proporción que usó motores de búsquedas populares, redes sociales y sitios de video para obtener noticias sobre coronavirus durante la última semana

Muchos jóvenes y personas con bajo nivel educativo usan menos los medios y más las redes sociales. También se recurre ampliamente a la búsqueda y, en la mayor parte de los países, los jóvenes confían más en las búsquedas que el resto de la población.

Gráfico 3. Proporción de personas de 18 a 24 años que usaron cada red para obtener información sobre coronavirus durante la última semana

La información de sondeos provee una manera de tener al menos una comprensión básica sobre el posible papel que cumplen estas formas más privadas de comunicación. Aproximadamente cuatro de cada diez encuestados dicen que hablaron sobre el coronavirus por lo menos en un grupo de Facebook, y más de la mitad lo hizo en grupos de WhatsApp (en Corea del Sur, se usaron grupos de Kakao) (ver Gráfico 4).

Gráfico 4. Proporción que habló sobre coronavirus en diferentes clases de grupos

 

Confianza en diferentes fuentes y plataformas

En algunos países, son más pronunciadas las diferencias entre quienes tienen distintas visiones políticas. Estados Unidos es el más polarizado y Argentina el menos polarizado, mientras que Alemania exhibe una polarización más asimétrica.

Gráfico 5. Proporción que confía en cada grupo para obtener información sobre coronavirus

En Estados Unidos, un país altamente polarizado (y simétricamente, en comparación), los encuestados de todo el espectro político tienen en general la misma (alta) consideración sobre la confiabilidad de científicos, médicos y otros especialistas de la salud, y más limitada sobre la gente común a la que conocen personalmente. Sin embargo, las percepciones sobre los medios y el Gobierno nacional están fuertemente alineadas con sus posiciones políticas.

En Argentina, esas diferencias están mucho menos pronunciadas (pese a que las personas de derecha son escépticas con respecto al gobierno de izquierda). En la Alemania más asimétricamente polarizada, las personas de derecha confían menos en los medios y en el gobierno (de tendencia conservadora) que la gente de centro y de izquierda.

En general, cuando se consulta hasta qué punto les parecen fiables las noticias y la información sobre coronavirus de diferentes plataformas, la mayoría de los encuestados califica como menos fiables a las plataformas que a los medios, las autoridades sanitarias y los expertos (ver Gráfico 7). Los resultados varían significativamente entre los diferentes tipos de plataformas.

Gráfico 7. Proporción que confía en cada fuente para obtener noticias sobre coronavirus

Preocupación por la desinformación

Como dijo a The Lancet Sylvie Briand, la directora de gestión de peligros infecciosos en el Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS y arquitecta de la estrategia del organismo para contrarrestar el riesgo de infodemia: "Sabemos que cada brote estará acompañado de una especie de tsunami de información, y eso siempre incluye desinformación, rumores, etcétera”. Entre las fuentes de desinformación, la más identificada de abajo hacia arriba es la que proviene de gente común a la que los encuestados no conocen personalmente (en promedio, cerca de un tercio). En Corea del Sur, España y Estados Unidos, los encuestados dicen que los políticos generan grandes volúmenes de desinformación de arriba hacia abajo.

Si bien es menor la preocupación por la información falsa o engañosa sobre el coronavirus proveniente de medios y gobiernos nacionales en comparación con la que disemina la gente común, las redes sociales, las aplicaciones de mensajería y en algunos países los políticos, hay una mayoría significativa preocupada: en promedio, cerca de una cuarta parte para medios y para gobiernos.

Gráfico 8. Proporción que dice haber visto mucha información falsa o engañosa sobre coronavirus de cada fuente durante la última semana

Observando con más detalle las fuentes de información (ver Gráfico 8), minorías muy significativas de encuestados, especialmente en Argentina, España y Estados Unidos, sienten preocupación por lo que ven como información falsa o engañosa proveniente de medios. En España y Estados Unidos, a muchos también les preocupa la desinformación del gobierno nacional (en España, la gente de derecha está particularmente preocupada por el gobierno de izquierda; en Estados Unidos, la gente de izquierda está particularmente preocupada por el gobierno de derecha). En varios países, hay muchas personas preocupadas por la desinformación que proviene de los políticos.

infodemia | noticias | información coronavirus | reuters | universidad de oxford | educación | plataformas | redes sociales | medios de comunicación