Cambiar el paradigma de la gestión menstrual con toallitas de tela y copa

Emprendedoras mendocinas que fabrican ambos productos contaron cómo funcionan estas herramientas para que la mujer recupere una menstruación consciente, ecológica y económica.

Cambiar el paradigma de la gestión menstrual con toallitas de tela y copa

Foto: Bendita tu eres

Sociedad

Unidiversidad

Laura Zulián

Publicado el 26 DE JULIO DE 2019

Las toallitas de tela y la copa menstrual llegaron para cambiar el paradigma sobre la menstruación y desterrar mitos, tabúes y estigmas sobre la sangre de las mujeres. También son un terreno fértil para emprendedoras que, además de concientizar sobre el uso de estos dos productos, los producen y comercializan.

Micaela Grilli, creadora y gestora de las toallitas de tela Bendita tu eres, contó a Unidiversidad cómo fue su paso de los descartables a la tela y cómo cambió también su forma de menstruar y su relación con su útero y su sangrado. La emprendedora brindará, además, un taller sobre salud menstrual el sábado 10 de agosto junto a Guillermina Mucarcel de Raíz de Luna.

“La idea del taller es conocer nuestra sangre y nuestro útero. Qué pasó histórica, social y políticamente que hemos llegado a este punto, para poder identificar cómo influye la naturaleza en nosotras, poder identificar que somos cíclicas, nuestra relación con la naturaleza, con la luna, a conocer sobre nuestro útero, sobre nuestra sangre, a conocer qué ocurre en el plano físico, emocional y energético. A esto llamamos consciencia menstrual”, explica.

Micaela cuenta que en 2012 fue mamá y que a partir de ahí nació su necesidad de retomar la armonía con la naturaleza y empezó a transitar el camino de la energía femenina y de la sanación del útero. 

Inflación que no se ve: cuánto gastan las mujeres por la menstruación

Sociedad Unidiversidad por Unidiversidad / Florencia Martínez del Rio / Publicado el 24 DE MAYO 2019 La menstruación, además de seguir siendo un tabú para muchos, es un factor más de desigualdad social y económica. Es que una mujer que menstrúa debe desembolsar una gran cantidad de dinero para acceder a los productos de higiene específicos para este ciclo.

“Cuando va a llegar mi menstruación después de dos años en los que di la teta, me doy cuenta de que de ninguna manera podía volver a recibir mi sangre en ese material descartable, ya sabía que existían las copas, las toallitas de tela y no había mucha movida, entonces decidí empezar a investigar sobre esto y hacer toallitas de tela para mí, me empezaron a pedir y se hizo cada vez más grande el proyecto de las toallitas de forma comercial”, comenta sobre su marca Bendita tu eres.

Emiliana Segatore es una de las creadoras de la copa mendocina, la Eco copa, que fabrica desde hace ocho años junto a su socia, María Paula Ríos, y que también es una forma de gestión natural, más económica, ecológica y consciente de la menstruación. 

La copa que fabrican está hecha con silicona importada y en el país la industrializan, es decir, le dan la forma. Emiliana cuenta que su marca tiene tanto certificación de calidad de la silicona como de la producción.

Ecología, salud y consciencia

Micaela Grilli explica que en este proceso de cambio hacia formas de recibir la sangre sin plásticos ni descartables se ponen en juego tres conceptos: el ecológico, la salud y lo emocional.

“Detenemos los descartables y la cantidad de basura que generamos, un descartable tarda 500 años en degradarse, se supone que una mujer usa entre 8 y 10.000 toallitas en su vida menstrual, así que por un lado cuidamos el planeta”, comenta Micaela.

El otro punto tiene que ver con la salud porque los descartables tienen muchos tóxicos. “Todo lo que mejora el funcionamiento de la toallita es hecho con químicos y generan mucha irritabilidad y provocan desde desequilibrios leves porque modifican el ph”, agrega.

Por el último, hay un aspecto que tiene que ver con lo emocional y con un plano más sutil, con la reconexión de la mujer con su cuerpo y su útero. “Al empezar a contactarse con la sangre, que ha sido tan demonizada y tan castigada, de una forma más amorosa hace que la mujer se reconcilie con su cuerpo y ahí muchas incomodidades que estaban ocurriendo sintomatizando el silencio sobre su cuerpo, empiezan a desaparecer y empieza a aparecer la reconciliación de la mujer con su útero, todo lo que ocurre en el mes de la mujer se manifiesta después en el sangrado”, explica.

En primera persona

Carolina Morales (25), periodista de Unidiversidad y Señal U, contó cómo ha sido su experiencia con la copa en estos dos años que lleva usándola.

“Elegí cambiar porque me parecía lo más ecológico y rentable con respecto a los usos que yo hacía con mi higiene personal. No fue difícil usarla, estaba abierta al conocimiento y la práctica, vi videos y me informé. Cuando me acostumbré,  cambió todo, la forma de ver mi propio proceso menstrual y la concientización al respecto”, comentó.

Sobre si la recomendaría, Carolina no dudó al respecto. “Sí, sin dudar, es ecológica, te ayuda al proceso y dura menos días. Tenés menos dolor, estás más libre a actividades que por ahí te inhibías, rompe con muchos estigmas y tabúes”, agregó.

 

menstruación copa toallitas menstruar