Arte y Memoria, caras y contracaras en Mendoza

Dos acontecimientos artísticos con disímiles desenlaces, puestos en paralelo, recuerdan aquí dos sucesos tristes de la historia reciente de Argentina y Mendoza, como si fuera una vidriera.

Arte y Memoria, caras y contracaras en Mendoza

Escribe el Lector Unidiversidad por Jorge Fernández Rojas / Publicado el 30 DE SEPTIEMBRE 2014

"Dúo Daniel Rodríguez-Ignacio Montoya Carlotto. Este dúo conformado por guitarra y piano, respectivamente, realiza un repaso de algunos de los más renombrados tangos de la guardia vieja, arreglados especialmente para esta particular formación, que encuentra como ícono fundamental el dúo conformado por Horacio Salgán y Ubaldo de Lío, referencia obligada. Tangos como 'Comme il faut', de 1940, de Eduardo Arolas; 'Gran Hotel Victoria', de Feliciano Latasa; 'Danzarín', también del 40, de Julián Plaza, y algunos de los clásicos de Aníbal PichucoTroilo, conforman un repertorio tanto para escuchar detenidamente una búsqueda cercana al lenguaje de don Horacio, como para tentar a algún bailarín a que presente sus argumentos sobre la pista".


Viene Guido

La información es parte de la gacetilla de prensa que distribuyó esta semana el área de prensa de Godoy Cruz, que traía consigo un dato llamativo. Uno de los músicos que actuarán en el ciclo San Vicente Tango es ni más ni menos que Ignacio Guido Montoya Carlotto, el recientemente recuperado nieto de la presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo.

El músico actuará el sábado en el Teatro Plaza y su presentación tendrá toda la carga emotiva de su retorno a la familia genuina que lo buscó durante 36 años, tras el asesinato de sus padres durante la última dictadura cívico-militar. Guido, tal como lo llamó su madre, fue revelado como el nieto 104 hallado por la entidad que preside su abuela. El 5 de agosto de 2014 será recordado como un día histórico. 


Contracara

Inmediatamente se activó el GPS de la memoria inmediata y, por contraposición, me llevó al 24 de marzo de este año, el Día de la Memoria. La remembranza histórica por el golpe de Estado del 76 genera una agenda de actividades artísticas alusivas.

Ayer retomé lo que escribí para esa fecha en el sitio AgendaloMza y lo que pasó también con las actividades organizadas por el Municipio de Godoy Cruz. “Justo para el Día de la Memoria, al Pelado Cordera el pasado le pasó factura”, fue el título de aquella crónica.

Al final el músico no participó de los actos por la Memoria en Godoy Cruz porque le iban a embargar el cachet como parte de pago de las costas del juicio por el accidente ocurrido en el recital de la Bersuit en 2003 en el Estadio Pacífico, por el que un chico terminó en estado vegetativo.

El noviembre del año pasado, la Corte local ratificó la sentencia que obliga a los músicos y al club General San Martín a resarcir a la víctima y a la familia con 1,8 millones de pesos.  

La Municipalidad de la Capital pagó la indemnización; el intendente de entonces, Víctor Fayad, anunció que pagaría a la familia y que por ello suspendía la Fiesta de la Vendimia de la Capital.

Visto en retrospectiva, el caso Gustavo Cordera dejó un sentimiento contradictorio hacia él, que se había ganado una imagen combativa con la Bersuit y su canción “Se viene el estallido”, convertida en un himno de protesta en la época de la debacle del 2001.

Cordera este año priorizó su bolsillo antes que cumplir con el resarcimiento que le impuso la justicia. Por más que él diga que quiere pagar la parte que le corresponde, la sensación que dejó fue de frustración.


Síntesis de dos recuerdos

Terminé contemplando la imagen pobre que dejó Cordera con su evasión artística por plata y por el chico sanrafaelino que aún permanece en estado vegetativo. 

Afortunadamente, me dije, con la aparición de Guido se renovó la esperanza. Los mendocinos lo veremos y lo escucharemos como el músico y nieto de Estela, sin ninguna contradicción. Aunque la deuda de Cordera nunca sea saldada. 


cordera | guido | carlotto | memoria | nieto | bersuit


Fuente: Edición UNCUYO