Trabajadores de prensa denunciaron despidos y persecución gremial

Integrantes del Sindicato de Prensa de Mendoza denunciaron ante los legisladores de la Comisión de Derechos y Garantías el despido de siete empleados del multimedios UNO, así como el inicio de causas penales a los representantes gremiales. La lucha de los trabajadores comenzó en 2011, cuando la antigua conducción firmó un convenio a la baja.

Trabajadores de prensa denunciaron despidos y persecución gremial

Fotos: Web

Sociedad Unidiversidad por Verónica Gordillo / Publicado el 10 DE OCTUBRE 2013


Los trabajadores de prensa denunciaron ante los integrantes de la Comisión de Derechos y Garantías, los despidos y la persecución gremial por parte de las empresas, especialmente el multimedios UNO que echó a siete empleados e inició causas penales a cuatro representantes gremiales y al interventor de la entidad, designado por la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (Fatpren).

Periodistas, reporteros gráficos y correctores se concentraron en la puerta de la Legislatura, donde dieron a conocer a la ciudadanía mendocina el plan de despidos y persecución gremial que iniciaron los medios masivos de comunicación.

También entregaron una nota a integrantes de la Comisión de Derechos y Garantías y solicitaron que intervinieran de inmediato “por el bien de los derechos laborales y gremiales que asisten a los trabajadores y que la mayor parte del empresariado respeta en la provincia, como mandan las leyes”, según se lee en el texto.

El texto añade que, frente a las protestas originadas por los despidos, la empresa de propiedad de Vila-Manzano desvinculó verbalmente a dos delegados sindicales: Manuel Molina, de Gráficos, y Luciano Grenon, de Prensa. Pero al advertir que no podía echarlos directamente, les inició un proceso de desafuero ante la Justicia Laboral, impidiéndoles volver a sus puestos.

La nota también detalla que el multimedios denunció penalmente a cuatro delegados bajo argumentos falaces, que son Maximiliano Ríos, Cruz Calvet, los ya mencionados Molina y Grenon y al interventor del Sindicato de Prensa de Mendoza, Miguel Iademarco.

La denuncia fue presentada por el Grupo UNO ante la Fiscalía de Delitos Complejos y está en manos de Santiago Garay. Un hecho que llama la atención, teniendo en cuenta que esta unidad fue creada para investigar casos complejos que cobran una gran notoriedad mediática.

“Creemos que el accionar de Multimedios UNO es autoritario, ilegítimo y ataca los derechos que otorga la propia constitución. Por tanto no se pueden permitir este tipo de atropellos que atentan contra los trabajadores”, se expresa en la nota.




Proceso de normalización


La lucha de los trabajadores comenzó en abril del 2011, cuando la anterior conducción del Sindicato de Prensa, liderada por Roberto Picco, firmó un convenio a la baja con el multimedios UNO y diario Los Andes, que desconocía derechos adquiridos.

Periodistas, reporteros gráficos y correctores se autoconvocaron en el colectivo Periodistas en Alerta (PEA) para defender su convenio colectivo histórico, el 17/75. Lograron que el Ministerio de Trabajo no homologara el convenio a la baja, así como la intervención del Sindicato de Prensa de Mendoza, decisión que tomó la Fatpren en su 40º Congreso Extraordinario.

A partir de ese momento comenzó la normalización del sindicato y, en un hecho histórico, se concretó el proceso de elección de delegados de la mayoría de los medios.

En 2012, el cuerpo de delegados, como representantes legítimos de los trabajadores, comenzó a participar en las paritarias.

Este año, y después de llegar a un acuerdo hace un mes, el multimedios de Vila-Manzano despidió a siete trabajadores, inició causas penales a cuatro representantes gremiales y al propio interventor designado por Fatpren.

Los trabajadores no solo denunciaron esta situación ante los integrantes de la Comisión de Derechos y Garantías, sino que también presentaron un escrito en la Subsecretaría de Trabajo que fue recibido por uno de los asesores del organismo, Héctor Salcedo.

El funcionario explicó que analizarán el camino a seguir, que puede ser una audiencia entre las partes, a los efectos de garantizar la libertad sindical.

Los trabajadores de prensa reclaman que las empresas cumplan con lo estipulado en su convenio colectivo, que respeten las categorías previstas en el mismo y que se realicen acuerdos paritarios por actividad y no por medios, como se hizo hasta el 2011.

Actualmente, los medios cumplen solo algunos de los puntos del convenio colectivo, aunque no los referidos a las remuneraciones estipuladas para cada categoría, como tampoco con la escala salarial de Fatpren.

sindicato de prensa de mendoza | grupo uno | mendoza