José López o "neoLopecito"

Su rol, asignado por Néstor, fue el de "controlar" a De Vido. Esa es una de las "verdades" tras los bolsones de dólares.

José López o "neoLopecito"

26 de mayo de 2014. Paco Pérez abrazaba y agradecía al personaje del día: José López. En esa oportunidad prometieron construir 2200 casas. Foto: Archivo Prensa de Gobierno de Mendoza.

Nacional Unidiversidad Corrupción en el Estado / por Jorge Fernández Rojas / Publicado el 18 DE JUNIO 2016

Si un gobernador de provincia acordaba con De Vido una obra o un plan de obras públicas, luego todo pasaba a manos de López, que era el que habilitaba las partidas de fondos. Jorge Asís, el escritor y periodista de extracción menemista, en la noche del martes, por América, en el programa "Animales Sueltos", se solazó por su conocimiento de “Neo Lopecito”. Así llamó al personaje del día, ya que en el peronismo lo vincularon burlonamente con el histórico y macabro José López Rega de la década del 70, conocido como “Lopecito”. El Turco dijo que esa plata era de José López y que es parte de un tesoro pirateado de 30 millones de dólares.

Esto y muchas derivaciones más trajo la detención del exfuncionario que fue sorprendido en la madrugada del martes revoleando bolsones de dólares (unos 8,9 millones) por encima de las paredes de un convento de General Rodríguez. Muchos especulan ahora que seguramente se supo espiado y sospechó que irían por su dinero. Entonces, decidió enterrarlo en un monasterio.

Este hecho conmocionó el día informativo. Muchos en Mendoza lo recordaron en distintos episodios y lo calificaron de un verdadero “hache de pé”.

Entre los memoriosos están empresarios mendocinos de la construcción que fueron testigos, en época del gobierno de Celso Jaque, de cuando López se cruzó a los insultos con el entonces senador nacional Adolfo Bermejo. Fue en el despacho del exlegislador en el Congreso, donde López vapuleó a los mendocinos cuando el maipucino le reclamó por el pago de certificaciones de obras demoradas.

Otra historia la recuerda Rolando Baldasso, actual funcionario de la Municipalidad de Luján y exministro de Obras Públicas de Paco Pérez, cuando estando en Buenos Aires, en búsqueda del dinero para pagar la tercera trocha del Acceso Sur, lo mandaron a hablar con “Josecito” y finalmente el personaje en aquel momento sentenció: “No me rompan las pelotas”.

En definitiva, López era uno de los ejes que sostenía el andamiaje K, por donde pasaba la plata de la obra pública, por lo cual se descarta su vinculación con Lázaro Baez. Es marcado como el segundo de De Vido, pero a la vez el rival del exministro nacional. Lo había formado NK. Tenía con él relación directa. Por eso siempre aspiró a disputarle el poder. Por lo tanto, concluyen los proyectistas políticos, De Vido debe estar muy nervioso con López preso, porque todos imaginan que puede hablar apuntando hacia él frente al fiscal Federico Delgado, que lo imputó por enriquecimiento ilícito y lavado de dinero.

Hay detalles que hacen a este episodio digno de un capítulo de serie de política y corrupción yanky. Los billetes norteamericanos, qataríes y chinos embolsados en plástico serían perfectamente una imagen inspiradora para House of Cards.

 

La repercusión es múltiple en portales, puntocoms y sitios digitales, además de los impresos. Pero llama la atención el error en la tapa de papel de Página 12, que confunde el nombre y rebautiza al personaje como “Jorge López”.

Fue un golpe durísimo para el FpV que, en la generalidad, repudió a López, pero que por lo bajo sospecha de una zancadilla macrista, ya que este escándalo se da en el medio de la discusión por la ley de blanqueo de capitales en el Congreso.

lópez | de vido | pérez | jaque | bermejo | dólares