Levantar las heces de las mascotas es obligatorio, pero aún no se aplican multas

Hace años que Godoy Cruz cuenta con ordenanzas que imponen la obligatoriedad de recoger los excrementos de los animales domésticos en lugares públicos. Capital, con su Código de Convivencia, se encuentra en un periodo de "concientización" sobre la temática, y Guaymallén solo cuenta con folletería referida al cuidado de los animales.

Levantar las heces de las mascotas es obligatorio, pero aún no se aplican multas

Campaña de concientización en la Ciudad de Mendoza. Preventor con megáfono advierte a los dueños. Foto: Municipalidad de Capital.

Sociedad Unidiversidad por Unidiversidad/ Constanza Sanchez Coveperthwaite / Publicado el 27 DE JUNIO 2018

A pesar de que existen normas y ordenanzas en diversos municipios –en este casoen Godoy Cruz, Guaymallén y Capital–, aún no se sanciona a las personas que no levantan el excremento de sus animales. Aunque la comuna capitalina es la que más cerca está de aplicar multas cuando termine el período de concientización para los ciudadanos, todavía no hay una fecha estipulada para que comiencen a regir los castigos monetarios.

“Es una cuestión de educación, porque es difícil de fiscalizar”, dijo Augusto Serafín, veterinario y director del Departamento de Control Animal de la Municipalidad de Godoy Cruz, a Unidiversidad.

En Godoy Cruz, la obligatoriedad de recoger los excrementos de nuestras mascotas está regulada bajo la ordenanza 6733/17 e incluso en el Programa de Tenencia Responsable de animales. El departamento entrega folletos de concientización y tiene ubicados diferentes cestos de basura para arrojar allí las deposiciones de las mascotas. Sin embargo, son pocos quienes cumplen con esta norma de convivencia.

En el caso de no cumplir con la ordenanza, el procedimiento es que el inspector le llame la atención a la persona que no levante las heces de su mascota, luego se le realiza un acta de emplazamiento para que limpie el espacio público y, si esta persona cumple, no se hace la multa.

“Pero justo tiene que estar un preventor presente y luego esa persona puede presentar una nota diciendo, por ejemplo, que el animal no es suyo”, explicó el veterinario.

Distinto a lo que ocurre en Capital, que  todavía se encuentra en un periodo de concientización. Ya hace un año se vienen instalando contenedores en diferentes plazas y parques de la ciudad para depositar los excrementos. Hasta el momento hay 34 de ellos; ahora es cuestión de que los ciudadanos comiencen a utilizarlos.

Raúl Levrino, secretario de Seguridad Ciudadana, explicó a este sitio que a través del Plan de Renovación Urbana se han ido recuperando espacios públicos, donde se tienen programada una agenda de actividades culturales. Es por este motivo que solicitan, a través de la campaña de concientización en plazas y paseos, la colaboración de los vecinos para cumplir, en este sentido, con el Código de Convivencia. En la norma se establece:

“Los propietarios o conductores de animales domésticos habrán de evitar que éstos realicen sus micciones y/o deposiciones de excrementos en la vía pública, veredas, zonas ajardinadas, zonas peatonales o de paso y espacios públicos destinados al paso y recreo de los ciudadanos, debiendo conducirlos, en su caso al lugar que menos afecte a otras personas. En todos los casos estarán obligados a recoger los excrementos mediante bolsas u otros sistemas que estimen convenientes y que posteriormente habrán de depositar, debidamente cerrados, en papeleras o contenedores, o llevarlos a su domicilio para luego depositarlos en los espacios correspondientes a los residuos urbanos. Asimismo habrán de limpiar la zona afectada bajo apercibimiento de ser sancionados”.

Este periodo de concientización no tiene una fecha determinada de finalización pero, según el funcionario, luego comenzarán a multar con $ 1265 a quien no levante las  deposiciones de sus mascotas.

“Va a funcionar porque esto es una medida correctiva para quien no cumple con el Código de Convivencia. Y la multa se puede cobrar porque tenemos tipificada la figura de la persona responsable del animal”, aseguró Levrino.

Al parecer, los placeros de la Ciudad ya entregan bolsitas a los dueños que pasean con sus mascotas por los espacios públicos y les indican donde están los cestos de basura. En el caso de que la persona no cumpla, los preventores que circulan habitualmente por las zonas  céntricas, tendrán un megáfono en mano con el que remarcarán la acción a la persona y le citarán el Código.

Al igual que en Godoy Cruz, si la persona revierte su “mala acción” y limpia la zona, no será multada. Por otro lado, distinta es la situación de Guaymallén que, si bien cuenta con un programa de Tenencia Responsable, no estipula acciones.

Las acciones que promueve este último municipio son únicamente de promoción. Es decir, concientizan a través de folletería sobre la esterilización de las mascotas, la vacunación, la limpieza de los espacios públicos, entre otros, pero no cuentan con ordenanzas  u otras normativas que estipulen la obligatoriedad de cualquier acción que tome el dueño de un animal doméstico.  

capital | godoy cruz | guaymallén | heces | deposiciones | multa | obligatoriedad | ordenanzas | tenencia responsables | mascotas | animales domesticos | perros | excremento