Trabajadores de Prensa de Mendoza: la lucha no termina

La violencia ejercida por las autoridades destituidas del Sindicato de Prensa de Mendoza sobre los trabajadores del sector fue repudiada públicamente. También se reclamó por el acatamiento al acuerdo salarial que varias empresas periodísticas incumplen y se reivindicó la vigencia de la lucha de los trabajadores por la recuperación de su gremio.

Trabajadores de Prensa de Mendoza: la lucha no termina

Los periodistas se concetraron en el km O de Mendoza. Foto: Axel Lloret

Sociedad Unidiversidad por Penélope Moro / Publicado el 05 DE ABRIL 2013

Bocinazos, aplausos y silbidos de los transeúntes acompañaron el reclamo de los trabajadores de diarios, radios y televisión de la provincia, que tuvo lugar la mañana del último viernes en Garibaldi y San Martín de Ciudad. También se hicieron presentes con sus apoyos variados referentes del arco político, sindical y de organizaciones sociales.

Alrededor de doscientos periodistas se convocaron para repudiar el violento ataque que sufrió el cuerpo de delegados del gremio semanas atrás, cuando un grupo de encapuchados comandados por referentes de la dirección destituida intentó tomar el sindicato. Además, se reclamó el cumplimiento del acuerdo salarial firmado en 2012, que varias empresas de medios de la provincia pasan por alto. También se reivindicó la unidad de los trabajadores del sector, que gracias a su organización están a un paso de recuperar la conducción del sindicato.

En la actualidad, el Sindicato de Prensa de Mendoza atraviesa un proceso de normalización a partir de la intervención que decidió de manera asamblearia, hacia finales de 2011, la Federación Argentina de los Trabajadores de Prensa (Fatpren), tras hacer lugar a las históricas demandas de los trabajadores mendocinos por las permanentes irregularidades que presentaba la conducción del gremio hasta ese momento. Para eso, se dispuso la expulsión del Secretario General del gremio Roberto Picco, y del Secretario Gremial Roberto Torti. Ambos eran acusados de “arreglar con las patronales” a espaldas de los trabajadores.

En concreto, Picco había firmado un convenio colectivo “a la baja”, lo que significaba para los trabajadores menores salarios, peores condiciones laborales y hasta despidos en muchas de las áreas. Además, los ex dirigentes habían propiciado la desafiliación a través de la negación a la incorporación al sindicato a un grupo de más de 70 trabajadores, entre periodistas, locutores, reporteros gráficos, administrativos y personal de mantenimiento de los distintos medios locales.

Estos últimos hechos desembocaron en la profundización de la lucha de los trabajadores de prensa por recuperar el sindicato, reclamos que lograron trascender las fronteras provinciales y que finalmente provocaron la destitución de Picco y Torti.

Los desbancados no lograron resignarse al proceso de democratización y participación que atraviesa el sindicato y continuaron operando en su contra ya por fuera de la conducción. Tanto es así, que el 11 de marzo pasado un grupo de matones encapuchados al mando de Torti, intentaron ingresar por la fuerza al gremio mediante golpes, patadas y amenazas, produciendo heridas en algunos de los delegados presentes y daños en sus equipos de trabajo.

“Fue una actitud muy nefasta dentro del sindicalismo y en este ámbito de democracia que estamos viviendo. Creemos que esto no tiene que pasar nunca más. Estamos reclamando que la justicia haga lo que tenga que hacer. Este señor Torti era quien daba las órdenes para que nos peguen”, sostuvo Diego Parés, delegado sindical de Diario Los Andes, quien además informó que, si bien el hostigador está imputado, aún permanece libre. “Entendemos que se merece un tratamiento más serio de la justicia, que ha caratulado la causa con una levedad insoportable”, reclamó.

Desde la Fratpren también manifestaron su repudio a través de la voz de su secretario General, Roberto Zorrilla: “Exigimos a las autoridades provinciales que profundicen la investigación para que a los responsables se les aplique todo el rigor que la ley marca, porque todo acto impune es una invitación a la multiplicación de la violencia”. 





En la manifestación se señaló a los directivos de MDZ On Line, MDZ Radio, Sito Andino, Diario El Sol, Radio Libertador, LV4 y LV19 por negarse a acatar el último acuerdo salarial que en 2012 logró establecer el sueldo básico por actividad, como fruto de la continua lucha dada por los trabajadores del sector.

“El año pasado logramos un acuerdo por actividad en lo que concierne a la prensa, algo que no se podía conseguir porque las empresas se oponían sistemáticamente y porque la ex conducción del sindicato propiciaba esta situación. Hoy solo algunas empresas lo cumplen, otras se niegan y terminan promoviendo estas actitudes violentas con la vieja dirigencia y con viejos modelos de participación o de no participación”, señaló Pares.

Zorrilla dijo que los bajos sueldos y las ínfimas condiciones laborales del sector de los trabajadores de prensa son sintomáticos en todo el país, por lo que celebró el espacio dado a la lucha como una forma de terminar “con tanta impunidad”. “Los compañeros están bajo el nivel de pobreza y, más allá de que las patronales reconozcan que los sueldos están atrasados, no hacen nada para mejorarlos”, exclamó.




Con respecto a la actual situación del Sindicato de Prensa de Mendoza, el referente de Fratpren explicó que el proceso de normalización está llegando a su fin y que, tras las elecciones de delegados que deberán realizarse al interior de los medios en el mes de mayo, está previsto que para agosto el gremio pueda elegir sus propias autoridades.

Parés evocó la lucha dada por Periodistas en Alerta (PeA) desde 2011, porque gracias a su “organización y unidad” están provocando un giro histórico en la defensa de los derechos laborales de los trabajadores de prensa, y aseguró que no hay amenazas que consigan amedrantar ni hacer recular en los avances conseguidos desde esa fecha hasta hoy.

sindicato de prensa de mendoza | trabajadores de prensa de mendoza | fratpren | torti | picco