Guatemala y Cuba también fueron arrasadas por la naturaleza

Unidiversidad | Internacionales

11 de septiembre de 2017, 18:07. Por: Unidiversidad.


El país vecino de México sufrió el terremoto de la semana pasada con una magnitud de 7,7 en la escala de Richter. Fueron afectados más de 3 mil habitantes. La isla padeció la embestida del huracán Irma, que dejó a su paso 10 personas fallecidas, inundaciones y derrumbes de viviendas.


Guatemala y Cuba también fueron arrasadas por la naturaleza

La avenida Malecón, en La Habana, totalmente inundada. Foto: Cubadebate / Ismael Francisco


El pasado jueves 7, cerca de la medianoche, México sufría el peor terremoto registrado en los últimos cien años en el país. Los estados más afectados fueron Chiapas (frente a sus costas ocurrió el epicentro), Tabasco y Oaxaca. La cifra de fallecidos llegó a 90 el domingo 10.

Pero el alcance del terremoto no sólo abarcó mayormente a México, sino también a Guatemala, donde el movimiento de la tierra se sintió con una intensidad muy similar, y cuyas consecuencias fueron devastadoras. Según el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología de Guatemala (INSIVUMEH), el terremoto fue de magnitud 7,7 en la escala de Richter y tuvo una duración de 1 minuto con 33 segundos, siendo también uno de los movimientos telúricos más fuertes y más largos registrados en la historia del país. Los últimos grandes terremotos ocurrieron en 1976 y en 2012. El primero de ellos, de 7,5 grados, fue el más devastador.  

“Este sismo tiene como característica diferente la gran duración, porque el terremoto de 1976 tuvo como duración 49 segundos y el de San Marcos (en el año 2012) tuvo una duración de 31 segundos; entonces tuvimos una experiencia poco común en sismo de lento desarrollo”, dijo el director de INSIVUMEH, Eddy Sánchez.  

Según informó la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (CONRED), los departamentos del país que reportaron daños fueron Huehuetanango, Quetzaltenango, Quiché, San Marcos, Suchitepéquez y Totonicapán, siendo Huehuetanango el más afectado. Allí se registraron 44 viviendas con daños severos y 61 personas damnificadas.

Foto: Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS)

En total, según el informe del CONRED, más de 3.518 personas fueron afectadas, 81 damnificadas, 4 heridas, 1 vivienda con daños leves, 19 viviendas con daños moderados, 61 viviendas con daños severos, 3 carreteras afectadas por derrumbes y 5 edificios afectados. No se registraron víctimas fatales.

El Servicio Sismológico Nacional de México informó que hasta las 6 de la mañana local de este lunes 11 se reportaron 1067 réplicas. En Guatemala, el sismo más fuerte hasta el momento se registró ayer, a las 14:48 (hora local), y fue de 5,4 grados en la escala de Richter, con una profundidad de 10 km. y con epicentro a 288 km. al oeste de San Marcos.

El paso de Irma por Cuba

Por otro lado, Irma perdió fuerza y dejó de ser un huracán para pasar a ser una tormenta tropical. Llegó con toda su fuerza a Estados Unidos el domingo 10 y, ahora, de a poco se aleja de Florida para alcanzar, según los últimos pronósticos del Centro Nacional de Huracanes, los estados de Georgia, Alabama, Misisipi, Tennessee y Kentucky.

Su paso por Cuba fue feroz. Llegó allí por la mañana del viernes 8, siendo aún de categoría 5, el máximo de intensidad posible en la escala Saffir-Simpson. Los fuertes vientos del huracán provocaron inundaciones, derrumbes de edificios, cortes eléctricos y cortes de agua potable. Según un Boletín de la Defensa Civil cubana, son 10 las personas fallecidas en la isla a causa de este evento meteorológico.

7 de las muertes tuvieron lugar en La Habana, la zona más afectada por el huracán, donde se registraron olas de más de 10 metros y donde el agua del mar penetró cerca de medio kilómetro en algunos lugares de la capital cubana.

El presidente de Cuba, Raúl Castro, escribió en el diario digital Cubadebate: “Han sido días duros para nuestro pueblo, que en solo pocas horas ha visto cómo lo construido con esfuerzo es golpeado por un devastador huracán. Las imágenes de las últimas horas son elocuentes, como también lo es el espíritu de resistencia y victoria de nuestro pueblo que renace con cada adversidad”.

El mandatario señaló que el fenómeno meteorológico causó “severos daños” al país, los cuales, hasta el día de la fecha, “no se han podido cuantificar”. Destacó que las viviendas de los ciudadanos son las más afectadas, junto con el sistema electroenergético y la agricultura.

“Golpeó algunos de nuestros principales destinos turísticos”, dijo Castro. “Sin embargo, las afectaciones serán recupe­radas antes del inicio de la temporada alta. Contamos para ello con los recursos humanos y materiales requeridos, por constituir una de las principales fuentes de ingreso de la economía nacional”, aseguró.   

El presidente agregó, además: “con organización, disciplina y la integración de todas nuestras estructuras, saldremos adelante como lo hemos hecho en ocasiones anteriores. Nadie se llame a engaño, la tarea que tenemos por delante es inmensa, pero con un pueblo como el nuestro ganaremos la batalla más importante: la recuperación”.  

Según el diario español El País, una quinta parte de la población cubana había sido evacuada de las zonas más vulnerables del país (cerca de 1,7 millones de personas). En La Habana, una ciudad con un total de 2 millones de habitantes, fueron desalojadas aproximadamente 10 mil personas. El mayor impacto del huracán se sintió en la costa norte de la isla, especialmente en las provincias de Camagüey y Matanzas.  

Fotos: Cubadebate / Ismael Francisco 

Etiquetas:
internacionales | catástrofes naturales | huracán irma | terremoto méxico | guatemala | cuba