Cosmética natural: una alternativa sustentable, pero con inconvenientes para dejar el envasado de plástico

Quienes se dedican a fabricar estos productos de higiene y cuidado de la piel buscan alternativas para usar menos este material que tarda años en degradarse, pero se encuentran con demandas externas difíciles de cambiar. Qué pueden hacer las y los consumidores.

Cosmética natural: una alternativa sustentable, pero con inconvenientes para dejar el envasado de plástico

Imagen: freepik

Sociedad

Medio ambiente

Unidiversidad

Florencia Hernández

Publicado el 10 DE MARZO DE 2022

La industria de la cosmética natural está a la orden del día y en la provincia de Mendoza hay varias tiendas artesanales que ofrecen todo tipo de productos. La creencia popular es que, al usar este tipo de artículos de higiene, limpieza y cuidado de la piel, automáticamente, se está ayudando al ambiente. Sin embargo, si bien alcanza para generar un cambio, queda un largo camino por recorrer, ya que aún falta tomar conciencia sobre el uso y reutilización de sus envases por parte, sobre todo, de las y los consumidores.

Si bien la intención de quienes producen este tipo de artículos tiene un impacto positivo, hay algunos puntos de la cadena que les es difícil cambiar, como, por ejemplo, el uso del plástico. Este material tan controversial suele ser difícil de evitar debido a la practicidad que aporta a la hora de envasar un artículo. Entonces, si estos cosméticos siguen teniendo empaque de plástico, ¿realmente pueden ayudar a disminuir la contaminación de la industria cosmética?

Los artículos de limpieza personal fabricados en masa suelen contaminar bastante, no solo por los plásticos. En sus fórmulas, suelen tener ingredientes que no son buenos para el ambiente y, en el caso del champú o las pastas de dientes, pueden terminar contaminando el agua. En cambio, los productos de origen natural tienden a no provocar este tipo de efectos, ya que los ingredientes pueden ser filtrados en el agua con mayor facilidad.

En este punto, los cosméticos naturales sí tienen un beneficio para con el ambiente, pero en el tema de empaques, no pueden avanzar mucho por limitaciones del mercado. Rocío, dueña de la tienda Panambí, se encarga de hacer sus propios productos, pero se encontró con la imposibilidad de dejar de usar plástico. Aseguró que el uso de envases de vidrio en artículos de baño no suele ser recomendable, sobre todo porque pueden romperse y lastimar a alguien.

Por eso, en ese tipo de productos, se ve obligada a seguir usando botellas plásticas, aunque ha buscado darle una solución al uso de ese material. Su idea fue armar una política de retorno de las botellas para que luego sean desinfectadas y vueltas a usar. El problema es que no mucha gente se compromete, a pesar de que se los ofrece un pequeño descuento en la próxima compra.

Al no tener una responsabilidad por parte de quienes usan los artículos, hay una parte fundamental del uso de estos productos que queda desatendida. Con esto, por más que la formula sea más amigable con el ambiente, continúa contaminando de forma similar a lo que se haría usando productos de marcas reconocidas.

Este compromiso no tiene que ser necesariamente muy complicado; de hecho, si no se puede retornar la botella a la tienda, hay otras opciones. Tania Bilbao, coordinadora del programa de Educación ambiental del Instituto de Ciencias Ambientales de la UNCUYO, comentó que en la provincia hay varios puntos verdes de recolección de plástico donde se suelen ayudar a reciclar más que nada botellas de PET (de polietileno tereftalato), que, por lo general, son las más usadas por las tiendas de productos naturales.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de ICA UNCUYO ???? (@ica_uncuyo)

Solo es cuestión de separar los envases cuando se termina su contenido y depositarlos en los contenedores que se encuentran en varios departamentos de la provincia y en la misma Universidad Nacional de Cuyo. Además, quienes viven en Godoy Cruz o en Capital cuentan con la ventaja de tener recolección diferenciada y ni siquiera deben movilizarse para desechar los envases responsablemente. Experiencias similares se llevan adelante en Luján de Cuyo y San Martín.

Luego, estos plásticos son reutilizados para hacer posible una menor producción de este material. María Belén, del proyecto “Botellas de Amor”, contó que el plástico puede ser usado para crear diferentes artículos, como madera plástica o ladrillos para la construcción. Para ella, lo esencial es dejar de usar el material en exceso y en forma que no son necesarias, como los plásticos de un solo uso.

De esta manera, para las entrevistadas los productos de cosmética natural sí son más amigables con el ambiente que los industriales, incluso si aún usan plástico, sobre todo, porque no hacen un sobreuso del material y tratan de dar alternativas para su reciclaje. El objetivo es que la gente tome conciencia de lo que se usa y todo lo que debe tener en cuenta a la hora de adoptar hábitos más naturales.

ambiente residuos plásticos sirve la cosmética natural