La defensa de Kumiko recusó a la jueza y estiró los plazos del proceso

El abogado defensor Carlos Varela Álvarez presentó el recurso.

La defensa de Kumiko recusó a la jueza y estiró los plazos del proceso

La entrada del ex-Instituto Próvolo, en Luján de Cuyo. Foto: Unidiversidad

Provincial Unidiversidad Abusos en el Instituto Próvolo / por Unidiversidad / Publicado el 04 DE JULIO 2019

Mariana Gardey, la nueva jueza de Garantías que tomó la causa Kumiko Kosaka, rechazó este jueves la recusación solicitada por la defensa de la monja a través de la cual pidieron que informase "si tenía vínculos con la Asociación para la Promoción y Protección de Derechos Humanos, Xumek". Carlos Varela Álvarez, abogado de Kumiko, tomó la palabra en la audiencia y pidió que la jueza sea apartada de la causa. El motivo es que uno de los abogados de las víctimas, Lucas Lecour, opinó a su favor en el pliego que pasó por la Legislatura para llegar al cargo de jueza.

De esta manera, se dispuso un cuarto intermedio para definir la situación de Gardey en los próximos días. En caso de que continúe en el expediente, deberá definir sobre la prisión preventiva de la monja japonesa.

Kumiko estuvo cerca de recuperar su libertad a principios de abril pasado, cuando un tribunal determinó el cese de la prisión preventiva previo pago de una fianza superior a los 2 millones de pesos. Sin embargo, el fiscal del caso, Gustavo Stroppiana, la notificó sobre el pedido de prisión preventiva por otros dos nuevos hechos de abuso sexual que fueron denunciados y evitó que su salida transitoria de la cárcel. 

Xumek es la organización no gubernamental de la cual participan algunos de los abogados querellantes, es decir, quienes representan a una veintena de víctimas.

Gardey se hizo cargo de la causa contra la exmonja del Instituto Próvolo, luego del pedido de recusación de la jueza Patricia Alonso, que aceptó dar un paso al costado. Alonso fue la magistrada que tuvo a su cargo el control jurisdiccional de la causa principal de los abusos sexuales perpetrados en el Instituto Antonio Próvolo de Luján, como las derivaciones conexas, donde se investiga la participación primaria y la omisión de llevar a la justicia los ultrajes en el colegio religioso.

"Esta noticia no hace más que estirar las cosas y evitar la búsqueda de la verdad. Esperemos que la causa avance como corresponda y no haya sorpresas", dijo a este medio uno de los familiares de las víctimas.

La monja Kumiko Kosaka 

 

El caso

El escándalo de abusos sexuales en el instituto católico se desató en noviembre de 2016, a raíz de una denuncia que abrió una causa judicial para indagar todos los hechos. El caso Próvolo se transformó en la investigación más importante en la historia provincial sobre abusos en el marco de la Iglesia católica.

Los implicados principales son los sacerdotes Horacio Corbacho y el italiano de 83 años Nicola Corradi, actualmente en prisión preventiva, que también recibió una orden de detención en la ciudad de La Plata y graves acusaciones en su país de origen por posibles vejaciones a chicos con problemas auditivos, aunque las causas tramitan de forma separada.

Todos los presuntos delitos se dieron en las distintas sedes que tiene el instituto. En el caso de Mendoza, también se involucra al empleado Armando Gómez. Así, los acusados serán juzgados a partir del 5 de agosto.

Por otro lado, el exmonaguillo Jorge Bordón ya reconoció su culpabilidad en un juicio abreviado sobre el mismo caso y fue condenado en 2018 a diez años de cárcel por haber abusado de cinco niños. Además, el lugar fue clausurado en marzo del 2017. 

Artículos de Abusos en el Instituto Próvolo

Notas y artículos archivados en la categoría Abusos en el Instituto Próvolo

provincial | próvolo | abusos | sexuales | juicio | jueza | recusación | defensa | julio | 2019