Ulises, de Joyce, un clásico más vivo que nunca

A poco de que se cumplan cien años de su publicación, la novela del escritor irlandés sigue despertando pasiones encontradas y sumando nuevas traducciones, que confirman un lugar clave en la literatura moderna.

Ulises, de Joyce, un clásico más vivo que nunca

Foto google imagenes

Cultura Unidiversidad por Unidiversidad / Publicado el 02 DE FEBRERO 2018

Existe un año, 1922, que suele ser considerado el annus mirabilis (el año de los milagros) de la literatura moderna. De los muchos libros de peso que se publicaron por entonces, dos resultaron decisivos. La Tierra Baldía, de T.S. Eliot, que dividió para siempre las aguas poéticas, y Ulises, de James Joyce, que hizo estallar antes de tiempo el arte tradicional de la novela del siglo XIX. Sus memorables esquirlas llegan hasta hoy, cuando el libro se acerca al siglo de la vida con la imperturbabilidad de los mejores clásicos.

Joyce (Dublín, 1882-Zúrich,1941), un fanático de las listas y los inventarios que anotaba frases escuchadas al azar para incorporarlas en sus páginas, no era un genio inocente al que le salieran obras maestras porque sí. La escritura de Ulises le llevó por lo menos ocho años y tres ciudades de residencia (Trieste, Zúrich y París).

En un principio fue un cuento que pensó incorporar a Dublineses (1914), su primer y único volumen de relatos, pero pronto la narración fue ramificándose. La historia de una mañana del 16 de junio de 1904 en la vida de Leopold Bloom, un hombre común, resultó ser el atajo ideal para reconstruir de manera obsesiva la ciudad que el mismo Joyce abandonó a los veinte años, volverla universal con un sinfín de guiños y alusiones y, al mismo tiempo, darle vía libre a múltiples modos de narrar. Eso fue Ulises al final del camino. Eso, y muchas cosas más. Por eso, cada 16 de junio, desde 1954 y con epicentro en Dublín (Irlanda), se celebra en todo el mundo Bloomsday.

“Ulises tiene fama de difícil, de ser abandonado antes del final, de complicarle la vida al lector”. Tal vez por eso Borges dijo lo que dijo sobre la novela.

Para detallarnos más el significado de la obra, Unidiversidad dialogó con Patricia Rodón, profesora de Literatura de la Universidad Nacional de Cuyo (UNCUYO), quien expresó su visión de la novela y lo que esta representa hoy para nuestra cultura.  “La obra de Joyce, Ulises, es una de las más importante del siglo XX, ya que Joyce y Virginia Woolf fueron los que introdujeron el discurso de la conciencia, del inconsciente y la influencia del psicoanálisis en la Literatura”.

Además expresó: “Ellos son los que introducen la conocida corriente de la inconciencia, que es una técnica que en la redacción de la obra  transcurre no solamente en el presente sino en sus sueños, inconscientes. Y es precisamente lo que  Joyce hace. Él traduce el inconsciente y lo vuelca en sus palabras sobre la caminata  de Leopoldo Bloom. Esto hace que Ulises sea una literatura ardua, pues en ella transcurre lo lírico, la fantasía”.

Entre las dificultades y lo arduo de la lectura, según indicó la profesora, se cuentan las alusiones a otras obras literarias que, para alguien no tan conocedor, pueden pasar inadvertidas. En las páginas del Ulises hay puentes con La Divina Comedia, de Dante, los Cuentos de Canterbury, de Chaucer, y el Decamerón, de Bocaccio. Esto sin contar la estructura que, desde el nombre, vincula la obra de Joyce con la Odisea de Homero. Lo cual no quita que haga un uso extenso del humor popular más procaz y que acaba con la escena de masturbación femenina más famosa de la Historia.

“Un lector que leyó Ulises goza del mismo prestigio y el mismo deleite que un alpinista que llegó a la cima del Everest. Es la sensación de mirar el mundo desde otro lugar. Pero requiere un esfuerzo muy grande, y entonces implica la felicidad que da el trabajo terminado”, reflexionó Borges. Tal vez eso se festeja cada Bloomsday: la felicidad de haber leído el punto final.

joyce | ulises | literatura | novela | siglo xx |