¿Quién está en la oscuridad de internet?

La red de redes se muestra como una herramienta neutral a la hora de conectar individuos que están en distintas partes del mundo. Sin embargo, y como reza el dicho popular, las apariencias engañan.

¿Quién está en la oscuridad de internet?

Sociedad Edición U #15 - Esclavos / por Ricardo Sánchez Rico / Publicado el 23 DE OCTUBRE 2016

¿Qué pasa cada vez que ingresamos a internet? ¿Existen personas dedicadas exclusivamente a robar información de correos y redes sociales? ¿Son ciertas las leyendas que relatan la existencia de zonas oscuras dentro de la web donde se puede comprar órganos, comprar drogas para recibirlas en nuestro domicilio o ver online la tortura de una persona?

“La única libertad que tenemos es la de encender o apagar un dispositivo”. Con esas palabras define un reconocido experto mendocino (su nombre se reserva) el margen de maniobra que tenemos los usuarios de internet cada vez que nos conectamos a la web. Es que en el sótano de la red se puede encontrar cualquier cosa.

¿Qué es la Deep Web o internet profunda?

La Deep Web (o internet profunda en español) es una zona de internet donde podemos encontrar todo tipo de páginas y archivos que no están indexados en los buscadores tradicionales (Google, Bing o Yahoo). Es decir que no se trata de un lugar distinto de las páginas que habitualmente usamos, sino que son sitios a los que no es posible acceder desde buscadores comunes. Se estima que representa el 95 % de la totalidad de la red.

¿Qué contenidos aloja la Deep Web?

Cualquier cosa: desde archivos pirateados, consejos sobre cómo suicidarse, sicarios que ofrecen sus servicios, secretos empresariales o de Estado, espías, hackers a sueldo, pedofilia, hasta la transmisión de torturas en vivo.

¿Cómo se relacionan las redes sociales con la información que después es ofrecida en la Deep Web?

Desde que se inicia una sesión, Facebook estudia todos los movimientos de los usuarios como si fueran “su rata de laboratorio”. Se fija en cuáles son sus intereses, movimientos y, por sobre todas las cosas, se queda con todo lo que suben ya que, al crear una cuenta, se aceptan las políticas de privacidad. Esto significa que todas las fotos, propias y de allegados, subidas a la red social pasan a ser de Facebook y la gente no toma conciencia de esto. ¿Mark Zuckerberg tendrá eternamente a Facebook? Un día esa base de datos tendrá un destino incierto y poco deseado por cada uno de los usuarios. Por eso no se está lejos de afirmar que estamos ante el “robo de identidad digital más grande de la historia”. Esto se relaciona con la Deep Web porque esos archivos podrían ser vendidos al mejor postor y usados para diferentes objetivos, muy lejos de aquellos con los que fueron compartidos. Por otro lado, esta red social brinda un cúmulo de datos indispensables a personas que después los aprovechan en la internet profunda, como es el caso de pedófilos y personas dedicadas a la trata. Facebook se ha transformado en una de las principales fuentes de provisión de información para individuos que sacan provecho de la poca precaución que se tiene a la hora de compartir datos personales.

¿Qué se puede hacer ante este panorama?

Fundamentalmente se debe ser precavido en el uso de las redes sociales para evitar el robo de información: no subir fotos de menores de edad, ni de familiares, vacaciones o del domicilio. También hay que evitar todas las aplicaciones que utilicen la geolocalización. No se trata de descartar las redes sociales, sino de tomar conciencia sobre su uso y de acompañar a los chicos en este sentido. Su uso es cada vez mayor y el día de mañana van a ver sus datos en la web, inclusive aquellos que nunca quisieron que fuesen públicos.

sociedad | edicion u 15 esclavos | trata de personas | redes sociales | deep web | internet profunda



Esclavos

La trata de personas sostiene millonarios negocios clandestinos. La situación en Mendoza. El rol de ...