Detección temprana, la herramienta central para disminuir el bullying en las escuelas

Argentina se ha transformado en el segundo país de América Latina con mayor cantidad de denuncias por ciberacoso. "Hay que entender que si la convivencia no está siendo feliz, alguien puede salir lastimado”, dijo María Zysman, presidenta de la asociación Libres de Bullying.

Detección temprana, la herramienta central para disminuir el bullying en las escuelas

Foto: nocookie.net

Sociedad

Bullying

Unidiversidad

Unidiversidad/ Ángeles Balderrama

Publicado el 29 DE NOVIEMBRE DE 2021

El bullying en las escuelas y el ciberbullying crecen cada día más. Según un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), los casos de ciberbullying se incrementaron casi el 50 % durante los últimos 18 meses como consecuencia de la pandemia. Además, Argentina se ha transformado en el segundo país de América Latina con mayor cantidad de casos. María Zysman, licenciada en Psicopedagogía y presidenta de la asociación Libres de Bullying, explicó a Unidiversidad que el panorama es “muy complicado” y que la detección temprana es central para disminuir los casos de acoso escolar.

“En Argentina, estamos como en la mayoría de los países, muy complicados, y existe una dificultad para frenarlo a tiempo. Desde Libres de Bullying, nosotros pensamos que no hay que esperar que un chico esté sumamente aislado, sumamente lastimado o que no quiera ir a la escuela porque los inicios del 'bullying' se ven claramente y están relacionados con la humillación y el maltrato”, afirmó Zysman, que se especializa en "bullying", autismo, trastornos generalizados del desarrollo, déficit de atención y trastornos de aprendizaje.

En este contexto, para Zysman, detectar los primeros signos de acoso es la herramienta clave para disminuirlo. “Se ve en las escuelas y clubes, los chicos se apagan cuando se quieren meter debajo de la mesa y pasar desapercibidos, están irritables, o entrás al aula y sentís que el clima se corta. Hay muchos indicios como para darle la entidad que tiene, pero no por llamarlo bullying, sino porque hay que entender que la convivencia no está siendo feliz y que, si esto existe, alguien va a salir bastante lastimado”, detalló.

Una investigación realizada por el Centro Internacional para la Promoción de los Derechos Humanos (Cipdh) de la Unesco remarca que Argentina se convirtió en el segundo país, después de México, con mayor cantidad de denuncias por ciberacoso. En concreto, el 80 % de las víctimas de bullying virtual son niñas, a diferencia de lo que ocurre con el hostigamiento presencial, en el que el 60 % se corresponde con varones.

“En el mundo, hay derecho a ser débil, a no saber, a dudar, a ser flojos, a que no nos guste lo mismo que al otro, y tenemos derecho a pedir que se respeten nuestros derechos; si no, los chicos a veces intentan cambiar y tratan de ser más sociables, más fuertes, más flacos, y no pasa por ahí. Nosotros no tenemos que buscar que los grupos sean homogéneos para que el 'bullying' desaparezca; todo lo contrario, tenemos que trabajar por un mundo en el cual haya espacio para todos”, agregó la psicopedagoga.

Por este motivo, las capacitaciones y sensibilizaciones con escuelas y familias resultan un elemento clave que permite “estar alerta” frente a nuevos casos de acoso, tanto en clases virtuales como en la escuela presencial. En ellas, se debe evitar “el linchamiento”.

Hay una palabra que resume esto: la confidencialidad. Es decir, hay que atender el tema, pero sin humillar a ninguno de los participantes. Nosotros tenemos que enseñar a no humillar y eso se tiene que hacer sin exponer ni linchar a nadie, con escucha y entendiendo los puntos de vista de cada uno. Obviamente, cuando hay una situación de desequilibrio de poder o desventaja, nuestra primera mano va a ser hacia quien está tirado en el piso, pero también hay que entender el contexto porque, si no, no vamos a lograr resolver nada”, explicó Zysman.

 

Bullying: la otra cara de la moneda

Aunque no se trata de justificar ningún hecho de violencia, el acoso se realiza por una persona o grupo de personas hacia otra u otras. En este contexto, “si hay un chico o una chica que necesita aplastar al otro para encontrar su propio lugar, algo le está pasando”.

“Muchas veces son chicos que fueron hostigados en otro contexto y comienzan a hacerlo para quedar a salvo. También son chicos que en la escuela buscan mostrar que algo les pasa porque saben que allí alguien los mira. Esto no significa justificar ninguna violencia, sino comprenderla, intervenir y trabajar para que no se vuelva a repetir”, dijo la presidenta de la Asociación Libres de Bullying.  

Frente a la detección de posible caso de bullying, es preferible “escuchar y no dar consejos”. “A veces sirve dar consejos, pero sirve mucho más escuchar qué es lo que nos dice nuestro hijo o hija, tratar de acompañar sin criticar lo que hizo”.

“Como madres o padres, muchas veces tratamos de resolverles las cosas a los hijos y les decimos: ‘Vos tendrías que haber hecho esto’ o ‘No le des bolilla’, quizás recursos que a nosotros nos servirían, pero tal vez a él no”, comentó la especialista.

 

Bullying y emociones en la UNCUYO

Con una clase abierta al público que no tendrá costo, la Universidad Nacional de Cuyo inaugurará su nueva propuesta de posgrado sobre Emociones en Educación. Para ello las Facultades de Filosofía y Letras y de Educación convocaron a María Zysman para abrir la Diplomatura.

En el primer encuentro, Zysman dictará el taller teórico-vivencial “La emoción de educar”. Estará abierto al público y especialmente destinado al personal de los servicios de Asesoría Pedagógica y Orientación de escuelas primarias, secundarias y unidades académicas de la UNCUYO; es decir, los inscriptos en la primera cohorte de la Diplomatura que autoridades universitarias decidieron priorizar para cursar esta propuesta de posgrado. Durante los primeros meses de 2022, se abrirá la inscripción a la segunda cohorte.

“Poder pensar el 'bullying' en relación con las emociones que tenemos todos y que se ponen en juego en las escuelas y todos los espacios que compartimos es sumamente importante para poder pensar y diseñar estrategias de prevención, de intervención, de protección. Se trata de poder entender el vínculo que hay entre lo emocional y la puesta en juego de los chicos y chicas en las escuelas, cuando se arman estructuras de 'bullying' o de 'ciberbullying' en redes sociales”, adelantó Zysman sobre su ponencia.

La cita es el sábado 4 de diciembre a las 9 en el Aula Este-Oeste de la sede centro de la Facultad de Educación, en Sobremonte 81 de la Ciudad de Mendoza. Las personas interesadas podrán inscribirse en el formulario online, ya que los cupos son limitados.

bullying en argentina qué hacer frente a un caso de bullying cuáles son las cifras de ciberbullying