La crisis brasilera pegó fuerte en Mendoza

Unidiversidad | Provincial

mayo 19 2017 19:43. Por: Unidiversidad.


Si bien los sectores más comprometidos son el vitivinícola y el ajero, las ventas de maquinaria agrícola que podían concretarse este año entran en incertidumbre con el contexto actual.


La crisis brasilera pegó fuerte en Mendoza


El empresariado local se muestra expectante e inquieto ante la crisis política y económica que atraviesa Brasil, uno de los principales socios económicos de la provincia. Si bien desde distintos sectores no arriesgan un panorama a futuro, sí dejan entrever que la irresuelta conflictividad política y la posible recesión económica del gigante sudamericano encienden las alertas en las industrias ligadas al país vecino.

A los tradicionales sectores vitivinícola y ajero ahora también se suma la metalmecánica local, que comenzaba a entusiasmarse con el repunte de la economía carioca que esperanzaba a muchos con el inicio de 2017. Desde ProMendoza describieron a la situación de Brasil como preocupante para algunos sectores concretos de la industria local, pero antepusieron una actitud de cautela respecto del panorama actual.

Jorge Pérez Cuesta, presidente de esa agencia, destacó que en este momento no hay que ser “arrebatados, hay que pensar, hay que ser cautos”. Pérez Cuesta indicó que, si bien existen productos tradicionales, como los del ajo y la vitivinicultura, que pueden verse afectados con la situación actual, destacó que el rubro que puede sentir con mayor fuerza el golpe “es el metalmecánico, ya que venía creciendo bien, pero puede tener problemas si se profundiza la crisis”.

“Esta crisis es política pero afecta a la economía. Primero se devaluó el real y, si el panorama continúa, vendrá la recesión. Las principales exportaciones de Mendoza se dividen entre EE. UU., Brasil y Chile, y si juntás a los dos primeros, tenés casi el 50 %”, señaló Pérez Cuesta para enmarcar el comercio de la provincia hacia el mundo. Además, apuntó que, “como el ajo está en la finalización de su temporada, sólo sentirá el coletazo de la crisis”.

Por su parte, Gabriel Fidel, parlamentario del Mercosur por Mendoza, remarcó también que es necesario no sobredimensionar el actual proceso político y económico que atraviesa Brasil. Fidel remarcó las dos dimensiones que enfrenta nuestro vecino al recalcar que se trata de un conflicto político que repercute en la economía: “Los problemas vienen desde hace tiempo. En 2017 había frenado la caída y comenzaba a recuperarse, lo que mejoraba las expectativas de los negocios, por eso esperamos que resuelvan la crisis y que no se afecte la recuperación económica”.

Asimismo, la recuperación que había mostrado el gigante sudamericano infundía expectativas sobre la reactivación de los negocios entre empresas locales y brasileras. Sin embargo, ante el nuevo contexto, resta esperar a que el país carioca encause su crisis económica “para que resuelva sus problemas y lidere la región”, puntualizó el mendocino.

Desde la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la provincia de Mendoza explicaron que la metalmecánica mendocina se ve afectada por la crisis brasilera, pero desde una perspectiva más estructural: presenta problemas de competitividad y de financiación. Pedro Bizzotto, presidente de Asinmet, explicó a Unidiversidad que el conflicto brasilero sólo empeora el panorama actual de la industria local y que desde hace varios años no logran ventas por un tema de precios y de financiación. "Esta crisis que vive Brasil profundiza más los problemas”, enfatizó.

Etiquetas:
sociedad | economía | crisis en brasil | metalmecánica