Los temas que quedaron resonando tras la visita de la presidenta en Chile

El pasado jueves, Cristina Fernández de Kirchner arribó en Chile para discutir temas de agenda con su par Sebastián Piñera. El Corredor Bioceánico Aconcagua, la integración Latinoamericana, Malvinas, las difíciles relaciones comerciales que tienen ambos países, hasta el tema petróleo fueron los ejes del encuentro. La mandataria evitó referirse al pedido de extradición de Aplablaza, (refugiado en Argentina) y Otilio Romano, (refugiado en Chile).

Los temas que quedaron resonando tras la visita de la presidenta en Chile

Foto: Presidencia de Chile

Sociedad Unidiversidad por Edición periodística: Analía Martin / Publicado el 16 DE MARZO 2012

La Presidenta llegó a Santiago acompañada por el canciller Héctor Timerman, los ministros Julio De Vido (Planificación), Nilda Garré (Seguridad) y Alberto Sileoni (Educación), los gobernadores José Luis Gioja (San Juan) y Francisco Pérez (Mendoza) y Guillermo Carmona (presidente de la Comisión de Comercio Exterior, Relaciones Exteriores del Congreso de la Nación).

Relaciones comerciales. En su visita al vecino país, la jefa de Estado le puso fichas al Corredor Bioceánico Aconcagua como un paso más en la integración Latinoamericana. Sin emabargo, Piñera no fue tan optimista y prefirió referirse a las tensas relaciones comerciales que tienen ambos países debido a las restricciones para las exportaciones. “Mucho más importante que los túneles que nos unen es importante destacar que nuestras aduanas no nos distancien", fue el llamado de atención que hizo el mandatario respecto a  las decisiones de Guillermo Moreno en torno al intercambio comercial.

El secretario de Comercio, Guillermo Moreno,  el martes pasado había mencionado como solución a los problemas aduaneros analizar caso por caso las trabas comerciales. Se mencionó la posibilidad de poner en marcha un proyecto de "integración productiva" que consiste en fabricar productos entre ambos países para exportar a China con la respectiva norma de origen. Pero ese tema no parece convencer al empresariado chileno.

La respuesta de Cristina Fernández, respecto al llamado de atención de Piñera, no se hizo esperar. “Es muy difícil articular normas tributarias", y luego destacó "el desarrollo de nuestros mercados internos es un reaseguro contra los vaivenes de los mercados internacionales. Fue antídoto que nos sirvió para sortear la crisis de 2009", en abierta defensa a su política comercial.

Según datos oficiales, las importaciones de productos argentinos fueron de US$ 4300 millones en 2007 y en 2011 pasaron a ser de US$ 4700 millones, mientras que las exportaciones chilenas a la Argentina fueron de US$ 877 millones en 2007 para ser de US$ 1300 millones el año pasado.

Según medios con alcance nacional, el malestar de los empresarios chilenos se hizo sentir con mucha fuerza desde la Asociación de Exportadores de Manufacturas, que nuclea a 500 compañías, ya que le entregaron una carta a Piñera en la que plantearon sus preocupaciones por las medidas tomadas por la Argentina.

El presidente de esa entidad, Roberto Fantuzzi, declaró en medios argentinos que "perdemos millones de dólares por día con cada uno de los barcos que nos detiene la aduana en Buenos Aires. Estas medidas proteccionistas van a generar un incendio no sólo para Chile sino en toda la región". Los exportadores chilenos, en su mayoría los vinculados a los sectores plásticos, textiles e insumos mineros y agroindustriales, enfrentan crecientes demoras para el ingreso de sus productos al país luego de la implementación de la Declaración Jurada Anticipada de Importación (DJAI). Este mecanismo demanda que cada importación que se realiza deba contar con la autorización previa de la AFIP para efectuar el despacho.

Los empresarios con productos frenados también afirman que a sus contrapartes en Argentina, los importadores, les exigen listas de productos que pueden ser vendidos a Chile, a modo de compensación por la salida de dólares. Esta práctica es llevada adelante por la Secretaría de Comercio Exterior, que funciona en el ámbito del Ministerio de Economía como alter-ego del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno.

Malvinas. En una cena que se ofreció en honor a su visita en Santiago de Chile, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner agradeció al gobierno de Sebastián Piñera por el "apoyo en la causa Malvinas", y destacó que el reclamo de la soberanía de las islas es una cuestión que involucra a todo el continente americano. “Quiero agradecer el apoyo de la hermana República de Chile a la causa de Malvinas, que ya ha dejado de ser solamente algo de los argentinos", señaló Cristina y destacó "defender los recursos ictícolas y petroleros", como también garantizar "el resguardo del medioambiente" y la "posición antártica".

Refugiados políticos. Ambos países han dado refugio, Chile a el ex camarista Otilio Romano, acusado de delitos de lesa humanidad y Argentina a Galvarino Apablaza, militante requerido por la justicia chilena por el asesinato del senador UDI Jaime Guzmán en 1991 durante l gobierno del genocida Augusto Pinochet, que recibió asilo de la Casa Rosada en 2010. Por este motivo, en el palacio presidencial de La Moneda no descartaban que Piñera, en la reunión en privado que mantuvo con Cristina Kirchner, haga un planteo por el caso Apablaza, como se espera un reclamo de la Argentina por la situación del juez de Mendoza Otilio Romano. Sin embargo trascendió que la mandataria prefirió no hablar del tema. 


Fuente: medios locales // http://www.lanacion.com.ar/1457081-que-no-nos-distancien-las-aduanas http://www.lanacion.com.ar/1456523-antes-de-la-visita-de-cristina-chile-admite-que-esta-preocupado-por-las-trabas-para-importar