Ahora, empetrolado

El anterior gobernador volverá, por segunda vez en una semana, a defenderse. Esta vez, por la renovación de una concesión petrolera ocurrida en 2011.

Ahora, empetrolado

Imagen registrada hace una semana en la Fiscalía de Delitos Complejos. Paco Pérez se defendió de una sospecha de enriquecimiento y mañana tendrá que volver pero por una concesión petrolera. Foto Axel Lloret.

Provincial

Crónicas empetroladas

Unidiversidad

Jorge Fernández Rojas

Publicado el 30 DE MARZO DE 2016

En la última semana de mayo de 2011, Paco Pérez debutó como candidato a gobernador ocupando su papel de ministro de Infraestructura al presidir el acto de renovación de la concesión de un área de explotación para la petrolera de capitales nacionales Chañares Herrados. Ahora Pérez fue imputado por la Justicia por “incumplimiento de las obligaciones de funcionario público”. A esto hay que sumarle la acusación que los senadores radicales le radicaron por presunto enriquecimiento ilícito la semana pasada.

El fiscal especial Juan Manuel Bancalari lo imputó porque la empresa no tenía la solvencia financiera y económica para encarar la inversión prometida, “que ascendía a más de 1000 millones de dólares, según consta en el acuerdo avalado por Pérez”, dice MDZ Online. Se dijo en las crónicas de ese entonces que para mantener hasta 2027 la explotación de las dos áreas que Chañares Herrados tiene en Mendoza, la empresa se comprometió a invertir, hasta el final de la concesión, 467 millones de dólares en exploración y desarrollo, aunque ahora se asegura que ese monto se vio aumentado hasta en 1000 millones de dólares por la suba de regalías, también fijada en el contrato.

El punto flojo que encontró el denunciante José Rubio, el abogado experto en temas ambientales y petróleo, fue la falta de cumplimiento con los compromisos asumidos por la firma. Rubio presentó la demanda en noviembre de 2014, según repasa Los Andes este miércoles 30.

En realidad, son cuatro exfuncionarios acusados por el fiscal. Además de Pérez están señalados el exministro de Energía, Marcos Zandomeni, y los exsubsecretarios de Hidrocarburos, Walter Vázquez y Pedro Sánchez. Están apuntados de no haber obligado a Chañares a cumplir las condiciones de la concesión entendida, en especial “los 266 millones de dólares en los primeros cinco años. De ese monto, sólo invirtió finalmente 89 millones”, señala la crónica del centenario.

Un punto aparte son los antecedentes de la empresa, cuyos responsables –en especial un antiguo titular– están vinculados con casos de delitos de lesa humanidad. Esto fue detallado en un informe de 2011 a propósito de la concesión estirada.

El informe de MDZ Online de julio de 2012 reveló esos datos:

“El empresario que hace un año firmó un contrato petrolero cuando Paco Pérez era ministro está acusado del asalto al Policlínico Bancario cuando era miembro del grupo Tacuara, imputado en el asesinato del general Prats en Chile durante el gobierno de Salvador Allende y de haber participado en las guerrillas de la derecha centroamericana. Junto a Héctor Corrés (apoderado y abogado de la firma), condenado y luego amnistiado por delitos cometidos durante la última dictadura cívico-militar, se alzaron con la prórroga de la concesión de explotación petrolera en la provincia de Mendoza hasta el año 2027. Así lo revela el portal Plaza de Mayo. Es Luis Alfredo "Freddy" Zarattini, que hace un año estuvo en Casa de Gobierno firmando como vicepresidente primero y es la cara visible de la empresa Chañares Herrados”, reseñó aquel informe.

 

Mayo de 2011. Momento de la firma del convenio de reconcesión de las áreas petroleras a Chañares Herrados. El ejecutivo de la empresa y los entonces funcionarios de Celso Jaque: Paco Pérez (ministro de Infraestructura y candidato a gobernador en ese entonces) y Walter Vázquez (subsecretario de Hidrocarburos). 

 

Ahora Pérez, consultado por Los Andes, dijo que no sólo él debería estar imputado, sino que también lo debería estar Celso Jaque, exgobernador que firmó el decreto, además de Alejandro Cazabán, exsecretario de la Gobernación, y Fernando Simón, exsubsecretario Legal y Técnico y actual Fiscal de Estado. Estos dos últimos fueron rivales de Pérez en la interna peronista de aquel entonces.

Paco, cuando era ministro, se sinceraba de que él poco tenía que ver con las tratativas de las concesiones petroleras y que todo se definía “en el cuarto piso de Casa de Gobierno”, donde se encontraban los despachos de Jaque, Cazabán y Simón. Sin embargo, él utilizó la firma de ese convenio de renovación de concesión de áreas petroleras para mostrarse ya como candidato peronista a suceder a Jaque en el Gobierno.

paco pérez petróleo concesión chañares herrados