Cornejo y Lifschitz: contrapunto por la Boleta Única

El mandatario provincial aseguró que el sistema que propone la Nación se aplicará en Santa Rosa. El santafesino lo calificó de "apresurado".

Cornejo y Lifschitz: contrapunto por la Boleta Única

El mandatario aseguró que es necesario avanzar en la implementación de la boleta electrónica. Foto: Prensa de Gobierno Mendoza

Provincial

Voto electrónico

Unidiversidad

Juan Stagnoli

Publicado el 17 DE NOVIEMBRE DE 2016

El gobernador Alfredo Cornejo y su par de Santa Fe, Miguel Lifschitz firmaron un acuerdo para reafirmar los lazos de colaboración turística entre las provincias. La presencia de los dos mandatarios en la misma reunión motivó distintas preguntas y una de ellas fue la media sanción del proyecto para modificar el régimen electoral que incluye la aplicación de la Boleta Única Electrónica. La pregunta generó el contrapunto de lo que parecía un acuerdo de cooperación. 

El primero en hablar fue el dirigente santafesino. Explicó que en su provincia se aplicó el sistema de boleta única papel y que en el caso de la boleta digital (uno de los puntos del proyecto que propone Mauricio Macri) implica la utilización de la tecnología por lo que debe ser desarrollado en consenso para evitar errores e inconvenientes. Argumentó que en otros países han existido casos donde el sistema falló y los dirigentes tuvieron que dar marcha atrás. “Nos parece un debate amplio, pero tratar de imponerlo en todo el país en un periodo de análisis tan corto nos parece apresurado”.

El contexto de estas declaraciones fue la reunión que mantuvo  el presidente Mauricio Macri con los gobernadores peronistas el martes 15. La idea del presidente es que los jefes provinciales presionen a los legisladores y den el voto afirmativo al proyecto. En el Senado, Cambiemos no tiene mayoría por lo que necesita negociar para avanzar en su implementación.

Cornejo -que forma parte del equipo de Cambiemos a nivel nacional- explicó que los senadores Pamela Verasay y Julio Cobos, ambos de la UCR, apoyarán la iniciativa que propone el oficialismo nacional. Explicó que a pesar de que no hay consenso sobre la tecnología que se quiere aplicar, muchos funcionarios de la oposición se “escudan” en este punto para no dejar avanzar el debate. 

En este punto Cornejo se alejó de Lifschitz y aseguró que el sistema ha sido exitoso en las elecciones donde se aplicó (Buenos Aires, por ejemplo) y que la prueba piloto en Mendoza será en las elecciones primarias de Santa Rosa el 11 de diciembre. “La Junta electoral licitó el sistema. No es tanto lo que opinamos sino lo que hacemos porque si se abaratan los costos del sistema tecnológico será una ventaja”, sentenció.

Entre la deuda y la administración

El mandatario se mostró satisfecho por la aprobación del presupuesto 2017 en Diputados y reafirmó las críticas a la oposición. Con la pauta de gastos bajo el brazo Cornejo explicó que cuando era parte de la oposición no le aprobó el presupuesto al peronismo porque eran malos administradores y querían tomar deuda a tasas muy altas.

En contraposición, en 2016 la provincia  se endeudó para pagar “todo lo que no se había pagado”. “Dieron el endeudamiento. No se lo dieron a este Gobierno. Se lo dieron a todos los mendocinos”, espetó el mandatario. Para esto, el jefe provincial argumentó que está al día con la coparticipación, que no les debe nada a los municipios y que incluso pagó el canon extraordinario de Repsol que no se liquidaba desde la gestión de Celso Jaque. "No tienen grandes argumentos para negar un endeudamiento", concluyó.

provincial mendoza cornejo bue lifschitz