“Con familiares desaparecidos el tiempo se mira de otra manera”

Así lo expresaron Nino Bonoldi y Mariú Carrera, referentes de familiares de exdetenidos y desaparecidos en Mendoza, al reflexionar en Atardecid@s sobre aquel fatídico 24 de marzo de 1976 al conmemorarse 45 años del golpe de Estado.

Derechos Humanos

Atardecid@s

Derechos Humanos

Señal U

Unidiversidad / Atardecid@s

Publicado el 25 DE MARZO DE 2021

Cuarenta y cinco años atrás, un gobierno militar tomó el control político del país. El resultado: desapariciones forzosas, torturas, apropiación de recién nacidos y la muerte de miles.

Nino Bonoldi, hermano de Adriana Bonoldi, una de las desaparecidas, e integrante de la Asociación de Familiares de Detenidos y Desaparecidos por Razones Políticas y Mariú Carrera, escritora, actriz y referente de familiares de exdetenidos y desaparecidos de Mendoza, reflexionaron en Atardecid@s sobre lo sucedido años atrás, pero desde una perspectiva más familiar.

“Esto nos toca muy de cerca, nosotros hemos perdidos a seres queridos, compañeros y compañeras de militancia, perdimos a nuestros hermanos, en mi caso que perdí a Marcelo mi hermano, mi primer esposo Rubén Bravo. En Mendoza hay unos 200 casos, compañeros que fueron detenidos y desaparecidos. Expresa lo que fue la dictadura: crueldad, genocidio todo perpetuado desde un clan político y económico que estrujara y esclavizara al pueblo. Creo que la vida nos hizo así, hermanos de hermanos y con eso nos fortalecimos”, contó Mariú Carrera.

Numerosas familias de desaparecidos y desaparecidas sufrieron estos cambios radicales que se dieron en la última dictadura Cívico-militar en Argentina, pero Nino muestra que, tras el dolor de lo sucedido, hay que seguir adelante intentando visualizar los crímenes del pasado. “La unión de los familiares fue siempre nuestra principal fuente para poder encontrar alguna respuesta que el gobierno de turno no daba”.

“Nosotros compartimos (en relación a Mariú) la misma historia al tener a nuestros humanos casados. Cuando ellos desaparecen comenzamos un proceso que fue virtuoso porque pasmos del dolor personal a compartirlo familiarmente. Luego esas familias compartieron nuestro dolor a tal punto que se pudo conformar los organismos de los derechos humanos. Con ellos comenzamos a luchar institucionalmente”, expresó Nino.

Para finalizar, Bonalodi sostiene que, con la desaparición de sus familiares y amigos, el tiempo se miden de otra manera. “Este se mide siempre para adelante, debería ser todo lo contrario siempre mirando hacia atrás, pero si miramos para atrás la vida es otra, muy distinta a la de la gente común. Con esta mirada hacia adelante hemos logrado memoria, hemos logrado verdad y justicia. Si bien siguen los desafíos en el presente, estos cuestan”.    

 

mendoza 24 marzo dictadura desaparecidos nino bonoldi mariú carrera atardecids