Ley de Medios: el Plan Técnico, esa papa caliente. Parte II

La Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA), es el ente encargado de desarrollar el Plan Técnico. Los medios comunitarios, alternativos y populares denuncian que no se los tiene en cuenta en su especificidad. El problema de las licencias y los porcentajes.

Ley de Medios: el Plan Técnico, esa papa caliente. Parte II

Foto: Web

Sociedad Unidiversidad por Analía Martín / Publicado el 14 DE NOVIEMBRE 2012

La nueva ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (Ley de SCA), sancionada y promulgada el 10 de octubre de 2009, trae consigo la creación de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA). Es el organismo estatal que tiene la función de aplicar y controlar el cumplimiento de dicha ley y regular el funcionamiento de los medios audiovisuales en la Argentina.

En el Artículo 156 de la Ley SCA, se establece un plazo de 180 días, a partir que se constituya la AFSCA, para elaborar “normas técnicas para la instalación y operación de servicios de radiodifusión y la Norma Nacional De Servicio” (es decir, un Plan Técnico). El plan es de carácter obligatorio, previo al llamado a concurso para obtener cualquier licencia.

Han trascurrido casi tres años de la promulgación de la ley, y si bien AFSCA mantiene constantes reuniones con distintos medios de comunicación, desde los medios comunitarios, alternativos y populares se reclama que el ente no está llevando adelante su cometido. Hasta el momento, además de las reuniones con los responsables de canales y radios, y algunas adjudicaciones a medios municipales, lo que se ha hecho es el llamado a un censo (en el 2010) y sucesivos llamados a concursos que fueron desestimados (Resol. 685/11, 686/11, 929/12 y 930/12) por decreto del Poder Ejecutivo Nacional.

En el año 2004 nace la Red Nacional de Medios Alternativos (RNMA). Es una red de medios comunitarios, alternativos y populares, compuesta por radios, televisoras, medios gráficos y digitales; comunitarios, alternativos y populares. Son medios que se han desarrollado en el seno de distintas comunidades por estudiantes, artistas, vecinos/as, etc. El objetivo de estos medios es amplificar y difundir las luchas, protestas y acciones de los sectores más desfavorecidos de la sociedad.

Estas derogaciones a los ojos de los medios Comunitarios, Alternativo y Populares (CAP) es la demostración de cómo las condiciones para acceder a un pliego se hacen difíciles de cumplir para los sectores que han sido históricamente relegados.  En el último comunicado de la Red Nacional de Medios Alternativos, -entidad que nuclea a los medios CAP - se pueden leer los argumentos por los cuales este sector mantiene sus dichos.

“Son indicios de la falta de viabilidad de las políticas del Estado para la inclusión de los medios Comunitarios, Alternativos y Populares. La promesa incumplida de nuevos pliegos a 30 días de esa derogación ratifica tal afirmación”, dice el texto.

Llama la atención que los pasos dados respecto a la regulación y ordenamiento hayan  comenzado por un censo de medios, en lugar de determinar cuánta cantidad de espectro y banda ancha se dispone para recién ahí llamar a censarse y hacer los respectivos llamados a concurso.

Al respecto Edición Cuyo entrevistó a Sebastián Tapia, ex delegado del AFSCA en Mendoza, quien fue el encargado de las reuniones con las organizaciones. Al respecto consideró que todo se va flexibilizando a medida que se va conociendo la realidad. “El plan técnico no se presentó oficialmente, desconozco los motivos, sí sé que este esquema se ha ido elaborando, y se va haciendo, a medida que van apareciendo medios de comunicación. Principalmente iglesias evangélicas. Entonces ¿qué sería lo lógico? decirles bueno muchachos, apaguen los equipos, hasta que no tengan la licencia no pueden trasmitir más, y lo que estamos haciendo es al revés. Les explicamos que una iglesia puede tener una radio con alcance provincial pero, cada departamento que tiene su congregación que pertenece a esa iglesia, quieren tener una radio. Entonces decimos: distribuyan la programación en un medio, no tengan un medio para cada una de sus iglesias”.

Para Tapia “No es que se haya hecho al revés lo de la planificación del plan técnico, sino que se hizo maleable. Si se hubiese hecho al revés muchos no podrían estar trasmitiendo. Y muchos que no tienen nada que ver con el proyecto nacional. Hay muchos medios que nos pegan y nosotros los acompañamos, los contemplamos para que  estén dentro de la ley y se ajusten al derecho. A la ilegalidad le ponemos una legalidad. ¿Cómo la ponemos? Con algo de flexibilidad”.

Ser o no ser

Los reclamos que los medios CAP mantienen desde los tiempos de debate de la ley 26.522, sigue teniendo vigencia hasta el día de hoy.  Uno de esos reclamos hace al reconocimiento de esos espacios, en su especificidad.

“El Art.4 define a las emisoras comunitarias, pero en el resto de su articulado no las diferencia de los prestadores sin fines de lucro. Su decreto reglamentario diferenció dentro de los actores con fines de lucro a las pequeñas y micro empresas; sin embargo, en el sector de los sin fines de lucro no hubo propuestas concretas destinadas a los medios CAP en cuanto a sus características específicas. Hasta ahora la normativa que establece cómo deben constituirse las ‘personas de existencia ideal’, impone formas de organización; pero no existe una figura legal que enmarque a los medios Comunitarios, Alternativos y Populares, ante los organismos de control y fiscalización de las entidades sin fines de lucro (INAES, IGJ, etc.)”.

