La Independencia, en medio de tensiones

Claves del contexto hispanoamericano para entender el proceso de revolución y emancipación.

La Independencia, en medio de tensiones

Foto publicada por Casa Rosada

Sociedad Edición U #12 - Bitácora de la Independencia / por Verónica Gordillo / Publicado el 04 DE JULIO 2016

La declaración de la Independencia se produjo en un momento de gran tensión, un clima que se replicó en todas lasposesiones de la corona española en Hispanoamérica. Fue una época cruzada por una fuerte tensión entre el orden tradicional y la modernidad, entre la fidelidad al rey y el separatismo.

Las doctoras en Historia Liliana Ferraro y Beatriz Conte de Fornés, profesoras de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNCUYO, describieron el contexto nacional –aunque no existía Argentina como la conocemos actualmente– e hispanoamericano en que se declaró la Independencia. Y destacaron que los acontecimientos que se produjeron en estas tierras sólo se pueden comprender si se tienen en cuenta los sucesos europeos, ya que cualquier conflicto en el Viejo  continente repercutía en los dominios de la corona española.

Fornés explicó que nuestra Independencia no fue un acontecimiento aislado, sino que se insertó en un proceso más amplio que incluyó a todas las posesiones en Hispanoamérica. Señaló que los cambios sustanciales no se produjeron por maduración interna, sino que existían factores latentes –como la formación de poderosas élites locales y el lazo afectivo que las unía con su tierra– que fueron activados por la coyuntura.

Las ideas independentistas se desencadenaron a partir de la crisis de la monarquía borbónica y el avance del imperio napoleónico. En 1814, Fernando VII regresó al trono pero debía gobernar con una Constitución que limitaba su poder. Frente a esta situación, restableció el absolutismo y reprimió los movimientos insurgentes en todas sus posesiones.

En ese momento, según comentó Ferraro, se plantearon divisiones internas en nuestro territorio: la zona del Litoral estaba bajo la influencia de José Gervasio Artigas, que formó la Liga Federal de los Pueblos Libres; existían conflictos con los aborígenes; por el Norte avanzaban los ejércitos realistas enviados por el Virrey del Perú, donde fue clave la actuación de Martín Miguel de Güemes, y había enfrentamientos en el sur, mientras San Martín ya conformaba su ejército. Pese a estas dificultades, todos los dirigentes apoyaron la Independencia.

A nivel macro, Fornés explicó que la decisión de Fernando VII de reprimir a las autoridades locales que actuaron durante su ausencia, así como a cualquier movimiento liberal, produjo un proceso emancipador en cadena en Hispanoamérica. La profesora destacó que en la región se produjeron dos fenómenos que no siempre se dan juntos en los procesos históricos: la independencia, que fue la ruptura del vínculo político que unía a las posesiones con la corona española, y la revolución, entendida como un cambio profundo que rompió con el orden tradicional vigente.

Fornés resaltó la importancia de la decisión política que tomaron los hombres de la época y que produjo un cambio trascendental e irreversible, ya que significó no sólo la independencia de España, sino también la irrupción de la Modernidad y el nacimiento de un nuevo orden político, que legitimó el origen del poder en la soberanía popular.