Por un periodismo que respete la diversidad

La Agrupación 15 de Julio emitió un comunicado en repudio al tratamiento que el periodismo local volcó sobre recientes hechos de violencia que involucran a personas trans. En su mensaje advierte que la cobertura mediática basada en prejuicios, estereotipos e informaciones erróneas contribuye a la reproducción de estigmas sociales que derivan en la homo/lesbo/transfobia. Además, invita al periodismo a adecuarse a los tiempos actuales marcados por grandes conquistas sociales del colectivo LGTTB. 

Por un periodismo que respete la diversidad

Escribe el Lector Unidiversidad por Agrupación 15 de Julio / Publicado el 21 DE NOVIEMBRE 2013


El comunicado:

"Los últimos sucesos violentos ocurridos en la provincia que tocan directamente al colectivo trans, el modo en que los medios difundieron esos hechos, y cómo los mismos han llegado a la comunidad, traen repercusiones sociales a nuestro entender muy negativas. Es por ello que como organización que defiende los derechos de Lesbianas, Gays, Travestis, Trans y Bisexuales nos vemos en la necesidad de reflexionar sobre algunas cuestiones.

La cobertura mediática hace que fácilmente se asocie la cuestión trans con mafia, proxenetismo, trata de personas, venta de drogas y distintos tipos de delitos. 

Frente a esto, es importante aclarar que esta asociación afecta negativamente la visión que la sociedad tiene de nosotras, generalizando las situaciones e invisibilizando la responsabilidad de personas que no pertenecen a nuestro colectivo respecto de estos temas. 

En este caso, algunos medios de comunicación reproducen estereotipos y prejuicios que sin duda generan estigmas, y que pueden terminar en situaciones de violencia y agresión conocidas como homo/lesbo/transfobia. Este manejo prejuicioso menoscaba los avances sociales y culturales de la lucha contra la discriminación y en favor de la igualdad, por lo que debe considerarse la importancia de dicho discurso al que tiene acceso una porción muy importante de la población.

Creemos que es necesario repudiar estos hechos de violencia en nuestra comunidad y exigir que se investigue; que quienes fueron responsables de estos actos y cometieron delitos, independientemente de su identidad sexual o de género, reciban un juicio y, en caso de ser declaradxs culpables, cumplan lo que la ley establece.

Nuestro país es otro a partir de la aprobación de dos leyes que marcan un hito y nos posicionan en la vanguardia mundial en términos de reconocimiento de derechos a la población LGTTB, pero venimos de una larga noche de exclusión, discriminación y marginalidad en la que el colectivo trans ha sido el más castigado. No olvidemos que hasta hace muy pocos años el promedio de vida de una travesti en el país era de 33 años. 

La escuela y la familia, principales ámbitos de socialización de lxs sujetxs para nuestro colectivo, en muchos casos fueron nuestro principal ámbito de expulsión. El no reconocimiento de nuestros vínculos y ni siquiera de nuestras identidades autopercibidas también repercutió en la imposibilidad en el ejercicio de nuestros derechos fundamentales, como lo son la educación, el trabajo y la salud.

Sabemos que, si estas situaciones persisten, seguirá reproduciéndose el circuito que regala nuestros niños, niñas y adolescentes a las redes de trata, de delito, a las intervenciones corporales clandestinas que muchas veces terminan con la muerte de las compañeras o con daños irreparables; en síntesis, a la marginalidad.

Es por eso que, desde nuestra organización, trabajamos articulando con el estado y con sus diferentes agentes por la inclusión efectiva de nuestro colectivo a la educación, al trabajo y a la salud.

De todas formas sabemos que es tarea de toda la sociedad, de cada uno de nosotras y nosotros, desde nuestros lugares, desde nuestro margen de acción, trabajar para construir una sociedad plural, inclusiva y diversa."

AGRUPACIÓN 15 DE JULIO

agrupación 15 de julio | discriminación | derechos humanos | mendoza | comunidad trans | periodismo