Así mismo, este sector de la comunicación peticionan por una flexibilización en cuanto a los requisitos para acceder tanto a pliegos como a licencias. Éstos hacen referencia, por ejemplo a la posibilidad de aceptar que estos medios se puedan presentar con la personería jurídica en trámite. Beneficio que sí se le otorga a los medios con fines de lucro. O como los costos que deben asumir los medios CAP, por ejemplo ante entidades como  SADAIC, AADI, CAPIF, etc.

“Difundimos músicas y culturas populares, muchas veces no registradas, y lo hacemos sin fines de lucro, por lo que no es procedente ningún tipo de pago de derechos a asociaciones privadas de gestión de derechos. No desconocemos estos derechos sino que instamos al AFSCA a cubrirlos como forma de fomentar el sector” sostienen con vehemencia.

Licencias

En el último comunicado emitido por la Red Nacional de Medios Comunitarios Alternativos y Populares, remarcan la constante marginación que experimentan a la hora de implementar la ley:

“A pesar de estar suspendidos los mecanismos para acceder a permisos y licencias que propone el AFSCA para televisión, vemos cómo a través del Ejecutivo se siguen entregando Permisos Experimentales de TV Digital y utilizando las plataformas digitales públicas de modo discrecional y en forma arbitraria beneficiando a sectores del poder económico concentrado y/o ligados políticamente al Gobierno. Son claros los ejemplos de las señales 360 TV, C5N, CN23 y CONSTRUIR TV (UOCRA - Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina) entre otros, mientras que el sector de los medios Comunitarios, Alternativos y Populares, sigue sin ser convocado en su conjunto”.

Más adelante, en dicho comunicado, agregan “entendemos que los pliegos actuales, con la lógica de medios comerciales y no del sector de los Comunitarios, Alternativos y Populares; serán un condicionante a futuro por las exigencias que traen aparejados pues parten del desconocimiento de las formas de organización, gestión y desarrollo de nuestros medios”.

En este sentido Sebastián Tapia, trajo a colación el reclamo que hace uno de los medios CAP de la provincia, Gira Mundo TV, respecto a la imposibilidad de acceder a un pliego y más tarde a una licencia.

“Es obvio que Gira Mundo TV o cualquiera otro medio es comunitario no va a poder acceder a eso por los costos mismo de los pliegos. Ahora, si vos tenés el apoyo de toda una región para presentarte, lo podés hacer -por más que te hayas censado como servicio operativo de baja potencia-. Presentá un plan cultural, un plan de inversión y un plan técnico. Si tiene el apoyo de la comunidad que se presenten. Los chicos de Gira Mundo TV me decían que no es igual para el caso de la UOCRA, pero se trata de una organización sindical que no se puede desconocer, han formado parte de la historia de nuestro país, han hecho grande la patria, y no lo podés desconocer porque un líder sindical está cuestionado. Si vos trabajás en una comunidad específica, no te podés quejar ante el organismo que te está brindado la posibilidad de que vos trabajes sin licencia y te da la oportunidad de reconocerte dentro de un esquema, porque estamos llamando a concurso” dice el ex delegado del AFSCA Mendoza.

El problema de los porcentajes

Como el ánimo de la ley es garantizar la pluralidad de voces y, de esta manera, sumar a la convivencia en democracia; se estipuló que le 33% del espacio disponible tendría que otorgarse a medios comunitarios. Ese porcentaje, establece la ley, debe sacarse sobre la cantidad de frecuencias que el Estado planifique; y no sobre el total del espectro. Pero, si el plan técnico se va haciendo a medida que se van presentando medios, en lugar de ver primero el espectro disponible ¿Cuánto es ese 33%?

Otro de los puntos polémicos tiene que ver con el 10% de la ganancia de gravámenes. La comercialización de publicidad tradicional y no tradicional, programas, señales, contenidos, abonos, otros conceptos derivados de la explotación de estos servicios, concursos y sorteos, genera sendas ganancias. De esas ganancias, la Ley SCA determina que AFSCA debe destinar el 10% de los fondos recaudados a para “proyectos especiales de comunicación audiovisual y apoyo a servicios de comunicación audiovisual, comunitarios, de frontera y Pueblos Originarios, con especial atención a la colaboración en los proyectos de digitalización” (Art. 94 Art. 97 inciso f). A casi tres años de sancionada la ley no hay mayores precisiones respecto a lo sucedido con el dinero recaudado.

Proceso de desinversión

Para los medios CAP, la inminente desinversión de grupos monopólicos, no traerá aparejado una apertura a la pluralidad de voces. Así lo sostiene en sus comunicados: “Tal como denunciáramos durante la discusión de la nueva ley, la persistencia del decreto 527/05 que congela los plazos de la licencias ya otorgadas afectan la disponibilidad de espectro mucho más profundamente que la resolución del art.161 de adecuación de inversiones. Este artículo, no  garantiza que se liberen espacios del espectro, ya que a lo que obliga es a la venta (de un privado a otro) de las licencias por encima de los límites que marca la nueva ley”.

Por su parte, Tapia al respecto dice: “Si no hay oferentes, toma posesión el Estado. Los patrones de los medios de comunicación son dueños de una determinada frecuencia, pero el espectro es del Estado”.

La forma y el contenido

La nueva ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, como los ríos, constituye un sistema de circulación. Lleva agua fresca a donde antes no existía nada, o había condiciones muy adversas para la vida.

La interrupción y la contaminación de los ríos, puede provocar serios trastornos. La escasez de este preciado recurso puede desencadenar en el futuro guerras, graves conflictos sociales de carácter nacional e internacional.

Si bien sería absurdo dudar del carácter superador y libertario que entraña la letra de la Ley 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual, el recipiente puede trasformar el contenido en agua estancada.

En la tercera y última parte de este informe (próximo a publicarse), la TV digital como un brazo de este “río” y sus peligros.