Ítem Banca: la escribanía en el Concejo Deliberante

El autor es concejal en Guaymallén por el FIT.

Ítem Banca: la escribanía en el Concejo Deliberante

El Concejo Deliberante de Guaymallén en plena sesión. Foto: Prensa HCD Guaymallén.

Provincial Columnas por Lucas Inostroza / Publicado el 29 DE AGOSTO 2018

En las últimas horas se ha conocido un proyecto del oficialismo que apunta a crear un supuesto ítem banca, que apunta a penalizar a los concejales que no asistan a las comisiones o las sesiones del Concejo Deliberante de Guaymallén. Consiste en descontarles el 10 % de la dieta a los concejales que no justifiquen debidamente sus faltas, buscando de esta manera vanagloriarse de una medida reaccionaria como es el #ItemAula.

Rechazamos de pleno esta iniciativa, ya que no solo nos oponemos a esta medida precarizadora de los trabajadores, sino que en las escandalosas dietas de $ 80 000, el descuento que propone Cambiemos es irrisorio. No es un más que un acto pleno de demagogia para la gestión del intendente Marcelino Iglesias que, como desde nuestro bloque ya denunciamos, ha instalado una escribanía en el Concejo Deliberante, donde solo se vota lo que propone la gestión (indexación de obras no realizadas, recortes de beneficios de trabajadores municipales, entre otros), bloqueando todo proyecto de la oposición y usando hasta el recurso del veto para los proyectos que logran sortear el Concejo.

La escribanía llega al punto de que se busca limitar el debate al momento del tratamiento de los proyectos. Si se abre el debate, buscan recortarlo y trasladarlo al espacio que sirve para los homenajes.

Si realmente se quisiera regular la remuneración de los concejales, se tratarían los proyectos del Frente de Izquierda que establecen un salario para los parlamentarios y funcionarios fuera de rango igual al equivalente de dos salarios de un agente municipal con 20 años de antigüedad y con mayor dedicación, atando los aumentos de las dietas a los aumentos reales que viven los agentes de nuestro municipio.

Por lo tanto, repudiamos esta fantochada de Iglesias para mostrar como democrático a un órgano que, cuando le conviene a la gestión, sesiona de manera exprés y a espaldas del conjunto de la población.

La única vía para devolverle el carácter productivo al municipio es tratando todos los proyectos que el bloque del Frente de Izquierda ha presentado para la obra pública mediante ejecución directa en las postergadas barriadas de nuestro municipio; la creación de un verdadero plan de viviendas, que genere trabajo genuino, que enfrente el flagelo del déficit habitacional; los proyectos referidos a la problemática de la mujer que son postergados mientras se recorta, como también terminar con la precarización de los agentes municipales, garantizar salarios y condiciones dignas de trabajo mientras se refuncionalizan los galpones, solo por mencionar algunos reclamos ingresados en comisiones y que son bloqueados por el oficialismo.