Codes: las médicas, acusadas de matar adrede o por desidia

Ahora las imputaron por homicidio simple con dolo eventual, que tiene una pena de entre 8 y 25 años de prisión.

Codes: las médicas, acusadas de matar adrede o por desidia

Una de las tantas manifestaciones frente al Hospital Español cuando Guadalupe peleaba por su vida. Foto publicada por Los Andes.

Provincial

Guadalupe Codes

Unidiversidad

Unidiversidad / Juan Stagnoli

Publicado el 03 DE FEBRERO DE 2016

Finalmente se concretó la imputación contra las médicas Andrea Piatti y Viviana Bacciedoni en la causa que investiga la muerte de Guadalupe Codes, en noviembre de 2015. Hoy 3 de febrero a la mañana, el fiscal Horacio Cadile acusó a las dos profesionales de homicidio simple con dolo eventual, que tiene una pena de entre 8 y 25 años de prisión.

En diciembre de 2015 Cadile había intentado notificarlas, pero las acusadas se negaron porque se “sentían intimidadas” por la familia de la víctima. Además, la particularidad es que ya pesaba sobre las dos mujeres la carátula de homicidio culposo, que tiene una pena de un año a cinco años de prisión, según explicó a los medios de comunicación el abogado de la familia Codes, Pablo Cazabán.

La diferencia entre una carátula y otra, además de repercutir directamente en la pena que puede pesar sobre las imputadas, radica en la intención al cometer el ilícito.

En el caso del dolo eventual, las médicas le suministraron a Guadalupe la droga vincristina, un medicamento oncológico neurotóxico, por la médula ósea. Ese remedio solo podía ser colocado vía endovenosa. Si bien no tenían la intención de matar a la pequeña paciente, al darse cuenta del error lo siguieron y no avisaron a tiempo para intentar revertir la situación, sabiendo que el suministro podía dañar a la niña.

En el caso de homicidio culposo, Piatti y Bacciedoni tendrían una pena menor, porque las acusadas no tendrían la intención de matar a Codes.
 

Cronología del caso

El 24 de agosto de 2015, Guadalupe Codes ingresó al Hospital Español de Godoy Cruz para iniciar un tratamiento contra la leucemia. En ese lugar, la doctora Andrea Piatti le suministró a Guadalupe la droga vincristina, que provocó la pérdida de sensibilidad de la pequeña hasta dejarla cuadripléjica. El 28 de agosto la niña fue trasladada al Hospital Pediátrico Humberto Notti e internada en terapia intensiva.  

El 11 de septiembre la doctora y jefa del servicio de Hemoterapia del Hospital Español, Viviana Bacciedoni, quedó imputada por lesiones culposas. El 15 de ese mes, la Oficina Fiscal N°2 de Godoy Cruz le comunicó a Andrea Piatti, residente de ese nosocomio, que estaba imputada por lesiones culposas graves.

Una de las tantas imágenes de la niña víctima de la mala praxis médica.

 

Dos meses después, en noviembre, el padre de la menor dio a conocer que la pequeña tenía muerte cerebral. El hospital Notti desmintió esa información, pero aseguró que seguiría internada en terapia intensiva en coma no inducido.

El 20 de noviembre a las 11.05 Guadalupe Codes falleció en el Hospital Notti. A través de un comunicado de prensa, el sanatorio indicó que "durante su internación la pequeña fue atendida por un equipo multidisciplinario integrado por intensivistas pediátricos, hematólogos, neurólogos, clínicos, entre otros especialistas".

En ese momento, los padres de Guadalupe criticaron el accionar de las doctoras. “Le colocaron intratecal (en la médula) un medicamento oncológico, altamente neurotóxico, llamado vincristina, que debe ser suministrado únicamente por vía endovenosa. Dicho 'error', como me dijo la doctora, le ha ocasionado a mi hija una cuadriplejia, por lo que fue internada en terapia intensiva, conectada a un respirador y luchando por su vida”, denunció la madre de la niña en una conferencia de prensa el 21 de noviembre.

El 11 de noviembre la familia Codes aseguró que la niña tenía muerte cerebral.

Ese mismo día, el abogado de la familia Codes aseguró: “Todo el mundo sabe que debe ser suministrada de forma intravenosa la droga, y no en la médula. Incluso, aparentemente había otra médica que acompañaba a quien inyectó a Guadalupe, ella notó el error e interrumpió la aplicación cuando se había inyectado el 40 % de la droga”. En ese momento aclaró que si la aplicación se hubiera continuado de manera incorrecta hasta el final, el desenlace hubiera sido “más trágico”.

El 29 de diciembre el fiscal Cadile intentó notificar a las doctoras, pero estas se negaron a recibir la imputación porque, según dijeron, se sentían intimidadas por la familia de Guadalupe. En ese momento el magistrado aceptó la solicitud y pospuso la imputación para febrero. Esa notificación se realizó hoy.

guadalupe codes notti hospital español