La búsqueda de lo común que no admita la exclusión

Por Ana Sisti, decana de la Facultad de Educación

La búsqueda de lo común que no admita la exclusión

Vista de la sede Campus de la Facultad de Educación. Foto: Leandro Fernández

Sociedad Edición U #31 - Rumbo marcado / por Ana Sisti, decana de la Facultad de Educación / Publicado el 26 DE AGOSTO 2018

Emprender el desafío de conducir la Facultad de Educación no significa empezar de cero. Por el contrario, implica recuperar cada logro de las gestiones anteriores a lo largo de nuestra historia y abarcar lo que queda por hacer con una mirada que considere la complejidad de los escenarios sociales y educativos actuales y que tome en cuenta la diversidad de pensamientos que caracteriza a nuestra Universidad. Consideramos fundamental contribuir con los requerimientos de la sociedad y poner nuestros recursos e infraestructura al servicio de la educación de Mendoza.

Creemos incuestionable la responsabilidad del Estado como garante del derecho a la educación pública, gratuita y laica, generando igualdad de oportunidades en el acceso a los estudios universitarios a partir de los principios de equidad, inclusión y sustentabilidad.

Vamos a favorecer discusiones y debates necesarios sobre aspectos que consideramos centrales para la Facultad: desde dónde miramos lo educativo, qué compromiso asumimos con nuestras carreras, en qué lugar se posiciona la institución en el medio, cómo favorecer los recorridos estudiantiles, de qué manera propiciar el crecimiento del personal docente y de apoyo académico, cómo involucrar a nuestros egresados, entre otros.

Asumimos el desafío de buscar lo común que no admita la exclusión; por el contrario, vamos a incluir las construcciones plurales, polifónicas y múltiples.

Nos reconocemos en una mirada prospectiva a la hora de tomar decisiones que involucran al desarrollo y bienestar institucional, que atienda a la complejidad de los escenarios, que haga abordajes únicos. Buscamos trascender lo individual, hacer lecturas que consideren la complejidad y la diversidad, pensarnos en situación de representación de otro, superar los personalismos y atender al sentido de comunidad.

Nuestro compromiso es propiciar condiciones que favorezcan las acciones individuales que contribuyan a construir un espacio común. Para ello queremos que cada estudiante avance en su trayectoria académica de manera continua. Nos importa que cada docente se desarrolle en el ámbito que eligió. Vamos a acompañar a cada una de las personas que integran el claustro del personal de apoyo académico que quiera mejorar procesos y crecer.

Queremos que cada uno de nuestros egresados encuentre su lugar renovado y se sienta parte de esta comunidad. Vamos a trabajar para que la Escuela Carmen Vera Arenas continúe su crecimiento como escuela modelo y referente local, regional y nacional. También para colaborar con los sistemas educativo y de salud, e integrarnos y formar parte. Queremos que todos los que se acerquen a la Facultad de Educación sientan que tienen oportunidades nuevas.

En un 2018 que nos ubica en el centenario de la reforma universitaria, en la Facultad de Educación defendemos y apostamos por la universidad pública, gratuita y laica. Y reafirmamos nuestras propuestas de gobierno que se sustentan en una Facultad plural, democrática, reflexiva, transparente, eficiente, flexible, inclusiva, generadora, articulada, integrada, solidaria, sustentable y transformadora.

 

Rumbo marcado

La UNCUYO emprende una nueva etapa en su viaje al futuro, una travesía que lleva como guía al espíritu reformista de 1918.

sociedad | edición u 31 | facultad de educación | ana sisti