Mathus Escorihuela: “No siento clima reformista”

Así se expresó el abogado experto en Derecho de aguas en el Centenario de la Constitución Provincial.

Mathus Escorihuela: "No siento clima reformista"

Expertos. Miguel Mathus Escorihuela durante su ponencia en la Legislatura, mientras Isabel Agnello escucha con atención. Foto Axel Lloret.

Sociedad Unidiversidad El centenario de la Constitución / por Unidiversidad/Mayda La Rosa / Publicado el 15 DE FEBRERO 2016

En el marco del centenario de la Constitución de Mendoza, la Legislatura inició el Coloquio de Apertura con varios letrados mendocinos. En el último bloque, los invitados a expresar sus ponencias fueron Miguel Mathus Escorihuela e Isabel Agnello, ambos abogados, quienes abarcaron la temática “Organismos descentralizados”, uno de los temas abordados en el encuentro realizado en el Salón de los Pasos Perdidos.

Isabel Agnello recordó que el contexto histórico de 1916 era un contexto difícil, teniendo en cuenta que era una época con índices de analfabetismo muy altos. Además mencionó que el último terremoto de 1850 había dejado grandes dificultades, entre ellas, la posibilidad de desarrollar espacios para la construcción de escuelas. Otro de los grandes inconvenientes para la época, según la doctora, era la diversidad: había muchos inmigrantes y el tema del idioma era un gran limitación en materia de educación.

Luego, Mathus Escorihuela inició su ponencia recalcando que el sustento de la constitución de 1916, que rige actualmente, pasa por la educación pública, laica y obligatoria. Para una población de la época que rozaba los 200 mil habitantes, es muy importante considerar el talento, la visión y la proyección que tenía para ese entonces la clase dirigente de la década del 16, quienes apostaron al fortalecimiento de la educación.

Luego dividió su exposición en tres temáticas. En primer lugar abordó su posición acerca de la necesidad de la reforma. Mencionó que hoy en día ni la sociedad ni las organizaciones tienen reclamos por abordar las reformas de la Constitución: “La sociedad está abrumada por otros problemas, como la inseguridad, la situación económica, la vivienda, la salud pública y la pobreza”. Acerca de esto, reforzó la necesidad de recuperar la convivencia, la solidaridad y el respeto.

 “No siento que haya un clima reformista ni en la sociedad ni en la clase dirigente. Sí creo conveniente  abordar el tratamiento de una actual reforma para la Constitución, pero que prime la conciencia política, no que sea un torneo por ver quién introduce más leyes”. Sugirió además el debate sobre las instituciones con la inclusión de ideas creativas, nuevas, que contribuyan al bien común.
 

Constitución Provincial y su contenido

En una segunda instancia, abordó el contenido de la Constitución. El abogado apuntó hacia la limitación de la reelección de los intendentes y de los legisladores a no más de dos períodos, puesto que esta periodicidad permitiría nuevos liderazgos, entre ellos la posibilidad de incluir a los jóvenes.

Otra de las medidas que mencionó Mathus Escorihuela fue la de darle más autarquía al Poder Judicial y recalcó la necesidad de crear un sistema de control del trabajo que regule la tarea. Tanto en este poder como en el resto, aseguró que hay mucha indolencia en la política y en los legisladores, sobre todo en sus funciones.

Por último, sugirió la presencia de una fiscalía de investigación con amplias facultades, capaz de mantener la legalidad en la actividad de la administración pero que sea capaz de mantener la moral y la ética en todas las tareas.
 

La administración del agua

En tercer lugar habló en materia de aguas. El especialista, antes de iniciar con sus propuestas, aclaró que ninguna cláusula de la Constitución provincial ha sido una traba para el uso del agua, como para su administración.

Respecto de las medidas puntuales, en primer lugar apuntó hacia las reformas necesarias en determinadas leyes, como la revisión total de la ley 322 de irrigación, que creó el Ente de Agua y Saneamiento (EPAS) que actualmente, según el abogado, no tiene ninguna utilidad sino que es núcleo de la burocracia que no cumple ninguna función.

Otra reforma que propuso sobre Irrigación es puntualmente sobre las resoluciones 548 y 164, en materia de agua subterránea. Con respecto a esto, denunció al departamento de Irrigación por administrar el recurso fuera de la ley.

Por otro lado, aludió al principio de participación de los usuarios en las decisiones que se tomen en materia del agua, porque “todos la consumen", enfatizó. Además, aseguró que en la actualidad la situación es compleja; no existe la figura del mini productor, hoy dominan las grandes empresas, entonces “no les interesa la participación”.

Por último, hizo la propuesta de una sindicatura colegiada que controle el presupuesto y la ejecución en las obras, y que rinda cuentas sobre las actividades que realiza Irrigación.

centenario constitución de mendoza