La presión social, un factor que acelera los trastornos mentales

En Argentina, una de cada tres personas ha presentado algún tipo de patología en su vida. La mitad de los casos comienza antes de los 14 años.

La presión social, un factor que acelera los trastornos mentales

Sociedad Unidiversidad Salud / por Mariano Rivas / Publicado el 10 DE OCTUBRE 2018

“Hoy tenemos el avance de las tecnologías, una sociedad cada vez más consumista, en donde la instantaneidad, el hecho de tener ya las cosas y no esperar los tiempos produce al joven una sensación de frustración cuando no logra obtener sus metas rápidamente. Esta idea de proceso, de esfuerzo, de construcción, se ha ido perdiendo un poco”. Este contexto es propicio para la aparición de patologías mentales, según afirmó la directora de Salud Mental y Adicciones, Elizabeth Liberal.

Este 10 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Salud Mental, y Unidiversidad interrogó a la encargada del área en la provincia para indagar sobre el panorama actual. En este sentido, la médica afirmó: “En lo que es problemática de padecimientos mentales con consumos problemáticos y otras patologías es muy grande el incremento que ha habido en los últimos años. Muchísimo”.

En esta misma línea fue Manuel Vilapriño, médico psiquiatra. Vilapriño citó el Estudio Argentino de Epidemiología en Salud Mental, que determinó que el 33 % de la población argentina mayor de 18 años presentó alguna patología psiquiátrica en algún momento de su vida. “Esto que marca el estudio es lo que uno ve en la práctica. Cada vez aumenta más. Con un aumento sostenido de la prevalencia de depresión, de trastorno de ansiedad (....) Y ni hablar lo que es consumo de sustancias”.

Con respecto a las causas, coincidió en que los factores sociales y culturales tienen una gran influencia en el efectivo desarrollo de las patologías. No obstante, Vilapriño subrayó que “tiene que existir predisposición genética individual. Es decir, nadie tiene una depresión y nadie tiene un trastorno de ansiedad así como nadie tiene diabetes o hipertensión de la nada (…) El cuerpo termina respondiendo en función de sus mayores predisposiciones o vulnerabilidades”.

El médico psiquiatra Manuel Vilapriño (Foto de archivo: Victoria Gaitán / Unidiversidad).

Los síntomas comienzan temprano

Antes de los 14 años comienzan a manifestarse los casos de patologías en la mitad de las personas que las padecen. Este dato lo aportó la Organización Mundial de la Salud. En la mayoría de los casos no se detectan ni se tratan.

Vilapriño corroboró que esto ocurre “con los trastornos depresivos, los trastornos de ansiedad, con las psicosis, con la esquizofrenia —la esquizofrenia es una enfermedad que empieza básicamente en la adolescencia—. Sí, la gran mayoría empieza antes de los 20, 25 años”.

Detrás de esta impactante estadística hay una causa: la plasticidad del cerebro a esa edad. El cerebro también está creciendo hasta los 20, 25 años. Y ese estar creciendo significa que es muy plástico pero a la vez vulnerable. Entonces cualquier efecto protector o de riesgo va a terminar impactando y pudiendo dejar huellas”, explicó el médico.

Los hospitales psiquiátricos, cerca de desaparecer

Un proyecto de ley busca que se tengan en cuenta todas las especialidades. El objetivo: evitar la estigmatización de los pacientes.

Una ley anti psiquiátricos, diferentes opiniones

Un proyecto legislativo que ya cuenta con sanción inicial del Senado es aquel que busca terminar con los hospitales monovalentes —aquellos que cuentan con una sola especialidad— e incorporar la atención a la salud mental a los que ya brindan atención integral, como el Hospital Lagomaggiore o el Hospital Central.

Sobre la iniciativa, que persigue terminar con la posible estigmatización que sufren los pacientes de salud mental, la titular de la Dirección de Salud Mental y Adicciones se mostró de acuerdo. “La respuesta que ha tenido el sistema ha sido con los hospitales monovalentes, que han dado una buena respuesta en su momento, pero creo que las cosas hoy se han modificado y tenemos acuerdos internacionales donde dicen que esa idea de monovalente ya no funciona”.

En cambio, Vilapriño no vio con buenos ojos el avance de esta iniciativa. Principalmente, sostuvo que la idea es “ingenua” por la cantidad de recursos que implicaría movilizar, y en segundo lugar reparó en que el proyecto descalifica a las instituciones como el Hospital El Sauce y el Hospital Pereyra (institución que él dirigió en el pasado).

“A todos nos va a parecer bien si se pudiera instalar una internación psiquiátrica en los hospitales generales. Pero para eso, los hospitales generales tienen que tener las condiciones adecuadas (…) Hace falta una inversión enorme, y además una inversión enorme para que realmente el paciente esté mejor que en las instituciones especializadas”, manifestó el médico.

“También —agregó Vilapriño— es medio descalificador para las instituciones que trabajan bien con los pacientes con patologías psiquiátricas y que están especializadas. Es como decir que ninguno sirve, y no es así. Realmente hay instituciones que trabajan bien”.

 

En los últimos años se incrementaron las afecciones psíquicas

Lo advirtió Elizabeth Liberal, directora de Salud Mental. Además, la doctora habló sobre el proyecto de ley presentado por la diputada Hebe Casado (PRO), que busca dejar atrás los nosocomios monovalentes ya que estos estigmatizan a las personas que ...

sociedad | salud mental | hospital psiquiátrico | hospital el sauce | hospital pereyra | elizabeth liberal | manuel vilapriño



Mirá también: