Ambientalismo, una fuerza que puja en Mendoza, pero aún está dispersa

El resultado de las PASO dejó mucho para analizar a nivel provincial. Un dato es que las "terceras fuerzas" suman en sus discursos un fuerte contenido ambiental.

Ambientalismo, una fuerza que puja en Mendoza, pero aún está dispersa

Foto: archivo Unidiversidad

Provincial

Elecciones

Unidiversidad

Ángeles Balderrama

Publicado el 23 DE SEPTIEMBRE DE 2021

Con más de 56 mil votos, el Partido Verde se posicionó como tercera fuerza en Mendoza. En tanto, el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) obtuvo el cuarto lugar y una suma de más de 49 mil votos. Aunque ambas fuerzas políticas son diferentes, en algo coinciden: la defensa del ambiente. Ahora bien, ¿podemos considerar al ambientalismo como una fuerza que movilizó a mendocinos y mendocinas en estas elecciones? Noelia Barbeito, Mario Vadillo, Julio Aguirre y activistas ambientales opinan sobre la temática.

“En Mendoza existe un ambientalismo, pero está disperso. Hay un ambientalismo más duro, que es el de las asambleas por el agua y todo ese tipo de organizaciones que, por lo general, se vinculan más al FIT que a cualquier otra fuerza política. Muchos creemos que buena parte del resultado del Partido Verde tiene que ver con que, frente a la ausencia de opciones más atractivas, se privilegió votar tomando en consideración ese tema”, explicó el politólogo Julio Aguirre a Unidiversidad.

Aunque la temática del ambiente influye especialmente en la juventud, el voto de este sector no se vincula de manera directa con un partido político en específico. Muchas personas que votaron al Partido Verde y al Frente de Izquierda no lo hicieron por el ambientalismo y, a la vez, muchas personas que se consideran ambientalistas no votaron a esas fuerzas.

Para Ludmila Videla, ecofeminista e integrante de la Asamblea por el Agua de San Carlos, en las últimas elecciones, el ambientalismo no fue una fuerza que movilizara a gran parte de mendocinos y mendocinas. Sin embargo, remarcó que la lucha por la ley 7722 sí representó una “marea ambiental”.

“En Mendoza hay una gran conciencia ambiental sobre el cuidado del agua, y creo que lo que sí movilizó a los mendocinos fue esta lucha, especialmente en diciembre de 2019. Pero la palabra ambientalismo es mucho más amplia y viene de la mano de otras cosas, como la defensa de un modelo más sano, justo, sin agrotóxicos, sin monocultivos. En estas elecciones, creo que lo que vimos fue una especie de voto castigo por la traición de las grandes cúpulas, pero creo que la salida no es votar partidos que propongan solamente políticas ambientales”, expresó Videla. 

Si bien en Europa existen los partidos verdes que mantienen un programa ecológico, para Aguirre, en Argentina no hay una plataforma similar y, hasta el momento, tampoco se produce un clivaje significativo en pos del ambiente: “En términos electorales, el ambiente no es un tema que divide las aguas todavía, pero sí está instalado, especialmente en la juventud”. “Luego de lo que pasó con Ramón en Protectora (ver acá por qué se rompió Protectora), el Partido Verde ha intentado capitalizar ese tema y se reinventaron después de lo que sucedió con la 7722. Pero de ahí a decir que son un partido ambientalista, creo que falta un poco”, agregó el analista político.

 

¿Un voto por el ambiente?

Mario Vadillo, candidato a diputado nacional por el Partido Verde, indicó que el tema de “lo verde” viene en crecimiento y se expresa desde abajo hacia arriba. “Al tener más del 90 % de los candidatos que tienen menos de 40 años, el impulso ambiental viene marcado por la juventud”.

“Creo que la 7722 fue un momento crucial en el que los jóvenes, que no miraban la política, se dieron cuenta de que una cúpula de gobierno de partidos mayoritarios en un mismo día podían sacar una ley que protegía el agua de Mendoza. Ahora, el FIT ha tomado una misma posición ambiental y en eso no tenemos diferencias. Nuestro lema es que no hay justicia ambiental sin justicia social, pero nosotros creemos que existe la democracia y no promovemos la lucha armada”, expresó Vadillo a Unidiversidad.

En términos generales, el candidato a diputado nacional posicionó a la juventud como la principal protagonista en el éxito de las elecciones. “Yo encabezo un movimiento, pero es impulsado desde abajo”. Sin embargo, Silvia Vázquez, presidenta y fundadora del Partido Verde en la Argentina, remarcó que hay un reconocimiento a una coherencia que han tenido tanto Vadillo como Romano en sus bancas, en la defensa de los intereses de los mendocinos y mendocinas.

“Eso tiene un impacto grande en el electorado y, por otro lado, también expresa un reconocimiento que hay en una creciente conciencia en la ciudadanía de la importancia del cuidado de nuestros bienes naturales”, agregó Vázquez a CNN Radio Mendoza.

Por su parte, Noelia Barbeito, candidata a diputada nacional por el Frente de Izquierda y de los Trabajadores, destacó que en Mendoza sí existe una fuerza ambientalista, pero que no se ve reflejada a nivel electoral. “Con la pueblada de 2019, la mayoría de la población de Mendoza se manifestó a favor del ambiente, pero se abre otra discusión sobre si esa conciencia es uniforme para expresarse políticamente. Yo creo que no”, afirmó.

“A nivel nacional, las expresiones más fuertes se dieron en Mendoza y Chubut, e hicieron conocer a todo el país lo que sucedía con la megaminería. Por eso, para nosotros es muy importante avanzar con leyes y proyectos que den garantía de protección ambiental. Las problemáticas ambientales que vivimos son una falta de decisión política: en campaña se habla de sustentabilidad y se ve a los candidatos entregando semillitas, pero a la hora de definir las políticas, se propone el extractivismo como salida a la crisis”, selló la candidata.

partido verde analisis de la tercera fuerza ambientalismo mendoza frente de izquierda