Las mujeres acceden a menos trabajos en la industria cultural

Según un informe nacional, son las que más consumen productos culturales. Sin embargo, no acceden a puestos jerárquicos y tienen sueldos más bajos.

Las mujeres acceden a menos trabajos en la industria cultural

Foto: Ariella Pientro

Sociedad Unidiversidad por Unidiversidad / Florencia Martínez del Rio / Publicado el 25 DE ABRIL 2019

La desigualdad de género también tiene su expresión en la cultura. Según una encuesta realizada por el Sistema de Información Cultural de la Argentina (Sinca), las mujeres son las que más consumen productos culturales, pero ocupan menos lugares jerárquicos y ganas sueldos más bajos. Este informe fue presentado este jueves en Mendoza, durante el Encuentro de Industrias Creativas ComeCoco 2019.

Los datos relevados por la Secretaría de Cultura de la Nación corresponden a la Encuesta Nacional de Consumos Culturales 2017. Además de conocer cómo es el consumo de bienes y servicios culturales en el país, se analizó la composición del mercado de trabajo cultural y creativo y la estimación de empleo cultural con la metodología de las Estadísticas Culturales de Unesco.

Según este informe, los hombres y las mujeres tienen un nivel de consumo similar en varios rubros. Sin embargo, en algunos de ellos se observan diferencias: las mujeres están mucho más relacionadas con las industrias culturales: asisten más al cine (el 56 % contra el 44 %) y al teatro (el 62 %), mientras que ellos lideran en el rubro videojuegos (el 65,5 %).

Asimismo, las mujeres compran más revistas (el 66,9 %), pero también componen el 60 % de todos los lectores de libros en la Argentina. Su relación con la lectura también se traslada a su participación en bibliotecas populares, por ejemplo, donde representan el 73 % de las personas involucradas.

Con respecto a los medios de comunicación, en la radio, la proporción de oyentes es similar, pero se produce una notoria diferencia de intereses: las mujeres prefieren los programas de actualidad tipo magazine (el 70 %), mientras que ellos optan por los deportivos (el 88 %). 

 

Menos trabajo

Las mujeres representan el 42 % del empleo en el sector cultural, proporción similar a la que se verifica en el sector no cultural, con una relación del 57 % versus el 43 % entre varones y mujeres. Mientras que la proporción mujer-varón entre los empleados de los sectores culturales es similar a la de los sectores no culturales, en las ocupaciones culturales las mujeres participan 6 puntos porcentuales menos que en las ocupaciones no culturales.

Los hombres ocupan más cargos jerárquicos que las mujeres, sea en los puestos de dirigente u organizador (el 75 %) o en los de profesor o coordinador (el 65 %). En cambio, las proporciones por tipo de participación se vuelven a emparejar cuando se trata de voluntarios, colaboradores o participantes.

En las ocupaciones no culturales, los varones representan el 57 % y las mujeres, el 43 % de los cargos jerárquicos. En cambio, esta diferencia es mayor en las ocupaciones culturales (el 63 % y el 37 % respectivamente).

Las mujeres ganan menos

Como se da en otros trabajos, también ocurre en las industrias culturales. La brecha de ingresos entre varones y mujeres asciende al 28 % en favor de los primeros. Esta situación es bastante similar a la que se verifica en el mercado laboral no cultural, donde la diferencia en desmedro de las mujeres es aproximadamente del 23 %. 

En las ocupaciones culturales, la brecha se inclina a favor de los varones: el porcentaje desciende al 9%. En el resto de las ocupaciones, la brecha reproduce el patrón de desigualdad de alrededor del 23 % (a favor de ellos). 

 

sociedad | desigualdad de género | cultura |